MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

jueves, octubre 24, 2013

Yo hago huelga

Y no, señora Gomendio, no tengo trabajo fijo.

(Me refiero a estas declaraciones de nuestra excelsa secretaria de estado de educación, que ha dicho "los docentes tienen un puesto trabajo asegurado, mientras que los padres se están enfrentando a unas tasas de desempleo muy elevadas y dificultades económicas importantes y, por tanto, entiendo que en este momento evitar que los alumnos vayan a las aulas y que continúen su formación no beneficia a nadie, ni a padres, ni a alumnos ni a la sociedad en su conjunto"). 

Sus declaraciones implican varias cosas: si tienes trabajo, tienes que aguantar todo lo que te echen sin decir ni mu. En caso contrario eres un insolidario con la gente parada. Segundo, si no tienes trabajo fijo asegurado, ¿no puedes hacer huelga? ¿es lícito que te larguen cuando protestas si no tienes un puesto de funcionario? tsk, tsk.  Se nos ve demasiado el plumero, señora mía.

Yo soy interina, que va teniendo trabajo según sale a lo largo del curso y como máximo de septiembre a junio (el 30 de junio, todos nosotros a la calle). Me paso media vida preparando clases y otra media intentando buscar tiempo para estudiar las oposiciones (y sí, he aprobado las últimas veces que me he presentado, aunque sin plaza). En fin, que mi vida fácil, estable y cómoda, no es. No es que me queje, tengo trabajo (ve, señora Gomendia, reconozco lo suertuda que soy en un país con tantos parados), es el camino que he elegido y me encanta el trabajo. Merece la pena el esfuerzo. Pero recochineos por su parte, los justos, por favor. En fin, debe resultarle raro que alguien como yo haga huelga y más por las razones por las que hoy estoy en casa. 

Usted ha declarado que nuestras protestas y las huelgas tienen que ver con "las mejoras salariales, la disminución de la carga lectiva y la del número de estudiantes por aula" y que "las razones de esta huelga no están en absoluto relacionada con la reforma educativa que proponemos".

Pues no, hoy no estoy en clase porque ustedes me hayan bajado el sueldo, o hayan aumentado la ratio de alumnos por aula (que son cosas que no hacen gracia, evidentemente, pero eso ya lo hicieron en los años anteriores).

Yo estoy en casa hoy porque la LOMCE, esa ley que va enmendando las anteriores, me parece un horror. No voy a desgranar todos los puntos por los que la ley me parece un fiasco (la exposición de motivos es delirante), pero vayamos sobre algunos:

- Realizar tres reválidas después de cada una de las etapas (primaria, secundaria y bachillerato) es un despropósito. Supone que no se fían de los profesores y de su capacidad de evaluar a sus alumnos. Necesitan TRES evaluaciones externas. TRES. Si la PAU es un mal trago para los estudiantes, imaginemos tres exámenes más (sí, la PAU desaparece, pero se queda el examen final de bachillerato y las pruebas que realicen las universidades). Además, uno de los principios que han regido en las últimas reformas educativas ha sido la evaluación continua, es decir, no juzgar a los alumnos sólo por el resultado de unos exámenes sino valorando todo el proceso de aprendizaje y la adquisición de una serie de competencias. Estupendo, con esas reválidas que hay que aprobar y que tienen gran peso en la nota final, se cargan todo ese esfuerzo de evaluar a los chicos por su trayectoria, trabajo y esfuerzo continuo y no por lo que hagan un día. 

- Dan un sitio a la religión en la escuela que no debería tener, desde mi punto de vista. Evaluable y con peso en las medias. Y en la ley no hay ni rastro de una alternativa que había antes a religión, Historia y cultura de las religiones. Sólo queda Valores éticos. Supongo que no interesa dar un punto de vista histórico y crítico de las religiones en el mundo.

