MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, julio 03, 2009

Contra babosos

Hoy he cometido un error: hacía meses que no me metía por el centro de Madrid con el coche y hoy lo he hecho. Mal. Incluso peor, porque me he metido en la Gran Vía a medio día con el coche. Eso significa tardar treinta minutos en recorrer una calle de ¿500? metros. Semáforos, coches a tutiplén (algunos de ellos atravesados), policías cabreados y transeúntes que te miran con odio. Nada más llegar a la Plaza España para subir por Gran Vía recordé porqué no cojo nunca el coche si tengo que pasar por el Centro.

En fin, que ya no podía hacer nada, así que me lo he tomado con resignación. Ahí estaba yo, con mi aire acondicionado y cantando mi musiquita en el interior de Bichito.

En determinado momento, giré la cabeza y miré al coche de al lado. Una furgoneta conducida por un señor de unos cuarenta y muchos, con melenita y sombrero. En el momento en el que nuestras miradas se cruzan, va el tío y me tira un beso. Yo, estupefacta, giro la cabeza, miro hacia delante sin gesticular ni un ápice, pero absolutamente flipada.

Le vuelvo a mirar de reojillo porque no me podía creer lo del beso y el tío va, me tira otro beso ¡y me saca la lengüita!

Yo pasé del flipe al cabreo. En medio segundo. Odio cuando ciertos tíos hacen cosas así. Puedo soportar a esos que te musitan "guaapaaaa" o "bonitaaa" cuando pasan a tu lado. No me hace gracia, pero les tolero. Pero en cuanto pasan de eso, me dan ganas de matar. Odio a los obreros que te dicen cosas asquerosas cuando pasas por las obras. Odio a los que te sueltan su "opinión" acerca de tus tetas o tu cuerpo cuando pasas a su lado. Si me pillan en un buen día, les ignoro aunque me hierva la sangre. Pero si estoy en un mal día, les suelo despedir con un insulto gritado al más puro estilo mercadillo de Chonilandia, que no sirve para nada, pero al menos me desahogo y me voy.

El problema de hoy es que no podía irme, estaba en medio de un atasco, en el que avanzábamos unos diez metros al minuto. Y tampoco era cuestión de bajarme del coche y ponerme a insultarle, que a veces saco la vena choni, pero no TAN choni (y desde luego, no tan valiente). El tío me seguía mirando, notaba sus ojos en mi perfil, así que yo cada vez estaba más cabreada, porque no podía hacer nada para librarme de él.

Probé a mirarle con odio, pero lo único que recibí fueron más besos asquerosos, más lengua y unas risitas lascivas. Seguramente el tío sólo quisiera cabrearme... y lo ha conseguido. Yo soy una chica que cuando quiere vocaliza muy bien, así que estoy segura de que el tío ha podido leer perfectamente en mis labios unos cuantos finos y elegantes epítetos españoles. Sí, toda la vena choni ha salido a la luz.

Y así hemos estado un rato. Porque por mucho que yo hiciera por perderle de vista en lo poco que nos movíamos, aunque cambiara de carril serpenteando con mi ágil bichito, el tío al final conseguía ponerse a mi altura siempre. Así que yo, con la vista al frente, agarrada al volante como si fueran unos mandos de avión en caída libre y con los dientes apretaos, me puse a imaginar escenas relajantes.

Pensé en enchufarle a miles de Watios de potencia la Rata de dos patas especialmente dedicada para él. Con los auriculares insertados por el orto.

Pensé en esa maravillosa escena de Robert de Niro con un bate en Los Intocables.


Me recreé imaginando la apisonadora de Noa, el bate de purpurina de Be y el Hachita de la Perri impactando en la cocorota del imbécil. Todos a la vez.

Pensé en el asesinato con jamón de Almodóvar.

Por fin, respiré tranquila cuando giré en Alcalá y me libré del Sombrerito-besitos. Otros coches que no eran él se pusieron a mi lado. Menudo alivio. De repente, no sé cómo, estaba ya en el semáforo para coger el Paseo del Prado, giré la cabeza... ¡y ahí estaba él! ¡tirándome más besitos!

