MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

miércoles, abril 18, 2007

No tengo remedio

Una tarde llegué a mi clase y mi proyector de diapositivas había desaparecido. Me dijeron que se lo había llevado el profesor de fotografía, así que fui rauda y veloz a su clase para reclamarlo. Ahí empezó todo.
¡Ding! primer asalto
- Hola, perdona, pero te has llevado mi proyector y no puedo empezar mi clase sin él.
- Pues tenemos un problema, yo también lo necesito.
- Vaya, pues... creo que es de mi clase, tú tendrías que pedir otro a material.
- No, es del centro.
Por no discutir (yo no estaba 100% segura de fuera mi proyector, y mejor no meter la pata) llegamos al acuerdo de que la primera hora lo tendría yo, la segunda él. Y a la hora y cinco minutos se presentó en mi clase:
- Eh, vengo a llevarme el proyector. Pero ya ves que he sido bueno y te lo he dejado más tiempo- (guiño de ojo).
Sí, guau, cinco minutos. Generoso. Me ha dado tiempo a explicar toooda la Historia del Arte en estos trescientos segundos.
¡Ding! Segundo asalto
A la semana siguiente, el proyector volvía a estar en clase de foto. Yo ya me había enterado de que era MI proyector y que el tío no tenía por falta de previsión. Y fui a rescatarlo, esta vez con más convicción.
- Hola, vengo por el proyector.
- Bueeeeno, te lo dejo porque he acabado ya con él y, fíjate, hasta te voy a ayudar a llevarlo a tu clase.
Es que el tío es pura generosidad. El problema llegó en mi clase.
- Bueno, ya está. ¿No necesitas nada más de mí?
- No, gracias.
- ¿Segura?
- Sí... ¿pssiii?
- ¿Estás segura, absolutamente segura, de que no necesitas nada más de mí?- con una media sonrisa y tono seductor.
Yo me bloquee, me escondí debajo de mi flequillo y miré al proyector. Y caí- bueno, falta el carro.
- ¿Ves como sí que necesitabas algo de mí? ay, ay... ¿cómo te llamas?- tono paternal.
- Misia- Tierra, trágame.
- Ah, Misia... Encantado. Voy por el carro y te lo traigo.
- NOOOO, ya voy yo en un minuto. Tú vete a tu clase.
Y se fue. Y entonces...
- Jijijiiji- mis quince señoras riéndose a coro.
- Misia, creo que este quería ligar contigo.
- Yoooo, yooooo... Noooooo... este... me tengo que ir a buscar eso.- Y huí.
¡Ding! tercer asalto.
Mi primera clase después de Semana Santa. Repetimos la escena del proyector, pero esta vez se lo arrebaté sin piedad. Me siguió hasta mi clase:
- Pero Misia, no entiendo porqué no podemos compartir las cosas... como los buenos compañeros. Yo compartiría mis cosas contigo.
A estas alturas yo ya estaba bastante mosqueada.- lo siento, pero necesito el proyector para dar toda mi clase y NO PUEDO NI QUIERO compartirlo. Pide uno para ti, que sé que no lo has hecho. Y vete ya a clase, que voy a empezar la mía.
- Bueno, mujer, pero me quedo contigo hablando hasta que acabes de poner todas las diapositivas y empieces de verdad.
Me siguió dando la vara con el compartir y blablabla. Acabé de colocar mis diapositivas y me fui a la mesa. Me siguió. Y saqué la carpeta con todos mis apuntes.
- Bueno, siento echarte... pero voy a empezar ya mi clase.
Él miró hacia abajo. Y siguió mirando hacia abajo. Tanto, que miré yo también hacia abajo. Y ahí estaban, enganchadas a la carpeta que acababa de sacar. Ellas. LAS BRAGAS. Sí, esas bragas que JM me había devuelto esa mañana después del incidente pre-Semana Santa. Unas bragas con vocación escapista, la reencarnación de Houdini en ropa interior. Con un rapidísimo golpe de muñeca metí la carpeta (y recé por que también las bragas) en el bolso de nuevo. Y con la mayor naturalidad del mundo, y un poco borde, por eso de reafirmar, le dije:
- Lo dicho, que voy a empezar la clase.
Cuando se fue, mis alumnas volvieron a reirse:
- Jijij, profe, este lo sigue intentando.
- No creo, está casado y tiene dos niños preciosos.
- Uy, cariño... ¿desde cuando eso ha sido un impedimento?
Espero que mis señoras no tengan razón, porque el tío debe pensar que mira tú, le doy una de cal (no comparto, porque soy borde y porque yo lo valgo) y otra de arena (he exhibido mi ropa interior como fan quinceañera de grupo chungo). Jo. Yo lo único que quería era mi proyector.
P.D. Lo prometido es deuda. Así que como anuncié, dedicada especialmente a toda esa ropa interior con ansias de libertad, queda creada oficialmente la categoría "Paseando a miss Bragas".

21 comentarios:

Tako dijo...

Leyendo el periplo de sus bragas sólo puedo decir... déjalas marchar (y si te quieren ya volverán)...

¡LIBERTAD!

voro dijo...

Pero mujer entiéndelas. La mayoría de la ropa interior tiene una vida muy aburrida. Del cajón a la persona, a la lavadora, a la cuerda de tender y vuelta al cajón.
Imagina sus suspiros cuando colgando de la cuerda, en la férrea presa de la pinza, ven el mundo. ¡Que pasará por su mente! Imaginan las maravillas q les son negadas.
Peor aún es el caso de las bragas. Cuando ellas se ponen falda y, fugazmente, vislumbran el pasar del mundo, entre el contoneo sensual de muslos de mujer. Pero aún así cumplen su cometido. Cotillean con las camisas y blusas, mientras giran en la lavadora. Pero, en un sagrado pacto de silencio, ni la ropa interior ni las sábanas de dormitorio, cuentan nunca los secretos de sus dueños.

