MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

jueves, julio 03, 2008

Simone


En mi casa siempre ha habido un libro de cocina: las 1080 recetas de cocina de Simone Ortega.


Mi madre, que cocina genial, es fan de este libro. Siempre lo recuerdo en su cocina. Su ejemplar era muy viejito, tenía las páginas amarillas y un montón de papelitos sueltos con recetas escritas a mano entre ellas.

Hace ya un montón de años, una conocida vino a llorar a casa porque su hija (a la que no hacía ni caso porque se pasaba el día en el bingo) estaba anémica. Le preguntó a mi madre cómo estábamos nosotros tan sanos y qué clase de comida comíamos en casa (era la época pre-Arguiñano). Mi madre le recomendó el libro de Simone Ortega, pero mi padre fue más allá: fue hasta la cocina, lo cogió y se lo prestó a la señora. Aún recuerdo la mirada con la que mi madre fulminó a mi padre, que intentó consolarla después comprándole ese mismo día otro ejemplar igual. Pero creo que no entendió que era SU libro de Simone, con un montón de años y sus páginas amarillas y que le tenía mucho cariño. Y no le faltó razón a mi madre, tardamos años en volver a ver a esa señora y no le devolvió el libro. Pero bueno, después de tanto tiempo el libro de Simone de mi madre ya vuelve a tener las páginas amarillas y a estar tan rodado como el anterior.

Cuando yo me fui a vivir sola, lo primero que me compró mi madre fue el libro de las 1080 recetas de Simone Ortega. Y desde entonces está conmigo, y de ahí he sacado las recetas de mousse de chocolate, de arroz con leche o de vichysoisse, entre otras. No son recetas sofisticadas o con grandes florituras, pero muy ricas.


Hoy he leído en el periódico que Simone Ortega se ha muerto a los 89 años. Me quedo con sus recetas y con lo que dijo para agradecer un premio que le dieron hace un par de años:

"Habéis hecho feliz a una vieja dama que siempre ha necesitado amistad, amor... y chocolate".

15 comentarios:

Cube dijo...

El que hay en mi casa se puede quedar pegado a la pared sin usar pegamento de la cantidad de grasa que tiene pegada. Pero en mi casa cocinamos todos fatal a pesar de tener ese libro.

Rebilated dijo...

Seguramente poca gente sabe algo más de lo que hizo esta señora, pero su libro está en aproximadamente en el 108.0% de los hogares españoles...

Cuantos ejemplares se habrán vendido de "1080 recetas de cocina"... ¿alguien lo sabe? (lo pregunto en serio).

Misia dijo...

Cube, el caso no es tenerlo, ¡el caso es usarlo!

Rebilated, leí en un periódico que unos tres millones y medio de ejemplares.

Somófrates dijo...

Sí, sí, vale.

¿Pero al final te pusiste el bikini o no?

Misia dijo...

Somo, ya he respondido en su correspondiente post (con retardo, como siempre), pero por ahora... NOOOOOO.

Perlita de Huelga dijo...

Cuando Gato se fue de casa, le pedí que me regalara el 1.080. es muy fácil encontrar una receta de crocanti de espuma de vieras, pero, ¿cómo se hacen unas buenas lentejas?

Simone es una grande de España. A la altura de Adrià.

Fer dijo...

Me siento muy identificado con este post. Mi madre también tiene en la cocina su libro amarillento, con páginas sueltas y lleno de recetas escritas a mano. De ahí he aprendido a hacer las tortitas americanas que tanto nos gustan...

Simone Ortega ha hecho muchísimo más por la cocina española que cualquier Adriá de turno, del que sólo unos pocos afortunados han probado sus comidas.

The Inner Girl dijo...

Yo necesito un libro de cocina, así que me pido el de esta mujer, porque está claro que tiene un montón de fan... :)

Y D.E.P.

ca_in dijo...

A mi madre le regalamos las 1.080 con la intención de que ampliara su registro de recetas, pero pasó de él y acabó en un cajón de la cocina, del que sólo salía cuando mi madre se ausentaba y había que averiguar cosas como el tiempo que tarda en cocerse el arroz. Más tarde descubrí esa obra maestra que es «Como tener la casa como un cerdo. Guía doméstica del perfecto soltero» de P.J.O'Rourke, y el libro de Simone no volvió a salir del cajón.

De todas formas, tanto el libro de Simone Ortega como el de O'Rourke, tienen demasiados años y se echa de menos recetas o consejos para el microondas.

Céfiro dijo...

Ferrá Adriá tiene fama, pero Simone tenía sabiduría y a ella nadie la acusó de envenenar clientes.

Gemma dijo...

A mi tambien me regalo uno caundo me fui de casa, pero casi me sabia el suyo de memoria, son recetas un poco antiguas, tipo coja un pollo, matelo y desplumelo ..., pero son lso unicos que te dicen como hacer unas lentejas o un cocido.
A ver si su hija, Ines Ortega, continua con esa labor.

Illuminatus dijo...

Me incluyo en los hijos de madres que reverencian a la Ortega (creo recordar, además, que el que tiene ahora esa la segunda o la tercera copia, del uso que les da) pero mi libro, de la docena o catorcena que tengo, el que me llevaré conmigo cuando me emancipe, el que legaré a mis hijos (después de un combate culinario a primera sangre para que prueben su valía), será el de la Cuchara de Plata.

Panpoxi dijo...

Cuando yo me fui a vivir sola el libro de Simone Ortega también fue lo primero que me regaló mi madre! Y qué ilusión me hizo... Siempre dije que eso sería lo primero que entrara en mi casa cuando me independizara.
Cuántas cenas a todo correr para salir del paso le debemos a esta mujer...

Un saludo!

Gato dijo...

Efectivamente, yo me he comprado el libro como cinco veces. Y creo que ahora no lo tengo... Nayuana se adueñó de él...

fml dijo...

Hola. Qué gracia, escribí un post con el mismo título y con el mismo motivo: recordar a Simone después de su muerte. A mí el libro me lo regaló mi hermana cuando me fui de casa.