El grito que solté de mala leche creo que se oyó hasta en Chonilandia y más allá. Pero, por fin, giré y me libré de él.

Recorrí todo el Paseo del Prado, pensando en mi arranque de mala leche : ¿por qué hay tíos que hacen ese tipo de cosas? ¿yo soy una exagerada y es absurdo que me pongan de mala baba ese tipo de idioteces? ¿pero por qué tendría que aguantar esas chorradas? ¿Acaso a mí se me ocurre ir tirándoles besitos a otros conductores o diciéndoles babosadas? ¿Quién les ha pedido que expresen su opinión? ¿Conseguirá su propietaria vender la Pala Silla?

39 comentarios:

raul dijo...

Por mi condición de "criaturo masculino" nunca he sufrido ese tipo de ofensas pero ha de ser algo muy violento e incómodo. Supongo que ante esas situaciones lo mejor es; sonreir con la mejor disposición, respirar tranquilamente y...alzar el dedo corazón con firmeza!

MARI dijo...

No sabes como te comprendo guapa. Es baboso, asqueroso y hace que saque mi vena del cuello... sobre todo cuando es un cliente que viene a la oficina y babosea encima mío... Dan ganas de gritarle cuatro frescas, a ver si aprenden que eso ni nos mola, ni nos pone nada... que no sea mala leche.
Vomitivos.
Respecto a la respuesta de Raúl... Yo lo he hecho unas cuantas veces, y una de ellas... el tipo en cuestión alzó chenchualmente su dedo imitando mi gesto, se lo metió en la boca y empezó a chuparlo con cara de gusto... Salí de allí corriendo...

Eva Luna dijo...

Ufff te entiendo niña... Yo es que de verdad, cuando hablan de igualdad me hierve la sangre, porque no, señores, yo no soy igual que ese tipo de especímenes paletos que pululan por España, y a cierto tipo de personas no se les debería permitir salir a la calle, tener carnet de conducir, o tener hijos, joder.
En esos casos suelo optar por pasar, o si me pilla el día torcido enseñarle mi dedo corazón bien estirado, o hacerle gestitos de "la tienes pequeñita pequeñita, pedazo gilipollas"

En fin, nena, que de igualdad, nada... o no??

Mar Calpena dijo...

Qué asco dan este tipo de comportamientos, por Dios. Este invierno pasé delante de una obra de al lado de mi curro. Yo llevaba un abrigo tipo "tienda de campaña" (vamos, de esos que no dejan ver si eres delgada, gorda, embarazada, hombre, mujer o cyborg) y me viene un grupo de paletas por detrás y se ponen a decirme cosas ¡Si todo cuanto vieron de mi es el pelo! Pero en su neurona sólo había una posibilidad: las tías estamos para decirnos cosas. Creo que eso revela el jodido machismo que aún impregna el país. ¿Cuántos tíos piensan todavía que esto nos gusta y se creen con derecho a hacer este tipo de movidas? Me asusto de pensarlo...
Yo he tenido pollos más de una vez con los gilipollas que tienen ese tipo de comportamiento (tengo que reprimir mi propia vena choni). En otro orden de cosas, el combo Madrid-coche-centro me parece infernal.

javi dijo...

Ante estas situaciones solo funciona el mantra de Calr Winslow (uno dos tres yo me calmare cuatro cinco seis todos lo vereis) o el pasotismo mas absoluto. Cualquier otro tipo de reaccion solo sirve para enardecer al.... ¿individuo?

Anonimilla dijo...

Si les pones cara de: das pena y por mi haz todo el gilipollas que quieras, que te pienso ignorar... y les ignoras.. suele funcionar. Al menos más que cabrearte o intentar evitarles, porque entonces descubren que pueden molestarte y mucho, y como son unos gilipollas... ahí que te siguen. Tengo un amplio estudio realizado.

Felisuco dijo...

Lo más curioso de todo, es que este tipo de especimen ni siquiera esepra "tener suerte"
Simplemente lo hace.

Sabe que tu no te vas a bajar de tu bichito, le vas a tocar a la ventanilla y le vas a decir..."me ha gustado tanto tu varonil y regia forma de mandarme besitos, y me gustan tanto los cuarentones con melenita y sombrero, que me has seducido irremisiblemente...Toma,mi numero de teléfono.Llamame esta noche,que seré tuya..."

