MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, mayo 06, 2011

Dissociative musicality disorder


En uno de los apartamentos de mi edificio están haciendo obras. En concreto, en uno de mi mismo piso. En más concreto todavía, en el que está enfrente de los ascensores.

Paso por delante varias veces cada día, así que llevo unas semanas escuchando el progreso de las reformas y disfrutando de la cuidada selección musical que ponen los obreros para amenizar su trabajo. A partir del tercer día empecé a tomar notas de mis observaciones.

Voy a compartir con vosotros las notas de la semana pasada.

LUNES

Ruido: del infierno.
Música: Hero, de Mariah Carey (la he tenido que buscar).



MARTES

Ruido: del infierno.
Música: Think Twice de Celine Dion (ésta también).



MIÉRCOLES

Ruido: del infierno.
Música: One Moment in Time de Whitney Houston (ésta no: soy de la generación que vio El Guardaespaldas en el cine).



JUEVES

Ruido: del infierno.
Música: When de Shania Twain (ni zorra, en serio).



VIERNES

Ruido: del infierno.
Música: Pero Me Acuerdo de Ti, de Christina Aguilera.



SÁBADO

Ruido: ninguno (no hay obreros, yay!).
Música: Evaristo, de Extremo Duro



Perdonad mi francés, pero… WHAT THE FUCK??

13 comentarios:

Bruja Naranja dijo...

Los obreros oyen canción romántica y el sábado suena Extremoduro. El mundo al revés. Por cierto, Be, mi iPod te sonaría a música del infierno...

JuanRa Diablo dijo...

¿Y no les ves a esos obreros un aire nostálgico melancólico romanticoide?

Normal que cuando se largan se desaten los infiernos...

SMG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Walita dijo...

Walita con una cartulina rectangular negra en los ojos se confiesa con voz temblorosa: Espero poder ir algun día de mi vida a un concierto de Shania Twain. Su canción You're Still the One me parece de lo mejor... y si! soy una ñoña del infierno. =$

Muaaaaaaaaaaaaaaa

molinos dijo...

Primero..tengo que ir a tu casa.

Segundo..vives en un casino de Las vegas?

Be dijo...

Bruja Naranja, con "ruido del infierno" me refiero a "ruido de obra en plan golpes a cosas", eh? XDDD

JuanRa Diablo, esos obreros me tienen desconcertadísima...

Walita, Be, con un rectángulo negro sobre los ojos, confiesa a su vez: no he escuchado nunca, conscientemente, una canción de esa chica (pero sí tú dices que mola, te creo).

Moli, igual me acabas de dar la clave de la historia... ¡los obreros son de Las Vegas! Pues sí, ¡¡tenemos que hacer algo en casa!!

Anniehall dijo...

Yo, como Moli (qué risa lo de las vegas), tengo dos cositas:

UNO: ¿estás segura de que son obreros? ¿no habrá llegado la paridad al mundo de la reforma? Es tannn raro.

DOS: Yo soy de la generación que pudiendo haber ido a ver el guardaespaldas en el cine, esperó a que la pusieran en la tele ;P

Montse dijo...

No habia escrito nunca un comentario, pero siempre hay una primera vez y esta bien lo merece!

Me parto con los obreros, pero de verdad con esa selección no apta para diabeticos. Yo ya hubiera picado a la puerta con cualquier escusa! por favor que intriga.
el comentario de que si vives en las vegas me ha hecho petarme de la risa.
Por favor averiguar algo más sobre ellos y dínoslo por dios!

Efe Morningstar dijo...

Son rumanos gayses de Las Vegas, concretamente.

Anyway, la culpa es tuya por no vivir en provincias: ahí se pone Cadena Dial sí o sí, como Dios manda.

Gato dijo...

Pues yo lo veo clarísimo: el que se muda es el de la música del sábado, así que mi enhorabuena porque la alternativa titanic style me da bastante grima...

Juanramb dijo...

La de Extremoduro se llama "Jesucristo García", no Evaristo :P

_Xisca_ dijo...

Creo que deberías contestarles con tu música, a ver si salen y podéis quedar a merendar, sobre todo para saber cómo se titulan sus carpetas en el Espotify...

GettingScared dijo...

Los obreros son dos decoradores blanditos. El vecino del sábado me cae mejor músicalmente. Pero no entiendo por qué contrata decoradores blanditos...