MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

lunes, septiembre 14, 2009

Han vuelto

Las he visto. En vivo y en directo. Con estos ojitos que mi madre me dio, con estos mismos ojitos que se me han caído al suelo después de salirse de sus órbitas, del susto que me ha dado la visión. Fui tonta por creerme protegida, aún después de tanta amenaza, después de tanto leer sobre su vuelta, después de verlo en revistas. Me creí protegida por ser periferia y no rica. Incauta de mí... porque ha ocurrido. Han regresado.

Hace un mes y pico (sí, pleno verano, pero con las tiendas ya llenas de ropa de otoño) fui a dar una vuelta con Miss X por Zara. Ella gritó, sacó una percha con una chaqueta y ahí estaban. Ellas.

¡¡¡LAS HOMBRERAS!!!

Camufladas entre toda la ropa, bien ocultas en el forro de esa chaqueta aparentemente inocente, esperando a su incauta víctima.

Se dice que en moda todo vuelve. Los bajos de los pantalones suben y bajan, las cinturas también. Los anchos, las siluetas, los colores cambian. Yo sigo las tendencias a medias, soy bastante clásica vistiendo y sólo sigo las tendencias que me gustan y que creo que me sientan bien (aunque estoy segura de que dentro de unos años veré fotos de ahora y me echaré las manos a la cabeza). Pero es que lo de las hombreras es un trauma para mí.

Hace años las dichosas hombreras eran ubicuas. No había forma de tener un jersey, chaqueta o camisa sin hombreras. Y si una prenda no las tenía, muchas se las plantaban, con esas hombreras de mercería enganchadas en las tiras del sujetador. Yo tenía una compañera que se ponía las hombreras hasta bajo la camiseta de gimnasia en el colegio y así se iba a dar vueltas a la pista de atletismo y a jugar a baloncesto. No llegué a comprobar nunca si se ponía también también hombreras bajo los tirantes del bañador.

Yo las odiaba. Las odiaba a muerte. Me quitaba todas las hombreras que podía, las descosía, las cortaba, las eliminaba y no las quemaba porque a mi madre no le habría hecho gracia que hiciera una pira hombreril en casa. Eso me traía dos problemas: alguna ropa quedaba rara porque estaba hecha para ser llevada por jugadores de fútbol americano y sin las hombreras quedaba... pues eso, rara. Aunque ahora que lo pienso, parece que me adelanté a mi tiempo y al estilo raper. Y mi madre protestaba "hijaasílovasallevarconesoshombroscaídossinformasingracia". Un desastre. Fue un alivio cuando esos dos almohadillones cutres se marcharon de mi vida hace muchos años. Pensé que para no volver, pero...

Me equivocaba. Y ahora nos invaden de nuevo. Están en los desfiles, en los vídeos de Madonna, en Mango y en Zara... ¡esto es peor que una invasión alienígena mutante zombie! Espero que no se extiendan tanto como en el pasado, pero de todas maneras lo digo: va a sonar fatal decir esto, pero en este caso, antes que ser Madonna con hombreras seré como el Dúo Dinámico: ¡Resistiré!

28 comentarios:

Gato dijo...

Juas juas... yo me ponía y era como Mazinger Z, que ya tengo los hombros anchos... hija, fueron unos años malos. Lo bueno es que ahora las modas son mucho más cortas. Pasarán.

marijose dijo...

100% de acuerdo. Yo me lo estaba viendo venir y esperaba que en algún momento los diseñadores "visionarios" recuperaran la cordura y dejaran de sacarlas en sus desfiles. Pero no. Ha sucedido. Y yo tambien me uno a la resistencia, aunque eso suponga no poder comprarme casi nada de ropa en todo el invierno, pero no pasaré por el aro... ¡¡¡me niego a ser la doble de Robocop!!!

Cattz dijo...

Tampoco pienso caer. Tengo ropa acumulado de otros años y no me importa ir desfasada XD
¿Volverán los calentadores?

_Xisca_ dijo...

También me he fijado en la vuelta de las hombreras, pero en fin, creo que hay demasiada gente a la que le sientan francamente mal -yo entre ellas, si eres pequeña y más bien gordita te achaparran más- y quizá resulten demasiado extravagantes, con un poquito de suerte.

Precisamente con aquello de llevar las botas con una especie de pantalones de raso como si fueras un húsar que querían poner de moda hace unos años pasó eso. O presentan una versión muy suavizada de las hombreras o lo veo chungo.

De todas formas, simplemente pasaré de ellas, como he pasado de los leggings, por poner.

javi dijo...

Vuelven los 80 otra vez (más.) ¡Y lo siguiente serán los pelos cardados!