Lo hace simplemente.Es como si se conformase con interaccionar contigo.
"si le provoco alguna emoción, aunque sea asco, me daré por satisfecho..."

Por mi parte, solo decir que no todos los especimenes masculinos somos asi...
Yo no me pongo a mandar besitos hasta la tercera cita.

Marimerx dijo...

Míralo por el lado bueno, al final no te aburriste en el atasco infinito que es la Gran Vía.

Palabra de verificación: rates (Ratas en valenciano), nunca más apropiada...

Illuminatus dijo...

Y así pierdo un poco más de la escasa fé en el ser humano que me quedaba.

Semejante arranque de violencia en una mujer me crea sentimientos contradictorios. No sé si me asusta más de lo que me pone. En todo caso, con el coche mejor no ponerse en plan Mad Max, que ésto no es Los Ángeles (y, por lo tanto, no se puede llevar una pistola en la guantera).

Biónica dijo...

Como dicen por arriba: sonrisa de bruja, bajar la ventanilla, mirarle directamente haciendo caso omiso de lo que diga,levantar el dedo medio, y decir lo siguiente:
"MONTA, Y PEDALEA"..., luego coges el móvil, se lo enseñas, y dices:
"¿VES ESTO? Pues como me sigas incordiando llamaré a la policía y me inventaré lo que haga falta. Tú pierdes." Con un guiño de ojos incluido... xDDD

Otra posibilidad que me encantaría sería llevar un bate en el coche, y en el momento que el tío siga ahí dale que te pego, llegas a un semáforo en rojo, te bajas del coche a paso lento con el bate en la mano arrastrándolo, y se muere de miedo fijo jajajajaja.

Bueno, bromas aparte xD, la realidad suele ser que se aprovechan tanto de que nos hierve la sangre y estamos absolutamente paralizadas por el cabreo... que da una rabia... muerte y destrucción xD.

Estoy pensando que parecer una lunática quizás les daría miedo xDDDD, podría ser una buena estrategia?

Saludos Misi xD

Biónica dijo...

En el fondo todos sabemos que lo mejor... es pasar. Aunque sea imposible. Sacar la lista de la compra, un papel, ponerte a apuntar animadamente, o charlar por el móvil... en fin...

OMMMM, el baboso no está ahí, OMMMMMM

Misia dijo...

Raúl, ¡es que estaba que me llevaban los demonios, no estaba yo para sonreir tranquilamente! pero vamos, me llega a pasar lo que Mari cuenta más abajo y me da un chungo ahí mismo.

Mari, ¡¡¡AAAAGGGGHHHHHHHH! ¡escalofriante testimonioooo! ¡Qué asssggggcooooo!

Eva Luna, no, gracias a dios no somos iguales a esos especímenes.

Mar Calpena, aún hay demasiado cafre machista suelto. Esto es simplemente una cara de esa realidad y no la peor, aunque parezca mentira.

Javi, tienes toda la razón del mundo. Hacía tiempo que no me acordaba del famoso mantra, jaja.

Anonimilla, sí, tienes razón. Pero hacen que saque mi monstruo interior.

Felisuco, yo tampoco entiendo su razonamiento y eso me enfada profundamente. Y si hay cita por medio, es lícito mandar besitos. Si son tres citas ¡casi imprescindible!

Marimerx, ¡pero si yo iba tan tranquila cantando mi musiquita! ¡Rates de dues pates!

Illuminatus, yo suelo ser bastante tranquila. Pero estas cosas me sublevan, es superior a mí. Todos tenemos nuestro punto flaco, ¿no?

Biónica, ¡muerte y destrucción! jaja, y sí, sería una buena estrategia, jeje.

lironcillo dijo...

No eres la única que se pone así. Yo suelo pasar por los estados de incomodidad, vergüenza y cabreo, en ese orden. Me cago en todos los babosos de este mundo que, desgraciadamente, son como las malas hierbas.

Petulandcia dijo...

