MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

martes, diciembre 07, 2010

Pequeña Be del Infierno

(Para Walita, lectora, colega y musa)
Este puente trabajo los tres días pero tengo la nevera llena de tuppers de mi madre (lentejas, estofado, consomé, guiso de pollo con berenjenas, ensaladilla rusa y una deliciosa salsa boloñesa), así que el saldo de felicidad sale positivo. Y es el momento perfecto para explicaros por qué Mi Madre Mola Mil: se está vengando.

Ahora soy esta bloguera que os escribe (últimamente, poco), esta periodista que se gana la vida con palabras (y números), esta mujer que habla por los codos (que se lo digan a mis facturas de Movistar)... pero hace muchos años (¡más de 30!) fui una niña de lo más tocapelotas.

Con año y medio subordinaba -según Mi Madre- y con dos en lugar de "para" decía "detente". Y toda esa capacidad de lenguaje la utilizaba para el mal.

Tenía yo dos años, y Mi Madre 25, y nos dirigíamos a casa en taxi tras pasar unas cuantas horas con mis abuelos y mi tía AG. Creo que nunca ha salido en QaD: AG trabaja en moda y los niños sólo le gustan sordomudos, parapléjicos o residentes en algún país del tercer mundo... y ese día había dicho algo que me dejó intrigada.

PequeñaBe: Mami...
MMMM: ...y todo el mundo la llamaba Caperucita Roja. Un día...
PequeñaBe: Mamá...
MMMM: ...su madre le pidió que llevase un pastel y una jarrita de miel a su abuela que vivía al otro lado del bosque y estaba enferma...
PequeñaBe: Oye, Mamá...
MMMM: ...y le dijo que no se entretuviese por el camino y que no hablara con desconocidos porque el lobo...
PequeñaBe: ¡¡MAMÁ!!
MMMM: ...el lobo... Dime, hija.
PequeñaBe: Mamá, ¿verdad que todos los taxistas son unos chorizos?
MMMM: …el lobo...
Sr. Taxista: No se preocupe, señora, estamos acostumbrados.
MMMM: ...así que Caperucita Roja recogió la cestita y se puso en camino...

Todo esto con una dicción perfecta, porque la pequeña niña repelente que era yo no ceceó nunca, ni tuvo problemas con las erres, ni se trababa con las palabras difíciles como “coyuntura” que por cierto aprendió antes que los nombres de los planetas.

Ahora hago gala de una prodigiosa memoria de pez, pero por aquel entonces no me olvidaba de nada. Como por ejemplo un día que acompañé a mi madre a la tienda. Había estado callada todo el rato y cuando llegamos a la caja para pagar, me puse a hablar.

PequeñaBe: Mami...
MMMM: Ahora en cuanto compremos estas cosas nos vamos a casa...
PequeñaBe: Mamá...
MMMM: ...y preparamos una merienda-cena con colacao, pan y mantequilla, tortilla francesa...
PequeñaBe: Oye, Mamá...

MMMM: ...jamón con tomate, yogur con miel, zumo de naranja...
PequeñaBe: ¡Mamá!
MMMM: ...queso de agujeros... dime, hija.
PequeñaBe: Mamá, ¿por qué venimos a esta tienda, si la abuela dijo el otro día que eran unos ladrones, que le habían cobrado por una mantequilla centitantas pesetas?
MMMM: ...
PequeñaBe: ¿Por qué, eh, Mami? ¿Por qué?

Y luego nació MeriLein, y tiempo después, Ro. Acabábamos de volvernos a Madrid tras un año y medio en Málaga, y Mi Madre no tenía muy claro cómo iba el calendario escolar en la Capital, así que me encargó que me enterara de cuándo empezaba la jornada intensiva. PequeñaBeDelInfierno tenía 5 años.

PequeñaBe: Mami, el lunes ya no tengo que ir al cole por la tarde.
MMMM: ¡Qué barbaridad! ¡Eso es un mes antes que en Málaga!

Y me pasé un mes sin ir al cole por la tarde, pasándolas en el parque con mis hermanas. Y metiendo unas bolas sobrenaturales a sor María Teresa, que debía de pensar que Mi Madre era una madre desnaturalizada y que no tardaría mucho en perder la custodia de las tres. Así que, en la fiesta fin de curso...

SOR MARÍA TERESA: ¿Qué tal las niñas?
MMMM: Muy bien, y la peque es muy buena, tenemos mucha suerte.
SOR MARÍA TERESA: Sí, ya me ha dicho Be que este mes no ha estado viniendo a clase por la tarde porque te tenía que ayudar a cuidar a su hermana. (*)
MMMM: ¿Cómo?

Y estos son sólo tres ejemplos de mi encantadora manera de ser... ¡que Mi Madre me lleva haciendo pagar desde entonces!

(*) Bueno, en aquel momento me pareció superbuena idea.

15 comentarios:

Er-Murazor dijo...

¿Y coló que te tiraras un mes entero sin ir a la escuela por la tarde sin que llamaran a tu casa ni nada? Aquella monja era una santa... xD

Inés dijo...

Jojojo.

