MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, octubre 20, 2006

Eau de flus

Sí, soy consciente del problema: después de un post que incluye las palabras "tamaño" y "sexual" y de esos 65 comments hablando de centímetros, instrumentos y charcuteros, es difícil hablar de algo interesante. Así que de perdidos al río: hablemos de ambientadores. Este.. ¡Yupi! emmm ¿Juerga padr ?... ya me callo.
El martes, después de un día bastante estresante en el curro, fui al supermercado a capturar víveres. Especifico lo de "estresante" porque a veces el cansancio me juega malas pasadas y hace que me quede hipnotizada por cualquier chorrada en la que normalmente no habría reparado.
Caminando hacia las lechugas, pasé por el pasillo de productos de limpieza. Y los vi: los ambientadores. Mi cerebro dijo "tele, tele, en la tele dicen que deber tener olor bueno en casa" (cuando estoy cansada pienso en indio de las llanuras). Quizás sean imaginaciones mías, pero últimamente he visto bastantes anuncios de ambientadores: unos animales con relaciones inter-especies (¿he soñado lo de la elefanta con el ciempiés?) y un niño contando fluses. E idiotizada por la tele, me dio la vena: debía conseguir ese aroma que convirtiera mi simple piso en un verdadero hogar, esa fragancia que transportara mi salón al paraíso. Y me paré... maldita sea la hora.
De repente, me encontré decidiendo a qué quería que oliera mi casa: lo único relativamente conocido era el jazmín y la lavanda. Esos eran los olores fáciles. Luego venían LOS OTROS: viento del Pacífico, Acqua o el mejor de todos: Innocence. Y luego dicen de los anuncios de compresas que interrogan acerca del olor de las nubes... pero ¿a qué huele la inocencia? Eso no es descriptivo, hombre.
Así que estaba bien rallada, pensando en si arriesgarme o no con el aire del Pacífico, cuando lo vi: al lado del flu-flu de los soplos intermitentes, estaba el MEGA-AMBIENTADOR, el que me hizo entrar en cortocircuito total (ya he dicho que estaba muy cansada). Tres fragancias, mismo cargador, y cada poco rato ¡flus! vaporización de una fragancia distinta "para que lo notes" según el anuncio. ¡Eso no es crear olor de hogar, es crear esquizofrenia!
Y como he dicho, entré en cortocircuito mental y me quedé embambada delante de los ambientadores, mirándolos fijamente e incapaz de desentrañar el misterio del olor de la esquizofrenia y el gusto por el olor del agua (¿no se suponía que era incolora, insabora e INODORA?) y lo peor, incapaz de coger alguno o dejarlos todos y largarme a casa.
Sólo fui capaz de salir de mi ensimismamiento (¿enmimismamiento? jiji) cuando uno de los niños brutos de mi barrio me embistió con su carrito. Casi se lo tuve que agradecer a esa bestia parda, porque me temo que sino seguiría delante de los ambientadores, como el niño contador de flus del anuncio (lo que se inventan las madres para entretener a los niños: "anda, Marquitos, cuenta los soplos, a ver si nos han timado o no los del ambientador. Cuando llegues a 450 puedes parar... mientras yo me voy a enseñar a este señor tan amable que nos lee el contador del gas los visillos nuevos del cuarto de los papás").
Sí, me fui sin ambientador. Pero cuando llegué a casa, me di cuenta de que el "ambientador" se me había adelantado: concretamente el de fragancia Acqua. Pero en mi caso a lo bruto, sin flus ni nada: la inmensa gotera que me había salido en el salón esa misma mañana ya se encarga de distribuir la susodicha fragancia por toda la casa ¡y gratis!

19 comentarios:

Edu-im dijo...

pues ya verás cuando salga a la venta el ambientador con luz incorporada y alimentado por energía solar! te va a tener más entretenida que una pecera o una chimenea...

Somófrates dijo...

Pues a mí una vez me pillaron infraganti en la calle con un condón de sabor a plátano calzao (larga historia), y claro, me adecenté ráipdamente y como buenamente pude, dejando el susodicho profiláctico atrapado en mis pantalones.

Afortunadamente nadie se dió cuenta (salvo mi cómplice, se entiende), pero todo el mundo comentó en uno u otro momento de la velada el curioso aroma a plátano que parecía perseguirnos a todas partes.

¿Y qué tiene esto que ver con lo que tú has contado? Efectivamente: nada. Es más, acabo de recordar que yo también tengo un blog...

querida_enemiga dijo...

¡¿Cómo que volviste sin ambientador?! ¡¿Cómo lo hiciste para no caer en la tentación?! Yo en tu lugar me hubiera llevado varios, para probar.

Hola, soy querida_enemiga y soy adicta a los ambientadores. Os quiero.

Gracias por este post.

Pequepichona dijo...

El mundo de los anuncios de ambientadores es misterioso, que si una elefanta con un cien pies, que si el del mañaco contando los flus-flus, pero sin lugar a dudas el mas friki de todos es el del chino cagando...... por Diosssss!!! ¿a alguien le apetece ver a un chino cagando?

Sheena dijo...

uys, ¿y que me decís de los anuncios de detergente? ("el frotar se va a acabar...") malditos conservadores amargados sexuales...
y...que fue de los flus flus tipo laca barata? malditos publicistas que nos intentan vender tecnología que no necesitamos...
XD XD XD
besukis!

Zagloso dijo...