Cerdos, son unos cerdos babosos. Por suerte no todos son así, pero haberlos, haylos.
Nena, una que no falla, ahora que llevamos todos móviles superchulis: Lo miras, muuuchos segundos, que siga haciendo guarradas, coges el móvil y enfocas para hacerle una foto, con sonrisa malvada claro (del tipo, la primera que se va a enterar es tu mujer y luego el resto del mundo, te viacolgarenlared). Es mano de santo, desaparecen, en milisegundos.
Pero estoy contigo, ¿porqué lo hacen? ¿les pone? Que ajjjjco.

Biónica dijo...

Ostras, Petulandcia ese es muy bueno!! Y encima te da tema para el blog, jajajaja!! xD Y si ya cuelgas video, ni te cuento xDD.

Me estoy acordando de una peli (que no he visto pero sí ese trozo), que se titula "La cosa más dulce", en el yutub está aquí http://www.youtube.com/watch?v=oNp5DyLWkr4&feature=related

Somófrates dijo...

Pues besitos y babosadas no sé, pero top10s de cosas frincables hacéis todos los jueves...

En cualquier caso, supongo que el susodicho era un puto feto, ¿no?

Eva dijo...

Yo despues de haber probado los insultos, los dedos en alto, la ignorancia, etc... he comprobado que lo que mejor funciona es seguirles la corriente. Los especímenes que hacen ese tipo de cosas no esperan de ti una reacción de aceptación y les da tanto corte que se suelen quedar parados por completo. Así que yo hubiera bajado la ventanilla y hubiera dicho algo así como, "Claro encanto, ¿qué quieres que te haga? Mi tarifa básica son 300 y luego para fantasías varías podemos negociar el precio". Les suele dar tanto corte que luego son ellos los que no saben donde meterse.
Claro que la opción de petulandcia no se me había ocurrido y también es fantástica.

a.forever dijo...

Que sea un feto o no da el mismo asco, Somo.

Voto por el contraataque con el móvil.

Palabra: ankst
(de arcada)

_Xisca_ dijo...

Como no conduzco, esta clase de cosas sólo me han pasado yendo a pie o en transporte público; en el primer caso, lo mejor es no mirar a nadie y hacerse la sorda, y en el segundo, a veces no se atreven sólo a decirte algo, y eso sí que es horrible y si no te atreves a cruzarles la cara, -te puede salir, pero te arriesgas a que te contesten, alguien así precisamente no respeta a nadie- lo mejor es tratar de apartarse o poner la carpeta o lo que lleves y bajarse en la siguiente parada.

Quizá que alguien te mire fijamente o un desconsiderado te grite obscenidades es lo menos grave que puede pasarte, pero no deja de formar parte de la vida de cualquier mujer, es que parece que te tiene que pasar algo de esto por narices, porque tienes menos fuerza y tienes que confiar en que alguien no se quiera aprovechar de ello, esto es así en muchos aspectos de tu vida, por desgracia.

El problema es que existen estos tíos, que quiero pensar que siguen siendo pocos -pienso que la misma panda de gañanes puede armar una media de cinco pollos al día y claro, parecen quince más- y desconozco de donde sale tanta frustración, falta absoluta de habilidades sociales y educación y respeto por otras personas, sean mujeres o no, que seguro que en otras situaciones no son mucho mejores.

Que sean guapos es algo que por ejemplo, en mi experiencia, nunca se ha dado; de darse, pienso que una persona que se comporta así no puede resultar atractivo jamás. No es sexo, es violencia; no es un flirteo ni un piropo respetuoso ni un mirar discretamente o un intento de ligar de igual a igual, es una agresión verbal, una invasión y un avasallamiento indiscriminado y no importa si el que te dice burradas se ha pasado por el gimnasio o tiene unos preciosos ojos verdes, el mal efecto y el mal rato y a veces el mal día, es el mismo.

Lo mejor es ignorar completamente a esta clase de neandertales, es lo más efectivo, de hecho, las últimas veces que me ha pasado he seguido dos métodos:

a)Hacerme la empanada, de hecho, es muy posible que en ese caso lo esté realmente, me han atropellado varias veces en el pasado, pero me habré ahorrado algún que otro disgusto.

b)Hacerse la cándida y mirar hacia atrás o a los lados como si estuvieran interpelando a otra persona, luego seguir como si nada.