- Adiós a la Historia de filosofía. Hasta ahora todos los estudiantes de segundo de bachillerato tenían que cursar esa asignatura, ahora desaparece la opción de cursarla para los de ciencias y queda sólo como opcional para humanidades y ciencias sociales. Interesante eliminación, sobre todo cuando en su exposición de motivos dicen que quieren promover el pensamiento crítico. JA. También han eliminado educación para la ciudadanía, claro, no vaya a ser que a los alumnos les de por pensar si se tocan temas sociales o políticos (y, ojo, no estoy diciendo que el temario fuera polémico, la mayor parte de libros eran muy neutros. Pero se hablaba de derechos humanos, instituciones políticas, obligaciones y derechos de los ciudadanos... sí, son cosas que pueden ser muy incómodas para ciertos políticos corruptos. Y no miro a nadie).

- Se establece que dinero público pueda financiar a centros que segregan alumnado por sexo. Como los tribunales han dicho que no, que eso no se puede hacer por la ley anterior... pues a cambiar la ley y a consagrar la discriminación por sexo subvencionada por el Estado. Bravo.

- Se adelanta la elección del camino futuro un año. Ahora los chicos tendrán que elegir un año antes qué hacen con su vida. Después de tratar con adolescentes y ver el lío vital que tienen muchos y lo complicada que es esa edad... no me parece una decisión acertada.

- Ahora los directores pueden seleccionar el personal para sus centros, tanto funcionarios como interinos. Dice la ley que los directores pueden "establecer requisitos y méritos específicos para los puestos ofertados de personal funcionario docente e interino". Ah, y pueden rechazar interinos. Eso significa que los cauces de asignación más o menos objetivos que había hasta ahora (méritos, puntos, listas) se pueden ir a la porra. Basta que se cree un perfil a medida de la persona concreta a la que quieres traer y voilá. Como si no hubiera suficiente amiguismo y "dedismo" en este país...

Podría seguir, pero paso. Sé que va a dar igual lo que los docentes digamos, o los sindicatos, o el resto de partidos. Tienen una estupendísima mayoría absoluta y aprobarán lo que les salga de los deditos a sus diputados votadores. Sé que seguirán vilipendiando e insultando a los profesores en cada medio de comunicación por el que pasen. Sé que el día de hoy me va a costar un buen piquito de dinero, pero me da igual. Aunque sea sólo por pundonor, hoy estoy de huelga.

En fin, que ya hay un punto en el que el cabreo sordo se convierte en risa floja. Risa floja que se convierte en carcajada cuando se leen frases en su ley como la siguiente: "esta ley orgánica es el resultado de un diálogo abierto y sincero, que busca el consenso, enriquecido con las aportaciones de toda la comunidad educativa".

Riámonos todos juntos y que llore nuestro futuro.

13 comentarios:

Mae dijo...

Escribiría mucho más pero es que Yo hoy ESTOY DE HUELGAAAAA, besos!

Burbuja dijo...

Es que no puedo estar más de acuerdo. Lo que se está haciendo con la educación pública es de vergüenza. Pero más vergonzoso es que piensen que nos engañan con sus mentiras...

Ana María dijo...

Es horrendo cómo intentan manipular a la opinión pública, me pone hecha una furia.

Tú tienes "suerte" de estar trabajando... Yo me presenté a las oposiciones, y me quedé fuera.

Os apoyo, de corazón, porque me parece que ya hemos aguantado bastante.

Un abrazo :*

el chico de la consuelo dijo...

Que los profes vayan a la huelga para defender sus derechos laborales me parece bien, cada uno defendemos los nuestros, pero los profes no deciden la política educativa, la deciden los ciudadanos con su voto. Que mal que nos duela ha elegido a marianito y sus secuaces.

Y dicho esto.
Estoy de acuerdo con las tres revalidas y es efectivamente porque no se fían de los profesores.

La escuela en mi opinión siempre laica.Coincido contigo. La historia de la filosofia es imprescindible, también coincido.

La educación para la ciudadanía es una materia que debiera ser trasversal no específica... tampoco hay una asignatura de portarse bien. Así que en esto difiero.

La opción de una escuela diferenciada por sexo, es una opción tan plausible como la contraria... puedo estar a favor o en contra pero la gente que piense así debe tener su opción también de modo público.

Lo de elegir ramas excluyentes siempre me ha parecido mal, que estudien de todo y que se haga un examen externo de mínimos de todo. Los abogados deben saber matemáticas y los ingenieros deben saber expresarse.

En lo de las funciones del director no tengo opinión.

