MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

miércoles, diciembre 03, 2008

¡Dependientas a mí!

Últimamente me siento como una gacela en el Tajo anglés... y no por lo grácil, sino por lo perseguida. No sé qué tengo que atraigo a las dependientas de esos grandes almacenes, pero no a cualquier dependienta, no: yo sólo atraigo a las bordes.

Hay una en el centro de Sol que me tiene enfilada. Vende una cara marca de cosmética y cada vez que me acerco a su stand, en una peculiar estrategia de ventas, me deja la autoestima hecha polvo:

- Holaaaa, buenaaaas, ¿estás mirando algo en particular? Perdona que te diga, pero me he fijado en que tienes la piel fatal, fatal. Muy fea, con esos brillossss, uf.

Yo me sonrojo. Soy consciente de que es cierto. Pero, pero... ¡qué me lo suelte así, a bocajarro!! jamás me acercaría a una desconocida y le diría que es fea, o una hortera, o que tiene la piel fatal. Mientras la miro con los ojos como platos, la dependienta sigue con su retahíla.

- Te recomendaría esta mascarilla, este gel limpiador y esta hidratante - no es lista ni nada, lo que me recomienda ya asciende a 110 euros - pero aparte... ¡no vas nada maquillada, nada, nada! espera.

- No, déj... - demasiado tarde. En menos de cinco segundos, la tía me había embadurnado de una cosa llamada "polvos de sol", con lo cual parecía que mi cara se había ido al Caribe mientras el resto de mi cuerpo se quedaba en el Madrid invernal.

- Con lo guapas que estamos las mujeres cuando nos pintamos, y tú así, tan pálida, con esa piel... - mientras me puso colorete y pasé a ser una heidi caribeña. Para rematar me pintó los labios de un color horroroso- ya estás, mucho mejor. Te cuento, estos polvos...

En fin, abreviando, sin haber pedido nada, la tía me estaba intentando vender productos por casi trescientos euros y de una forma tan agresiva... no me gusta que me intimiden y, aunque hubo una cosa que me hubiera llevado (decididamente, no fueron los dichosos polvos de sol) decidí no comprárselo a ella.

Pero si pensaba que me había tropezado con la dependienta más desagradable del Tajo anglés, me equivocaba. Una semana después fui a la sección de medias con Miss Fara y ahí encontré a la dependienta del demonio. Vi unas medias preciosas, con cenefas lindísimas y le pregunté si me podía dar mi talla. Me miró y con una cara agria me soltó:

- A ver... tienes las piernas regordetas, así que tu talla es la grande.

REGORDETAS. ¿La tía esa me había dicho que tengo las piernas REGORDETAS? ¿Esa señora, a la que era más fácil saltar que rodear, que iba maquillada como una drag queen después de una noche loca, esa señora me estaba diciendo que YO tengo las piernas REGORDETAS? que yo, vale, tendré brillos en la cara, pero ¿las piernas gordas? NI DE COÑA, vieja-bicho-bola. La miré. Me miré las piernas. Volví a mirarla. Miré el paquete de medias grandes que me había dado.

- Disculpe, pero en el paquete pone que, por mi altura y mi peso, mi talla es la pequeña.

- Ah... no, la grande. Bueno, es decir, tú verás, pero no te van a entrar.

- Lo siento, pero odio que las medias me vengan grandes y se me caigan a los tobillos. Según esto mi talla, por peso y altura es la pequeña. ¿me la puede dar, por favor?

- Lo siento, no queda.

¿Esa tía rastrera me había dicho a mí que tengo las piernas regordetas para venderme unas medias? aaarggffff, qué ganas de arrearle con mi cetro en la cabeza. La verdad es que no reaccioné y no le tiré las medias, grandes, al ojo, y como eran tan bonitas me las llevé (en talla grande... y sí, se me caen).

En fin, que con tanta experiencia lesiva para mi autoestima, ahora me da miedo entrar en el Tajo inglés, a ver si la próxima vez me van a llamar obesa, fea, antipática o... o... vieja-bicho-bola.

Post- post: por cierto, este fin de semana me voy a Barcelona otra vez. ¡Yupi! una lástima que no haya coincidido con la edición que organizó Miss Mole de su tapas & blogs hace unas semanas, me hubiera apuntado sin dudarlo.

