MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

miércoles, octubre 13, 2010

Ataturk, un hombre en mi nevera (Vacacionzacas en Estambul 5/5)


Atatürk está en todas partes. Juanma Iturriaga contaba en su blog durante el mundial de baloncesto que en Turquía el aeropuerto se llama Atatürk, los polideportivos se llaman Atatürk, los estadios de fúltbol se llaman Atatürk...

Lo que no contó Iturriaga es que el padre de la patria turca tiene los ojos claros, elegancia natural y porte de galán de cine. A mí, obviamente, me encantó (1).

Durante mi estancia en Turquía descubrí que aquel señor tan sexi que lo empapelaba todo era un héroe nacional, un soldado, un estratega, un estadista, un defensor del laicismo y un europeista. Y que dio el voto a las mujeres en 1934.

Luego el Hombre Malo me contó ejemplos de lo listo que era. Como que para que las mujeres dejaran de usar el velo, en lugar de prohibirlo lo hizo obligatorio para las prostitutas... así que las no prostitutas dejaron de llevarlo.

El caso es que lo amo y por eso tengo que ir a casa de los niños (mi ex casa) a recuperar la postal de Mustafa Kemal Atatürk que compré en Estambul para ponerla en mi nevera.

Es eso o parar los relojes de mi casa en las nueve y cinco (2).

(1) Este post lleva la etiqueta de "política chunga" y va de que Atatürk está bueno. Si quieren un análisis histórico-geopolítico sesudo, busquen en otro blog.

(2) Atatürk fumaba como un carretero y bebía raki (básicamente, anis) en cantidades industriales. Murió de cirrosis a los 58 años. Todos los relojes de los palacios y museos del país marcan las 9:05, la hora de su muerte.

11 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Ohh, un hombre de los extintos. Tienes que ver otra vez "El Viento y el León", no tiene mucho que ver peeerooooo...

javi dijo...

Con sus luces y sus sombras, pero un gran tipo el Ataturk.

(De repente me han dado ganas de volver a ver Gallipoli.)

molinos dijo...

Un hombre de traje y con corbata siempre gana.

toayita dijo...

Niña, se han echado mucho de menos tus posts :)
Con estos cinco has conseguido que me den ganas de ir a Estambul :)
Besos!

Euclides dijo...

No me parece suficiente para que lo pueda calificar de hombre admirable. Pienso en los cientos de miles de muertos que produjo, aunque es cierto que fue en una época convulsa, y en que al final consiguió un país verdaderamente curisos; un país musulmán tan fanático como los demás pero formalmente laico..... Tiene mérito pero no me mola.

Be dijo...

Efe, pero es ese tipo de hombre, claro que sí... ^_^

Javi, gran idea, esta noche me la bajo. Digoooooo... la pillo en el videoclub.

Moli, es que si te queda bien el traje, no triunfar es complicado.

Toayita, pues hablamos, que yo tengo ganas de repetir. ¿Y un viaje en coche por Turquía?

Euclides, seguro que tienes mucha razón, pero a mí me parece un tipo bastante excepcional, interesante y sexi. De un modo teórico, vaya. ;)

Euclides dijo...

Bueno, Be:

Llegados a este punto debo confesar que mi sex appeal no se puede comparar con el de Ataturk, ¡qué se le vá a hacer!. Creo que está incluso muy por debajo del de Álvarez Cascos, pero bueno, la resignación cristiana se inventó seguramente para sobrellevar estos padecimientos con dignidad.... Perdona, pero me está dando un ataque de risa ante el calibre de las tonterías que acabo de decir... no me hagas mucho caso.
Un saludo cordial.

i.boy dijo...

Totalmente de acuerdo con Euclides... Atatürk hizo barbaridades en nombre del aparente laicismo turco... sin contar con que era un rebotado...

Illuminatus dijo...

Depende de con quién se le compare, sale perdiendo pero teniendo en cuenta como son las testas coronadas y los grandes líderes, los hay con menos presencia (Julio César y Napoleón se llevaron la parte del león).

Goethita dijo...

De ataturk opino como euclides..

Y de estambul...a mi me encanto estambul...

Recuerdo estar sentada en una terraza de una teteria y oir la llamada a la oracion y sentirme... no se explicarlo..espiritual?? en otro mundo?? Momento muy, muy especial...

Recuerdo una terraza de un hotel desde el que se veian las mezquitas iluminadas.... precioso, espectacular, magico...

Recuerdo conocer a Fatih, y las charlas sobre cualquier tema: de religion, de la diferencia cultural, de la mujer, de politica...su optimismo a prueba de bombas y su estupendo sentido del humor...

PS: no me gusto la basura, y lo pesados que son intentando que entres en su tienda, restaurante, etc.. supongo que es parte de su encanto, pero yo lo aborrezco...

El Hombre Malo dijo...

Las barbaridades que hizo Attaturk las hizo en el contexto de una invasion simultanea de británicos, italianos y franceses y una guerra civil contra los partidarios del Sultanato. No hace falta negar las barbaridades de esa epoca para reconocer en el uno de los arquitectos de la modernidad y un referente constante en toda la literatura de la descolonización.

O dicho de otro modo, que todo el mundo repite lo de los Armenios pero Churchill mató mas gente y en tiempo de paz. Y nadie le afea a los británicos que vendan posavasos con su cara.