Lo del móvil de Biónica me parece una gran idea, la próxima vez que me entere de que está pasando algo de esto, voy hacer el gesto de inmortalizar el momento, a ver si salen corriendo ellos por una vez.

Vida Dospuntocero dijo...

Dispararles es una buena solución, pero lamentablemente está penado según el codigo penal...

Para que se te pase el mal rato, míra esto:

http://www.youtube.com/watch?v=_mnbUi7n9CU

Ya lo dice la sabiduría popular: cada día que amanece, el número de tontos crece

Superflicka dijo...

Jo, ¡cómo agradezco esta entrada! Os leo a menudo pero no suelo comentar. Pero es que esta entrada me ha llegado al alma. A mí es algo que me pasa TODOS los días (en parte porque mi calle está en obras) y la verdad, me crea una frustración y una rabia... Ya hace un tiempo había tenido la idea de seguirles la corriente, como dicen por ahí arriba, pero es que muchas veces me pillan desprevenida y no consigo reaccionar. Pero gracias a los comentarios he tenido una grandísima idea: crear un blog específico para colgar fotos de babosos energúmenos, a ser posible dando datos, como matrícula, lugar donde ocurrió y cosas de ésas... No sé si este blog llegará a darse, pero pensar en ello me hace sentirme de mejor humor...

Teté dijo...

Asquisimoooo!!
Lo de la lengüita me causó arcadas.. a saber que tienen en la cabeza estos cerdos. Lo peor es cuando vas sola y están en grupo: a cual mas de "ingeniosos"

Lo mejor es el "tu puta madre!" viéndoles a los ojos y con sonrisa de oreja a oreja. E inmediatamente después ignorarles y seguir sonriendo.

pd: rata de dos patas me encanta: "porque un bicho rastrero aún siendo el más maldito, comparado contigo, se queda muy chiquitooo"

Misia dijo...

Somófrates, si crees que el motivo de mi cabreo cuando un tío me dice alguna guarrada es su aspecto físico es que no he conseguido expesar ni remotamente porqué me cabrea este asunto. A mí me han soltado burradas tíos que hubieran podido ser atractivos en otra vida, con otro cerebro, pero que pasan a ser catalogados inmediatamente como repugnantes. Y como yo no he conseguido explicarme, me remito al comentario de Xisca: "No es sexo, es violencia; no es un flirteo ni un piropo respetuoso ni un mirar discretamente o un intento de ligar de igual a igual, es una agresión verbal, una invasión y un avasallamiento indiscriminado".

Eva, jajaja, ¡a mí me falta valor para cualquiera de las dos cosas! Si no te lo hemos dicho antes, bienvenida y quédate a dormir cuando quieras.

A. forever, ese gesto de arcada estuve a punto de hacerle yo al baboso.

Xisca, ¡gracias! has expresado mucho mejor que yo el porqué me cabrea el asunto.

Vida DosPuntoCero, ains :)

Superflicka, es difícil reaccionar siempre bien a estas cosas, sobre todo por lo inesperado y por lo cabreante. Gracias por leernos y comentarnos de vez en cuando.

Teté, yo la canto mentalmente cuando algún capullo me cabrea. A mí me encanta lo de "adefesio maaaal hechoooo" e "infrahumano". Jeje.

Gatasombra dijo...

La pega fundamental es que piensas "si le meto una hostia me la va a devolver" que me parece que es una mentalidad que tenemos muchas (y no sin razón, que hay cada animal de bellota suelto...).

Desgraciadamente yo no tengo media torta ni entrenada ni sin entrenar (hice dos años de karate y seguía sin poder levantarme del suelo haciendo flexiones), pero yo recomiendo encarecidamente las artes marciales (el aikido mola por las luxaciones).

Lo de la foto es buena idea, pero tiene el inconveniente de que puedes cabrearles y provocar el efecto foxterrier (que se ponga a seguirte en serio para destruir pruebas). ¿paranoica? si,ya, me lo dicen mucho :D

Cuando estuve en Marruecos me dijeron que el método infalible por allí si un listo te mete mano por la calle es montar una escena y avergonzarle en público. Pero no sé porqué, sospecho que eso aquí no iba a funcionar igual...