Yo recomiendo mucho unos ambientadores para el coche son madera con forma de frutas que huelen bien y cuelgan graciosametne del retrovisor. El de melocotón huele muy bien, el de frutas del bosque es una mierda, advierto. Los tienen en el Carrefour.

Achab dijo...

Pues y asólo tienes que echarle Ajax al goterón y olor a a pino garantizado.

voro dijo...

Los mejores los naturales. Pino, naranja, limon, etc.

neblina dijo...

Joe! pues ayer me dijo un amigo al que fui a buscar algo así como "puaj, a que huele el coche?" y yo le dije que "a coche", ODIO los ambientadores, y los de coche MAS, y los de pino, AUN MAS... pero vale, prometo que vaciaré los ceniceros.............. y venga..... lo lavaré....

zirie dijo...

Yo acabo de colocar una bonita vela/bola en el recibidor de mi casa que desprende una agradable fragancia. No hace falta ni encenderla. Es como los jabones perfumados que se ponen en los cajones de ropa. La dejas allí, y hasta que te cansas.
Estoy supercontenta porque empezaba a tener obsesión con lo del mal olor en casa. Además, la vela mola porque es un bonito objeto decorativo.

Zhalim dijo...

¿Ambi que? ¿Superme...?

Qué post tan extraño, tiene un montón de términos raros. ¿Para que querría nadie ir a un sitio a capturar víveres?, si nacen solos en la nevera, que sí que es un invento útil. Es una barbaridad cómo avanza la ciencia.

Y los ambientadores esos... ¿para qué sirven? ¿Vuestra casa no huele al líquido ese azul que hay debajo de fregadero? Te crece un bote de esos, y toda la casa huele genial, como a limpio. A veces, al bote le crece un líquido verde y entonces la casa huele a pino.

Esto es inquietante. Ya me ha metido el miedo en el cuerpo, señorita Misia, estará contenta.

ZaraJota dijo...

Aix, con lo buenos que son los olores naturales... (a no ser que vivas en un bajo con entrada a patio interior y la tuberia general de bajada del edificio pase cerca, claro)

lorzagirl dijo...

Novio me regaló una vez una especie de supositorios verdes a los que había que prender fuego y entonces te olía toda la casa a algo así como a pino.
El olor era tan intenso que había que abrir todas las ventanas hasta que se iba, pero no nos importaba porque nos sentíamos sospechosamente felices.

Gato dijo...

Lo peor, Misia, es empezar a rascar las cajas. Si empiezas ya no puedes parar. Sólo son tres o cuatro fragancias, pero tú rascas y hueles como quinientas tres veces. Eso para elegir la colonia de Trucu-trucu: en casa abro las ventanas y friego, que es mano de santo para los olores...

Siento lo de tu gotera...

Anómalo dijo...

Lo tuyo fue ensimisiamiento.

dufdjqbm

Misia dijo...

Edu-im, te van a fichar como creativo conceptual de ambientadores.

Somo, eso tiene pinta de ser una larga e interesante historia ¡necesito que me la cuentes! Aunque disiento en que no tenga que ver con el post: ese "ambientador" también se "enchufa" y crea una agradable atmósfera a tu alrededor.

Querida enemiga, el niño me propulsó hasta la sección del nestea y mis prioridades cambiaron.

Pequepichona, con lo del chino hice mi terapia de autoconvencimiento: "no está, no lo he visto, no existe".

Sheena, tienes razón: los del detergente son lo peoooor. Son tan rancios que aunque intentan traer a señoras del futuro, la cosa aún les queda más casposa y machista.

Zagloso, a Bichito no le gusta llevar nada colgando... ¿vale en la guantera o algo así?

Ay, Capi, que el verde del ajax no me combina con el azul del salón.

Voro, supongo que sí, aunque lo de innocence me atrae, pero por la intriga.

Jajajaja, neblina, mientras lleves el cristal lo suficientemente limpio como para intuir la carretera a través de él, vale.

Zirie, que bonitas las velas... como tengo una tía que las elabora, tengo muchas, pero de ambientar, cero.

Zhalim ¿le he asustado? Um, no suelo causar ese efecto en los hombres. Qué interesante...

Zarajota, ¡ahí necesitas un alargador del enchufe para poder poner tres ambientadores a la vez!

Querida lorza ¿dónde halló novio esos supositorios verdes? ¿en las barranquillas, tal vez?

Gato, ¿rascar cajas? ¿así que esa cosa rara era para rascar? ... um, voy corriendo al súper a averiguar a qué rayos huele la inocencia.

Oh, Anómalo, me encanta: me ensimisio... ¿o eso es volverse un simio? ains, duda cruel.

E. Martin dijo...

Ejem, lo cierto es que los receptores químicos de la nariz se acaban saturando y al cabo de un rato se deja de percibir un olor determinado. Claro que para eso habría que aplicarse el ambientador en la nariz como si fuera un spray para asmáticos.

Hmmmm, tengo que probar algo. Ahora vuelvo.

(pero lo de los nombres es cierto, igual que los de perfumes, con la fácil que sería que se llamaran Levantapichas o Calientachirlis o Atontador... ¿se puede decir "atontador" en este blog?)

primaveritis dijo...

yo hace mucho que quiero un ambientador que huela a limpiacristales, la opción de mi madre de coger el Cristasol y el trapo y darle a las ventanas no me convence aunque he de reconocer que luego huele genial, y se descubre que hay árboles en la calle.

Misia dijo...

E., jejeje, bienvenido y quédese a dormir cuando quiera.

Primaveritis, es que las fórmulas de las madres son eficaces, pero cansadas.