MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, junio 09, 2006

El Ibex del Amor

¿Sobre qué postea una después de la visita multitudinaria de frikis de ayer? Más de 400 visitas, dios qué vértigo (gracias Neithan)… A ver, esta semana no he hecho nada raro con un tanga… va a tener que valer un post que tengo pendiente de escribir desde hace algunos días. Iba a esperar a las musas, pero no terminan de llegar, así que sin musas. (Me sugieren que ponga un par de ejemplos prácticos... lo editado a las 12:30, en rojo)

En un año he aprendido todo lo que sé de Bolsa. Que tampoco es tanto, en realidad. Con lo que no sé se pueden llenar piscinas (digamos mejor estadios, en homenaje a que hoy empieza El Mundial), así que no me hagáis preguntas que no voy a saber contestar.

Últimamente trabajo tanto que el Ibex sigue en mi cabeza cuando salgo de la radio… así que cuando mis amigos/as me cuentan sus penas/alegrías o me consultan cosas, aplico la filosofía del buen inversor para analizar la situación. Y lleno la conversación de símiles sacados de la Renta Variable.

Quiero compartir con vosotros esta filosofía antiprofunda que tantas vidas y corazones ha salvado hasta la fecha (cero): uno elige qué comprar (o con quién salir o de quién enamorarse) según sea su Perfil de Inversor, ya sea conservador o amante del riesgo. Y es que hay muchos tipos de valores.

Blue Chips: Aquellos “pesos pesados” que por el tamaño, solidez y consolidación de la empresa, no es probable que se desplomen. No suelen tener grandes vaivenes, y tampoco suelen subir mucho (salvo excepciones)... Eso sí, con una economía estable se espera que vayan subiendo con el tiempo. Te dan una vida tranquila, son inversiones seguras, para medio o largo plazo. Hablamos de esas relaciones estables en las que es fácil dejarse llevar, y que cuando te quieres dar cuenta ya llevais 1 año... Chicos fiables, relaciones en las que sabes cual va a ser el siguiente paso. Quizá son aburridas, aunque nunca te puedes fiar (mira lo que pasó con Enron).
Yo pondría como ejemplo al BBVA, al Santander o a eléctricas como Endesa.

Chicharros: Pues eso, lo contrario. Son valores que pueden sufrir movimientos bruscos de subidas o bajadas, buenos para el corto plazo pero peligrosos para inversores con poca experiencia. Se conocen también como “valores para el intradía” porque a veces no son ni para el corto plazo, sino para el cortísimo. Ese chico tan vistoso que es perfecto para un apaño, pero al que sólo una tonta entregaría su corazón (o la totalidad del capital)... la perfecta aventura de una noche, y que tiene tanto encanto que hay que "controlar" si no quieres perder la inversión.
Aquí incluiría a Service Point, a Urbis, a Sniace... y a mi amigo Canalla.

Valores promesa: Los que todos los analistas recomiendan (tus amigas te dicen “¡con lo mono que es! ¡tienes que quedar con él!”, a tus padres les encanta, objetivamente sabes que es perfecto para ti…) pero no terminan de subir (no te llena, o la cosa no funciona en el plano sexual). Aquellos chicos a los que vas a terminar por decir "no eres tú, soy yo... eres racionalmente perfecto, pero no sé qué me pasa, que me falta algo...". Y, a pesar de lo que digan algunos, estarás diciendo la verdad.
Telefónica, que por cierto parece que empieza a despegar, así que puede que no haya que perder la fe…

Valores de alto dividendo: El dividendo es una retribución que dan muchas empresas a sus accionistas una o dos veces al año, mientras que otras hay años que no dan dividendos. Es independiente de cómo vaya lo demás: la compañía puede estar haciéndolo mal en la bolsa, pero decidir dar un dinerito. En el plano que nos ocupa, un buen dividendo es cuando tu novio dice/hace “algo” y tú sonríes y dices para ti: “Ya me acuerdo por qué estoy con este chico”. Esas relaciones que pueden pasar una época aburrida (o no) pero que, a intervalos más o menos regulares, ambos miembros recuerdan por qué están juntos y qué hace especial al otro. Esos chicos con el don de la oportunidad, que te llaman 3 segundos después de que se te haya pasado por la cabeza que quieres hablar con ellos.
Este año, por ejemplo, Antena 3 y Telecinco.

Valores para tener en cartera: Valores tranquilos, con buenas perspectivas y no demasiado riesgo, que no suban muy de golpe pero que suelen hacerlo mejor que el mercado, y que tengan un dividendo interesante. Los mas recomendables, y los que más escasean. Esos que decimos "yo solo quiero que sea divertido, listo, marchoso, que me trate bien y que me guste. ¿es que nunca se pueden dar a la vez todas estas variables?".
Los bancos medianos (Popular, Bankinter, Sabadell), Arcelor, Gamesa…

Ahora mismo estoy poniendo cara a cada una de estas categorías, jijijiji... Todos los ejemplos los he dado referidos a hombres, pero pueden darse la vuelta y aplicarse a chicas (eso que lo haga ya cada uno si le interesa).