Añado otra, y me situo a la derecha de wert, los alumnos que no quieran ir a clase que no vayan pero que no molesten, las aulas no son un aparcamiento de adolescentes desganados que solo hacen que joder la clase a los demás.

Hoy me ha dado comentarista.
Besos

Anónimo dijo...

Lo que más me molesta de este Gobierno es su desvergüenza, su total falta de ética.

Dicen unas cosas que te hacen dudar entre dos opciones a cual peor: o te toman por tonto o te toman por tonto y les importa un carajo, que es peor.

Vicent.

_Xisca_ dijo...


En estoy muy de acuerdo contigo, Misia :)

_Xisca_ dijo...


Quería decir "en esto estoy". Estos captchas son dignos de la NSA...

Misia dijo...

Mae, ¡apañera! :D

Burbuja, a mí las mentiras y las difamaciones me cabreaban y sorprendían... ya sólo me cabrean. Desgraciadamente, me espero cualquier táctica sucia y llena de falsedades por parte de ciertos políticos.

Ana María, a ver si hay suerte y dentro de poco estás currando :*

Chico de la Consuelo, gracias por tu comentario. Pensamos distinto en algunos puntos, pero mira, más riqueza de ideas. Sólo dos cosas: ¿no te parece triste que no se fíen de los profesores? somos un colectivo generalmente bien preparado y hacemos un buen trabajo. En cuanto a los profes de la pública, créeme cuando te digo que es muy triste y humillante que nuestros propios jefes nos denigren y mientan para socavar nuestro prestigio (ya maltrecho) día sí y día también. Muy triste y cabreante.Y ya que no se fíen... sin palabras. Y lo de las escuelas diferenciadas, para mí es un gran "no". Es discriminar por sexo (el otro va a tener prohibido el acceso a ese recurso educativo por ser hombre o mujer) y eso está prohibido por la constitución. Con el dinero privado... mira, no me gusta como concepto porque es discriminación por género, pero que los padres hagan lo que quieran. Pero me parece indignante que se pague con dinero público.

Vicent, también tengo esa percepción. Yo me inclino a pensar que les da igual.

Xisca, sí, son tremendos, blogger está en plan matón de discoteca.

abuelo Pepe dijo...

Hay que recordar por si se te olvida que el dinero público es de todos, todos. Que siempre parece que sólo es de unos.

Misia dijo...

Abuelo Pepe, en ningún momento me olvido. Vamos, lo tengo clarísimo, así que no entiendo muy bien por dónde va tu comentario. Supongo que va por mi rechazo a la educación segregada. Si te has dado cuenta, en ningún momento he dicho que esté en contra de la educación concertada o privada gestionada por instituciones religiosas (y las menciono porque son las que suelen imponer este tipo de segregación por sexo).

Que cada familia decida si quiere que sus hijos tengan una educación impartida desde el ámbito religioso y con esos valores o una educación laica. Ambas opciones son muy respetables y tienen todo el derecho del mundo a elegir. Pero la educación segregada es, desde mi punto de vista, discriminatoria y creo que es un límite que no se puede pasar y desde luego, no con dinero público.

Perri M. dijo...

Yo estoy completamente de acuerdo contigo. En todo.

Silvia dijo...

Pues yo sí estoy en contra de la educación concertada.

Primero, porque estoy en contra de que el estado subvencione cosas que no se ofrecen de igual manera a todos los ciudadanos. Con esto quiero decir que si el colegio concertado admite a todo el que lo solicite en igualdad de condiciones, seleccionando a los alumnos mediante un baremo justo y no discriminatorio, me parece bien. Si no es el caso, por ejemplo obligando a los alumnos a rezar en alguna clase, que no reciban ni un céntimo público.

Segundo y principal, porque estoy en contra de todo aquel que cobre dinero del estado sin haber pasado un concurso, oposición o elección por la mayoría de los ciudadanos. Es decir, me parece muy injusto que a los profesores de la concertada se los escoja a dedo y cobren del Estado.

El Estado ofrece servicios básicos y en igualdad de condiciones. El que quiera algo fuera de ese estándar, que se lo pague, y que con ese dinero pague al que se lo ofrezca.





Anónimo dijo...

No había podido leerlo hasta ahora.

Chapeau.

Besos,

Quelitas