Cualquier resistencia es fútil, uuneteee...

Er-Murazor dijo...

Vaya, allí en mi pueblo también habiá muchas chicas que se ponían las hombreras bajo las camisetas para Educación Física. Yo que pensaba que era cosa de allí, y ahora resulta que fue algo generalizado.

¿Entonces esta temporada que entra lo pijo va a ser llevar hombreras como en los ochenta? Pues menos mal que leo blogs, porque si no cuando hubiera visto a alguien en Madrí vistiendo a la última moda y hubiera pensado que es una catetada habría vuelto a quedar como un asocial desinformado. Otra vez.

Felisuco dijo...

Yo las odio como espectador.Me parece que no le quedan bien a nadie.Desde cuando marcar hombros de luchador de WWE es atractivo y sexy?

Los caminos de la moda son asi de idiotas.
A mi me pasa con los jerseys en invierno.
Me gustan sin elastico ni en las mangas ni en la cintura, y de cuello de pico.
Me gusta como me quedan, y me encuentro mas comodo.
Algunos años estan de moda, y en cualquier tienda que entro tengo 3 docenas para elegir, y otros años tengo que recorrer 10 tiendas para conseguir ver un par.

Pewro que se le va a hacer, ya me he resignado...

Perlita de Huelga dijo...

Pufff... Xisca, yo no me las ponía porque era muy alta ya para mi edad y tenía miedo de parecer un jugador americano. Creo que ni altas ni bajas podemos permitirnos esos apéndices asquerosos.

Mira, los leggins sí que me los he puesto porque me molan pero hay muchas cosas que por mucho que sean de moda, no hay donde ponérselo. Por ejemplo, unos bombachos cortos como de seda que se llevaron hace tres años. Achaparran hasta a Cindy Crawford!

Hay otra moda absurda: veo ahora a las fashion de Palma que llevan como unas botas de piel pero luego llevan los dedos al aire!

Ah, y lo peor de esta temporada, la sandalia romana hasta la ingle. Joer, que se te queda la marca del sol en la piel y además, eso no eres capaz de aprovecharlo el próxmo verano!

Zirie dijo...

Ya lo han dicho por aquí. Vuelven los 80. Estas vacaciones he podido comprobarlo en Berlín. Cardados, colores chillones, hombreras, gafas xxl...Pero a mí me da que eso no va a tener mucho éxito por aquí ¿qué decís?

lironcillo dijo...

¡Qué horror, qué horror! Ya sufrí viendo la vuelta de los leggins, y he resistido, no han tocado estas piernecitas. Yo también me quitaba las hombreras, todas. Y no pienso caer en la horrendez de llevar unas. Que ya sé que la moda es cíclica, pero todo tiene un límite, hombrepordios.

Vicent dijo...

Berlín no cuenta, los alemanes son horteras año tras año y moda tras moda, les resbala el tema...

Illuminatus dijo...

Razon por las que me encanta ser hombre número chiquiticientos y pico (el Kaiser guillermo me ha robado el prefijo para las centenas).

Al menos ahora se podrá ver la reposición de Sensa sin sentir vergüenza ajena. XD

_Xisca_ dijo...

Yo sí me ponia las hombreras, bueno es que no sabía quitarlas, simplemente, eso sí, si no había no las añadía y en EF menos. Me parece que mis "pantalones de húsar" son tus "bombachos cortos como de seda"...es que era tan indescriptible XDDD

Lo malo de estas modas raras, es que primero te parecen imposibles, pero si se quedan el tiempo suficiente te acabas habituando y hasta te parece que queda bien. Si piensas un poco como si fueras del Vogue o similar, es cierto que cada una tiene un estilo y que como suele haber modas para elegir, lo mejor es quedarse con lo que te guste y lo que te siente bien.

Eso que decís que vas por las tiendas y no encuentras cosas "clásicas" que deberían estar ahí, también me pasa, sobre todo con colores determinados que no estén de moda. Menos mal que el negro no hay quién lo quite.

Marimerx dijo...

Yo de pequeña las odiaba, por fortuna, era demasiado niña en esa época y no legué a llevar, pero recuerdo a Doña Emilia, mi pediatra, cuya bata blanca sí que llevaba hombreras, y era como si pasase consulta con un abrigo blanco...

El caso es que las sigo odiando, pero si Madonna da el visto bueno, mucho me temo que en pocos meses, a lo sumo el año que viene, terminen por encantarnos a todos!

(Por cierto, Jaume al final sí que se quedó con Assum, despues de que Assum ella quedara viuda al ser asesinado su primer marido por el novio de éste. Lástima que el pobre hombre compañero del hospital de mi padre no lo viera, con la alegría que le hubiese dado!)