Anónimo dijo...

Aiii.... cuánta razón... los atascos, las obras... pero el colmo del colmo, de verdad: probad a poneros detras de una barra, la brabuconería natural de estos lo que sean llega a su máximo exponente con 4 copas y una camarera que no puede dar patadas voladoras sobre la barra... porque sabéis? las camareras somos todas unas "warras"... aishhh 7 años sirviendo copas y os aseguro que ya lo habréis visto todo. Y podría ponerme a dar ejemplos a diestro y siniestro, pero creo que no vale la pena, todas lo hemos vivido antes o después, otro día os mando la lista de grandes respuestas que una va ideando con el paso de los años y la ayuda de las demás sufridas nocturnas. A base de ponerlas en práctica y perfeccionarlas hemos logrado dejar a más de un baboso guarro en la esquinita llorando aunque, también hay que decirlo, más de un susto nos hemos llevado.

Perlita de Huelga dijo...

el otro día iba con Zagloso por la calle y un tío se le acerca a él y le dice:
"Macho, vaya socia te has buscado"

Y a mí me hizo gracia. Porque me estaba piropeando a mí y homenajeaba a Mi Santo. No traspasó los límites físicos ni visuales (que yo me diera cuenta, claro) y no dijo ninguna guarrada.

Luego están los ecuatorianos de 1,60 que no dudan en acercárseme a distancias impropias y me dicen idioteces como ay mamasita. Claro que como son tan bajos y yo tan alta, me lo están diciendo a la altura del escote y eso es bastante molesto.

Y luego está el trabajo. He tenido que desterrar las minifaldas.
Me fastidia porque en mi curro los hay que llevan pantalones de esos caídos que me enseñan sus calzoncillos y no pasa nada, nadie duda de su profesionalidad y ninguna le decimos nada (aunque ha habido alguno que era para haberle aullado, eso es cierto). Yo con el tema de enseñar muslo no lo tengo muy claro: no sé si se creerán que soy poco profesional o que soy una golfa, pero por si acaso, no las llevo.

Somófrates dijo...

Copio de tu propio texto: "Odio cuando ciertos tíos hacen cosas así".

O no te has expresado bien, o, de todos modos, no eres la Misia del vestido azul que yo recuerdo.

beatriz dijo...

Yo paso, por mu gilipollas que se pongan ( y mira que he aguntado cosas ¿eh? incluso a dos en una obra discutiendo si mi culo estaba bien o era demasiado pequeño..que eso era para trepar los andamios con los dientes e hincharse a hostias) pero con lo que me sale la vena sicopata total...es cuando voy a la discoteca y ¡¡me agarran el culooo!!! por la cara, dios....a uno que pille todabia con su mano en mis cuartos traseros lo agarre por el cuello y le eche una...que casi se me mea en los pantalones y mientras estaba en estado de shock llame al portero y logre que lo espulsaran del recito.

Misia dijo...

Gatasombra, en una ocasión una amiga le montó un pollo en el metro a un tío que le había metido mano. Y funcionó: ¡la gente casi linchó al guarro!

Anónima, jaja, debe ser una gran lista. Aguantar a ciertos babosos sin poder huir de detrás de la barra debe ser complicado... porque además de babosos ¡muchos tienen a ser muy pesados!

Perli, el otro día un obrero me sorprendió a mí cuando, al pasar a su lado vi que iba a soltarme algo, temí algún "mamasita"... y me dijo "muy bueno, ese libro que llevas". Jajaja.

Beatriz, ¡flipante! yo también he vivido un agarredeculo en directo pero flipamos tanto que le dejamos escapar con vida.

mariajesusparadela dijo...

Yo voto por Petulancia. Creo que puede dar buen resultado. (y cuando vuelvas a clases, enséñaselo a tus alumnas...)

la otra yo misma dijo...

Me dan un asco tremendo, ahora volvia de un bautizo, a las 17 de la tarde por valencia, imaginad la temperatura ambiente y mi mala leche por no haber cogido el coche...pues un "personaje" me ha soltado una recital sobre gastronomia importante, de lo que tenia que chupar y comer.....me han dado ganas de pegarle una patada en su centro gastronómico ...