21 comentarios:

Somófrates dijo...

A mí las mujeres me gustan en vaqueros y sin maquillaje.

Cattz dijo...

Yo tengo las pierdas gorditas (herencia paterna) y no me da miedo reconocerlo. Además los vaqueros lo disimulan bien. El susto que se llevó un dependiente de Geox la temporada pasada en mi búsqueda del Santo Gr... de unas botas altas que me entraran... Pero al menos él tuvo la decencia de disimular y me dijo que no pensó que yo tuviera la pierna "tan corpulenta". Animalico, qué tierno.
De palabra de verificación me ha salido "cometo".

Carlos dijo...

Subscribo lo que dice Somófrates. No os maquilléis, chicas.

mariajesusparadela dijo...

A esos dos anteriores les sobra como: bastaba con poner "me gustan las mujeres. A mi me encantan los hombres. Por ser hombres.
Misia Todos los libros de este verano son increíbles, cada uno en su estilo. Te encantarán todos, si tienes tiempo.

Heike dijo...

Qué zorras.

Espero que no vendan nada a nadie.

¿Eso les enseñan en atención al cliente?

Por ejemplo, yo odio que me llamen "grande". Soy alta y no estoy famélica, pero lo de grande me suena a Obelix. ¡y gasto una 40!

epHedro dijo...

Es que en el Tajo anglés les ponen las cadenas a las 22:00 y se las sueltan a las 10:00 y claro, así están...
Recuerdo una vez que la dependienta me mostró un par de cosas, no me convencieron y seguí mirando por mi cuenta. Al acercarme a otro estante, una compañera me vino a atender y la primera, cortó el aire en segundos, lanzó cuchillos con sus pupilas a la otra y con un seco «Ya lo estoy atendiendo yo, gra-cias» si de poco la mata.

estrella dijo...

He tenido una experiencia similar con una señora que me dijo que tenía la cara fatal, la nariz llena de puntos negros y la piel quemada, para venderme un tratamiento de estética. Le dices que no y encima te mira con cara de pensar "tú te lo estás perdiendo, pobre estúpida". Desde entonces me da miedo entrar a esa tienda y encontrármela en la caja :S

Chache dijo...

Yo tambien me uno a la cruzada antimaquillaje. Y antiretoques fotochoperos.

Los maniquíes pa los escaparates.

Illuminatus dijo...

A mí me gustan las mujeres atractivas sin maquillaje o con él. Las que sólo lo son con él son una estafa.

Lo de las dependientas, por otra parte, me parece terrible. Si a un hombre le atacan así, lo menos que hay son hostias...

Deafchina dijo...

Las del tajo inglés van a tener enseguida respuesta por parte de la asociación de damnificados en la autoestima, hay que j*d*rs*. Qué indignación! Aunque como a ti, yo me hubiera quedado K.O. como siempre me pasa; simplemente no puedes creer lo que te está pasando jajaja.

Saludos Misia!

JuanRa Diablo dijo...

Menos mal que tenéis este blog para desenmascarar ( o desmaquillar) a esas indeseables. Que no se queden a dormir!! Al menos en vuestro sofá, no, que ya me lo he pedido yo.
Yo no os conozco pero os veo guapíiisimas.

ca_in dijo...

Es que no hay manera con los dependientes: si no tienen comisión te ignoran e incluso te rehuyen; si tienen comisión te acosan, y si además pende sobre ellos una hipoteca o un ERE sencillamente te agreden.

Misia dijo...

Somo, Carlos y la liga anti-maquillaje, yo creo que con un poco de maquillaje a veces mejoramos (depende de la chica) pero vamos, que les acabáis de dar una gran alegría a las mujeres del mundo.

Cattz, es un gran detalle que sean educados, no como la vieja bruja de "regordetas".

Mariajesusparadela, jaja, creo que tienes razón respecto a estos... y a ver si pillo alguno de esos libros.

Heike, tengo un par de amigas a las que le pasa lo mismo: miden 1,80 y tienen el cuerpazo del siglo, pero no se libran del "es que eres tan alta" (pero con tonito de uffff).

Ephedro, jajaja. A veces la batalla entre las dependientas se asemeja a un duelo del salvaje oeste... pero a lo bestia y con cajas registradoras.