No te enfades con ellas por su afán de exploración. Seguro q la pobre se sonrojó, saludó con el bordado y quiso q la tierra se la tragara. (En este caso el bolso)

PD: Recordad, si creéis q las bragas lo tienen mal, pensad q los calzoncillos escoceses también lo pasan mal con las faldas.

PPD: Pero q mal estoy del cabezón.

davgard dijo...

Disiento, señor Voro.

¿Vislumbrar fugazmente el pasar del mundo entre el contoneo sensual de unos muslos de mujer, es una vida aburrida?


Aaaaayyyy... (Suspiro)

Somófrates dijo...

Misia, prueba con sutilezas tipo "te arrancaré la cabeza y me cagaré en ella".

Muchachada, que el suelo empieza a resbalar.

Michael dijo...

Yo voy en la linea de Somo, pero una rociada de spray de pimenta directo a los ojos seguro que le da el tipo de señal que necesita para entender que no tiene oportnuidad.

Salud!

_Xisca_ dijo...

Mujer, mete las bragas en algún tipo de estuche de plástico pequeñito o un mini-neceser y así no se sabrá lo que es, hasta puedes meter más cosas. Una compañera mía llevaba siempre una muda, un cepillo, la pasta, y no sé qué más en un neceser pequeño en el bolso, por lo que pudiera pasar.

Claro que entonces no sería tan gracioso :D

Sobre el plasta casado, le preguntas qué tal su mujer y sus hijos, como quién no quiere la cosa, verás qué cara se le queda...

davgard dijo...

Señor Somófrates, no sé si lo dice por mí...mea culpa, mea culpa.

(¿Acaso no es bonito el súbito renacer de la testosterona que acompaña al tiempo primaveral...?)

Be dijo...

Xisca, la última vez que le pregunté a mi jefe (que es un viejo verde) "¿Pero tú no estás casado"? me dijo "Sí, y también soy humano. Además, la derecha siempre ha tenido amantes". Para que veais.

_Xisca_ dijo...

Boh, con decirle "¿Ah sí? ¿y su mujer también es de derechas?" :P

Somófrates dijo...

¿Renacer de la testosterona?
¿Por la primavera?
¡Qué pobre escusa!

Yo me masturbo furiosamente cual mandril en celo todo el año y Vivaldi no tiene nada que ver con ello.

Pero soy discreto y no lo voy contando por ahí...

Eva Luna dijo...

Y acercarte por detras sigilosa, y ahoracarle con las bragas?
eso si que sería venganza...

Achab dijo...

Misia, chérie, la naturaleza, que carece de lenguaje articulado, habla, normalmente mediante símbolos e indicios. El mensaje que a ti te transmite está clarísimo:

- No uses ropa interior.

Ignoro que propósito anima a mamá Natura para solicitarte tal conducta, pero el caso es que lo hace.

anonima for ever dijo...

Por dios, tira esas bragas ya. No permitas que sigan manifestándose.

Gherrilheira dijo...

Habrá que modificar la estrofa que te dediqué en el poema:

Misia enseña por las mañanas
a señoras de la tercera edad
siempre enseña sus bragas
a la menor oportunidad

Quesito dijo...

"Y acercarte por detras sigilosa, y ahoracarle con las bragas?"

Con lo que le ha costado recuperarlas... no es plan de que acaben así, ¿no? Además, igual el hombre se lo toma como un intento de práctica sado-fetichista... Es mejor no correr riesgos.

Misia dijo...

Tako, Voro, yo entiendo que ellas quieran ver mundo, pero que me entiendan ellas a mí: no pueden dejarme tirada así, a las primeras de cambio.

Somo, ¡eso es muy anti-yo! ¿crees que me saldría del tirón, totalmente seria y con la ceja levantada???

Michael, ¿te hemos visto antes por aquí? Quédate a dormir cuando quieras.

Xisca, lo sé... pero soy un desastre.

Eva Luna, jejeje, para eso serían perfectos algunos tangas de esos de cuerdecita.

Davgard, la testosterona no sé si renace, pero mi despiste vital sí. Primavera...

Capitán,noooo... Todas las madres quieren que sus hijas lleven bragas, incluida la naturaleza. es muy de madre lo de "lleva ropa limpia y ve depilada, por lo que pudiera pasar".

Anómina, no puedo tirarlas... ¡porque han desaparecido! parece que emprendieron su viaje, o algo.

Gherrilheira, jejeje, eres toda una poetisa... algo te espera como recompensa...

Quesito, bienvenida, quédate a dormir cuando quieras.

Somófrates dijo...

"Somo, ¡eso es muy anti-yo! ¿crees que me saldría del tirón, totalmente seria y con la ceja levantada?"

¿Te refieres a lo de arrancarle la cabeza o a lo de masturbarte furiosamente?

Be dijo...

Ay Xisca, le dije que si su mujer también era humana y me contestó que "¡No, por Dios!".

Misia dijo...

¡Somo!

Misia dijo...

Y me refería a DECIR la Frase (la de arrancar la cabeza y esas cosas). Aclaro por si las moscas.

Somófrates dijo...

Bueno, bueno.
Si no te ves capaz, pues como dice el anuncio: Díselo con un gato muerto clavado en su puerta.