Mi consejo preferido en los últimos tiempos es DIVERSIFICACIÓN. Será porque no lo tengo claro, o será porque mis compañeras más mayores se acuerdan de cuando cada acción de Terra valía 160 euros (y al final lo compró Telefónica por poco más de 5). Voto por diversificar, por poner los huevos en distintas cestas para que no se rompan todos.

Si te decides por no diversificar (que será porque has tenido suerte), recuerda esto que te digo yo y la Comisión Nacional del Mercado de Valores: Rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras. O sea, una empresa puede llevar 20 años ganando un 15%, pero eso no garantiza que el año que viene vaya a ganar otra vez un 15%. Traducción: no te duermas en los laureles.

Oh, dios, estoy hecha una cínica. Y aquí termina la teoría del amor bursátil de Be, no sin antes avisaros de que no hagáis caso de los valores seleccionados por mí a la hora de hacer vuestras inversiones. Que me lo he inventado todo, hombre ya.

Y ahora, después de leer esto (si has conseguido llegar al final), confiesa… ¿eres una chica/un chico Hedge Fund (=fondo alternativo de alto riesgo), o más bien un Bono del Estado?

15 comentarios:

Misia dijo...

Jiji, a mí me ha quedado clarísimo qué soy yo. E invierto en... chicharros y valores promesas de los que acaban siendo un bluf. Así me va.
Y la diversificación: vale, he visto la aplicación práctica del asunto (no creas que era mal consejo para quien lo diste) pero se necesita tener una capacidad de inversión que no todas tenemos. Hombre, si cuesta que un valor bursátil se vaya contigo, qué no costará buscarte a tres a los que les apetezca pertenecer a tu cartera de valores.

Maya dijo...

Ummm, no se yo... Entonces, si yo apostaría en bolsa por Blue Chips tranquilitos y sin grandes sobresaltos, porque acabo siempre con tipos chicharros?

Be dijo...

Maya, hmmmm... ¿quizá porque cuando haces cásting sólo te fijas en los que tienen "chicharro" tatuado en la frente? Es un suponer...

neblina dijo...

Yo también elijo chicharros, pero debe ser una tendencia innata al desastre absoluto.

De hecho, que pena pero me temo que pa chicharra yo!! y mira que me gustaría ser Letra del Tesoro... Y vivir féliz con un valor de renta FIJA...

dana dijo...

yo estoy pensando en una clasificacion que no existe no se puede ser unmedio medio...un depende del dia??? con aburriemiento y sobresaltos incluidos?? es que los valroes de renta fija siempre me aburrieron y los chicharros siempre me encantaron (para mi desgracia).,,,, asi que elegi un mal menor un "chicharroncito"!!!!
;)

dana dijo...

yo estoy pensando en una clasificacion que no existe no se puede ser unmedio medio...un depende del dia??? con aburriemiento y sobresaltos incluidos?? es que los valroes de renta fija siempre me aburrieron y los chicharros siempre me encantaron (para mi desgracia).,,,, asi que elegi un mal menor un "chicharroncito"!!!!
;)

Maya dijo...

Puess, ejem querida, algunos de los chicharros me los señalaste tú... Pero, a dios gracias, estoy replanteando mi política inversora hacia valores de alto dividendo. Ya solo me falta decidir a que empresa apostar.

Be dijo...

Neblina: Ay, como te entiendo...

Dana: Bueno, un término medio no está mal. Es como diversificar, pero monogámicamente.

Maya: Jijijijiji... Bueno sí, pero a otros te dije que no te acercaras ni con burka...

Zirie dijo...

A mí me gustaría haber tenido un punto más Hedge Fund con mis partenaires chicharros. Todavía me queda mucho parqué que pisar para aprender al respecto...

Be dijo...

Zirie, a los chicharros hay que pillarles el punto, y eso es algo que se aprende con el tiempo y la práctica.

También se puede ir por etapas, pasar de jugar al intradía al conservadurismo monogámico más empalagoso, sólo hay que encontrar el valor adecuado...

Por mi parte, estoy pasando una fase de liquidez.

claradriel dijo...

Yo sé lo que soy: un desastre.
Muy exigente, no me convence ninguna categoría. Pero cuando me decido, y tengo mi valor (que no se quiere meter en la cartera, y que aún tiene más variables que las que han sido nombradas) pues toca joderse.

Jörg dijo...

Creo que lo mejor es ser un Hedge Fund, tener un Blue Chip como pareja y a un Chicharro como "fling" ocasional...

Be dijo...

Claradriel, es que la vida del inversor es muy sacrificada...

Jörg, tú sí que sabes...!

Achab dijo...

Servidor es un Bono del Estado de la República Centroafricana: si ve suno corre en dirección contraria, por tu propio bien.

Be dijo...

Jijiji, Achab, estás commentando en un blog de mujeres disfuncionales, ten cuidado con lo que dices...