Estrella, aggghhh, ¿ese tipo de dependientas no se darán cuenta de que pierden clientes por maleducadas?

Chache, totalmente de acuerdo con lo de los retoques photoshop. Te ponen fantasías como si fueran realidades y las mortales que nos vemos en el espejo sin photoshop nos deprimimos.

Illuminatus, entiendo la sensación de fraude. Una compañera en Cou iba siempre, siempre, maquilladísima. Verla un día sin nada fue un shock y su caída en picado en el ranking de fantasías sexuales de mis compañeros.

Deafchina, jaja, es un asco no saber reaccionar a tiempo, ¿verdad?

Juanra Diablo, el sofá es todo tuyo :) Y gracias por imaginarme con buenos ojos (aunque no sé yo si eso corresponde con la realidad, jaja).

Ca_in, uf, ya... a mí me asustan las que ponen cara de psicópata si te han ido a buscar una talla y al final no te lo llevas.

La araña Paca dijo...

Qué malas y qué bordes y encima con una persona tan dulce como tú!

missmole dijo...

Vaya técnicas agresivas de venta que se gastan,jeje.

Mecachis!! Si me hubieras avisado con algo más de tiempo hubiera organizado otro!! Si otra vez lo sabes con más tiempo avisa!!

Puedes probar en los Tajos ingleses de aquí a ver si te va mejor,jeje.

Anónimo dijo...

Lo mejor como respuesta es un buen ataque:

- ¿Está usted diciendo que soy vieja o fea?
- Yo me encuetro estupenda y no necesito todos estos potingues para nada.
- Con ese corte de pelo y ese tinte, ¿de verdad piensa usted que puede tener influencia estética sobre mí?

Me parece una grosería cuando se dirigen a mí con tal confianza no solicitada y respondo en el mismo tono.

Mi trauma particular es el día que fui a comprar sujetadores y una dependienta, lisa como una tabla, tras mirarme la poitrine con un ojo guiñado y la mano derecha delicadamente sujetando el mentón, me mandó a tallas especiales. En las copas de aquellos sujetadores podría haber metido la cabeza.

Madame Discordia

Be dijo...

JuanRa Diablo, para que te hagas una idea de las distintas personalidades existentes en este (acogedor) blog:

Misia, que es supermodesta, te diría algo como "Muchas gracias, eso es que nos ve con buenos ojos" (de hecho algo así te ha dicho ya).

Yo te sonreiría y diría: "Bueno, tenemos nuestros días".

Noa diría: "Claro que sí, estamos todas buenísimas".

Y LaPerri no diría nada, pero te sonreiría con sus enormes ojos verdes...

Ayma dijo...

No sé de qué te quejas... a mí el otro día una me habló de Vd, y para que no quedara duda me llamó 2señora". ¿¡SEÑORA!? ¿yo??? si la cojo la lanzo a través del escaparate hasta la tienda de enfrente. Amos hombre.

Misia dijo...

Araña Paca, hay mucha mala leche por ahí suelta... y esa mañana me la traspasaron.

Missmole, jaja, sí, a ver si voy de nuevo en breve.

Madame Discordia, jaaar, lo de la dependienta esa era pura envidia y nada más.

Be, jaja. No podemos ser más diferentes entre todas nosotras.

Ayma, yo... yo ya he superado esa etapa. Para cualquier menor de veinte soy un fósil del pleistoceno. Bienvenida y quédate a dormir cuando quieras.

Gato dijo...

Misia, estoy tan tan borde que yo creo que le hubiera dicho algo como "¿Suele estar usted por las tardes, como hoy? Verá, es que prefiero darle la comisión a otra dependienta que tenga el mérito de no insultarme."

Anónimo dijo...

me acabais de recordar una vez que una amiga aparecio con una chaqueta de cuero roja. la chica ne cuestion era muy mona y la verdad es que estaba guapa hasta con chandal y tacones. El caso es que aparecio su jefa y le dijo " anda, una chaqueta de cuero roja", con cara de desaprobacion ( era fea, la jefa), y mi amiga le contesto " me estas llamando puta?". Todavia me duele la barriga de lo que nos reimos. Y es que no hay nada como no tener complejos.