Tú madre mola mil, pero tú también.

Mi hermano era igual. Pero en lugar de usarlo con el resto de la gente, lo hacía conmigo...

Illuminatus dijo...

De algún modo mis padres tuvieron suerte conmigo porque tenía yo más manía de fijarme, escuchar y captar cosas sin hablar mucho, aunque también daba asco de lo correctito y pedante que resultaba a veces.

_Xisca_ dijo...

¿Con 5 años un plan así? qué miedo...

Efe Morningstar dijo...

Qué montón de maldad y, sobretodo, cómo mola esa alegría educativa preLOGSE: si el niño falta, bueno, pues ya se la apañarán los padres.

Si eso lo hicieras hoy día Servicios Sociales habría mandado a la policía local a tu casa y a TMMM le habrían cascado enemil eurazos de multa.

Y ella te habría matado sumergiéndote en lentejas, como si lo viera.

SS mola mil también.

ca_in dijo...

Para que luego digan que Shin-Chan era una exageración.

Erik D'Lan dijo...

Estimada Be (que como dicen por ahí arriba seguro que molas mil), como a mi también me toca currar todo el puente estoy en un estado un poco malvado. Disculpen las molestias. ¿Eres consciente de que si tienes una pequeña Be en un futuro lo normal es que se parezca a ti para lo malo como para lo bueno?

walita dijo...

:'((( lágrimas de emoción!

La idea de un mes sin ir a clase por la tarde es total!!!! Claro... yo no la pude poner en prácticas porque era la pequeña. =(

Tu madre mola mil y tú... también :)

Aunque no tanto como la abuela de zarajota :P pero casi.

Butterflied dijo...

¡Menuda pájara! Jajaja, me ha encantado, me ha recordado a mí, que hacía cosas parecidas... A la panadera de por aquel entonces yo le hacía mucha gracia, porque hablaba muy bien, sabía muchas cosas y saludaba a la gente que entraba... Pero me metía debajo del mostrador y empezaba a decir que qué feas eran las clientas... xD

molinos dijo...

Be..tengo malas noticias..yo era como tú..y el destino me ha castigado con la princeza roza...que es la versión 2.0 de mi misma..es el horror.

Be dijo...

Zor, de santa nada, el mérito fue todo mío. ¿No ves que venía a buscarme la niñera puntualmente todas los mediodías? Y yo tenía 5 años, ¡¡cómo iba a haber urdido yo toda esa trama!!

Inés, pues yo a mis hermanas no las liaba nada de nada. Pero porque no se me ocurrió (fallo mío).

Illu, yo pedante infinito, pero de correctita naaaaaaada.

Xisca, BUAJAJAJAJA!

Efe, tu crees que los Servicios Sociales Iluminados se hubieran creído que la culpa de todo aquello era mía? Nah!

Ca_in, un aficionado!!

Erik D'Lan, pues no lo había mirado desde ese punto de vista... ^_^

Walita :**** (y NADIE mola tanto como la abuela de ZJ)

Butterflied, y tu panadera en la actualidad se venga de ti igual que hace Mi Madre conmigo?

Molinos, si no fuera porque lo dices con la boca pequeña hasta me alegraría de que, poco a poco, se me esté pasando el arroz...

i.boy dijo...

MMMMM está siendo muy benévola... yo en su lugar te haría sufrir mucho más...
sabes desde siempre que soy fan incondicional de tu madre. Si ella supiese todo todo todo.... (claro que si la mía lo supiese todo me desheredaba...)
te hace tuppers???? es una santa con mayúsculas...
Viva MMMM de Be.

Javier dijo...

Yo de pequeño también fuí un niño repelente, con perfecta dicción desde bien prontito, memoria prodigiosa (pasen y vean al increible niño que se aprende los cuentos de memoria, palabra por palabra y aparenta leer, una innata facilidad para las matemáticas que usé como no para el mal, vanagloriandome frente a compañeros de clase, familiares y profesores y una insana fijación con que no me llamaran por el diminutivo ("no me llamo Javi, me llamo Javier" repetía sin cesar el increible niño pera), obsesión que arrastré a la adultez en forma de reprimida sonrisa nerviosa (ahora no suelo decir nada cuando me llaman Javi, pero por dentro sigo repitiendo "me llamo Javier")
Ahh, y falsifiqué una firma de mis padres en primaria con papel calco azul, chupate esa.
Será por toda esa mezquindad que mi madre no me prepara tuppers (y porque presumo cocinar mejor que ella, seré lechugino)

una gata en jerusalem dijo...

Tu madre lo que es es una Santa si después de todo eso te prepara tuppers riquísimos!!!

Be dijo...

i.boy, este finde me he traído lentejas (con chorizo), potaje de garbanzos, dos tipos de arroz distintos (uno con verduras, otro "a la china") y un guisote de alcachofas con patatas. Y no digo más.

Javier XDDD Calla que me acuerdo del tebeo del Joven Lovecraft y me siento culpabilísimaaaaaa... Tenemos un sarao pendiente!!

Gata en Jerusalem, riquísimos es poco!! ÑAM!