Eva Luna dijo...

Jajaj lo del libro que llevas qué punto no??
me estaba acordando, que un dia, en la parada del bus a las tantas de la noche, esperando un taxi, unos chicos, por la ventanilla empezaron a sacarme carteles, folios con cosas impresas tipo: "hola guapa, te llevamos?", "mira, si por lo menos te hacemos reir" y cosas asi... pues la version para esto molaría, llevar un folio con "PONTE A ESTUDIAR DESGRACIADO, QUE CON ESA CARA Y ESA PICHA NO LLEGAS A NINGUN LADO"

Rocio G dijo...

siiii, ¡a mi también me enferma que hagan cosas asi!.
La última vez que me paso fue la semana pasada, iba de lo mejor caminando y aparece un señor (de unos 40 años PUAJ! yo tengo 22, ¿como no se fija en alguien de su edad?) que se me acerca y me dice: "como me gustaría ser tu amante" con una voz similar a la de "el padrino" y una sonrisa de matador (que resulto ser grotesca). Como es de esperar se me desfiguro la cara y de tan enojada no atiné a nada...por lo que continue caminando. Minutos despues me vino toda la ira y giré para ver si seguía por allí , pero no, se había ido. Me sentí taaaaan impotente Y OFENDIDA.

Una de las cosas que me ha llamado la atención fue esto:

"soy como toro pal negro" (estaba vestida completamente de color negro).
¿Como no analizan sus oraciones? ¿no se dan cuenta que dan a entender una posible homosexualidad fetichista por los afroamericanos?

Misia dijo...

MariaJesusParadela, ¡Petulandcia gana por goleada!

La otra yo misma... ¡¡¡¡aaaaaagghhhh!!!!! (creo que ya lo he dicho más arriba, pero lo reitero).

Eva Luna, jajaja, eso, contestación con premeditación y alevosía.

Rocío G, jajaja. Gran teoría. No sé si te lo hemos dicho ya, pero bienvenida y quédate a dormir cuando quieras.

Anónimo dijo...

jejee... si, si, todas nos ofendemos mogollon... hasta que te das cuenta de que hace mucho que cuando pasas por las obras a la que gritan es a la muchachita de al lado, y a ti ya, que te zurzan... jus jus... no reconocería esto en publico ni muerta, pero hijas, algun dia hasta sube el ego y todo... jajaja

Por cierto. Con el tiempo y mucha observacion me he dado cuenta de que es la reaccion lo que buscan. Su fundamento no es agradar, sino sonrojar. Por eso siempre van a adolescentes y jovencitas... jaja jajaa. A estas alturas poco me iba yo a abochornar ya de nada. (tampoco soy tan vieja, oyes, apenas 45).

Se que muchas os vais a revolver contra este comentario, y direis de todo, ya, pero tiempo al tiempo, ya me contareis cuando haga años que ningun obrero os obsequia babosidades, nadie os toca (Ni se le ocurriria) el culo en la disco (Entre otras cosas por que no vais ya), ni os tiran besitos... algun dia cuando ya no pase nada de esto, de repente habrá algun flipao de la vida que se caiga con un guiño o un "Vaya tetas" y vuestra reaccion será de asco, si, pero con su puntillo de subidon del ego, os reireis a gusto (Por que ya estareis de vuelta de todo y no os molestarán ni abochornaran estas tonterias, y se lo contareis a vuestras amigas partidas de risa ...

molinos dijo...

Te entiendo perfectamente. A mi una vez me llamaron pasando delante de una obra " felpudínnnnn"...¿ se puede ser más asqueroso???? Lo que no puedo reproducir fué lo que le dije al tío...

Misia dijo...

Anónima, jaja, no sé: ya te contaré dentro de quince años.

Molinos, ¿felpuquéeeee? requeteaaaaggggh.

JuanRa Diablo dijo...

Yo apuesto a que a ese tipo le das pie a que llegue a donde quiera y se marcha acojonao. Sólo los impotentes hacen eso.

missmole dijo...

No creo que exageres ...

Son situaciones muy desagradables, sobretodo en condiciones así en las que no hay manera de perder de vista al desagradable especímen.