Perlita de Huelga dijo...

jajaja Xisca, esos mismos! los pantalones de húsar!
Claro, así dicho suena incluso hasta elegante!

Pues eso mismo, que cada cual se quede con lo que mejor le siente. Yo me abalancé a por los leggins porque los he llevado incluso cuando eran horteras. Ya que no tenía un vientre plano para lucir piercing, por lo menos marco pata.

umm cosas clásicas que no se encuentra. He buscado un vestido para bodas de color rojo este verano y no ha habido narices. Sí, a veces son un poco pesados con la paleta de colores.

Angel Sanz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Misia dijo...

Gato, espero que la moda sea corta y poco extendida. Odiooooo.

Marijose, jiji, sí, es que si empezamos a sumar capas con hombreras en invierno... recuerdo la gente que llevaba hasta tres capas con sus respectivas hombreras... ¡el horror, el horror!

Cattz, por aquí las adolescentes los llevaron mucho hace un par de años. ¿Re-volverán?

Xisca, sí, vamos a pasar de largo por hombreras, húsares y demás. Es cierto que hay un montón de tendencias entre las que elegir, al menos me da la impresión que antes estaba todo más uniformado... aunque como un color se les atraviese no se encuentra ni bajo las piedras. Asco.

Javi, ¡nnnnnooooooooooooghhhhh! ¡huyoooooooooo!

Er-Murazor, ¡QaD, un servicio público!

Felisuco, "Yo las odio como espectador". Bueno, si es como espectador de cine y apoyas la cabecita en el hombro de la susodicha hombrerizada, debe ser mucho más confortable, jiji. Esos jerseys molan.

Perli, estoy de acuerdo con lo de las botas con los dedillos al aire. Mi no entender.

Zirie, no podemos subestimar la capacidad de las fashion victim de ser victims de cosas absolutamente desfavorecedoras. Así que los colores flúor, los cardados y las hombreras convivirán con nosotros, me temo...

Lironcillo, esperemos que sea un ciclo corto. Muy corto. Cortísimo.

Vincent, jijjiji, sí, se quedaron anclados en los 80 por alguna extraña razón.

Illuminatus, jajajaja, hombre, también tiene sus cosas buenas (y muchas) lo de ser chica. Eso sería un post.

Marimerx, qué chula tu pediatra. Y respecto a Jaume y Assum... ¿me he perdido algo? (o mucho).

Be dijo...

Marimerx, ooooooh, qué gran serie ésa! No me extraña que el señor quisisera saber cómo acababan!

[Misi, es un comment continuación de un comment anterior ;) ]

Marimerx dijo...

Sí, aunque en realidad es cada vez más un novelón a la valenciana... Pero enganchar engancha!

Y con respecto a mi pediatra... Yo la recuerdo con horror, porque me metía el palo ese espantoso en la boca todas las veces!

Bichejo dijo...

Yo llevaba hombreras, bien metiditas por las tiras del sujetador, debajo del uniforme...cuando veo esas fotos me autohorrorizo!!

Espero no picar, pero soy voluble...

Misia dijo...

Jeje, gracias, Be. Estaba despistá.

Marimerx, ;)

Bichejo, ¡has vuelto ya! yo me autohorrorizo de fotos de hasta este verano por los modelitos cutres, jijiji.

Biónica dijo...

Y cuando se deslizaban sibilinamente hasta el pecho? Nunca lo hacían las dos a la vez, eh? xD

Anónimo dijo...

mi madre nunca ha renunciado a ellas, todavia me dice..."con hombreras te quedaria mejor" o "esa camisa pide a gritos unas hombreras"...dios que cruzzzzz

Misia dijo...

Biónica, jijijijiji. Una compañera usaba hombreras para rellenarse el sujetador. Sale más barato que las cosas esas de silicona.

Anónimo, ains. Es que los años 80 marcaron mucho...

Obi-Coco dijo...

Me niego!!
Caí en las rayas, aun no caí en los cuadros,... pero ni de coña m pongo hombreras!!

María dijo...

jajjajajajajja

buenísimo!!!!
me encanta el salero con el que escribis!
gracias por las risas :)

Miau dijo...

¿Y nadie tenía las hombreras que llevaban un velcro en la parte de arriba, para poder fijarse a cualquier suéter por dentro?

Así te quitabas de sujetarlas con los tirantes del suje.

Aunque eran igual de horribles de todas formas :D

missmole dijo...

No, no, me resisto ... Yo aún no había asumido la moda de los pitillos que tan mal me sienta personalmente, pero por las hombreras no paso!!

Yo aprendí costura precisamente quitando las hombreras a todas las prendas que me compraba mi madre,jeje.