MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, enero 16, 2009

A palos con ella

Me tenía harta. Por su culpa me he perdido muchas cosas: conversaciones interesantes, chicos que merecían la pena, momentos divertidos, otros desmelenados y, sobre todo, la posibilidad de ser yo misma sin cortapisas. He intentado negociar con ella, pero por lo visto no entendió el mensaje y no se apartó todo lo que yo necesitaba. Por tanto, he decidido pasarme a las soluciones drásticas y emprenderla a palos con ella, con la timidez.

Soy tremendamente tímida, cosa que siempre he odiado. Alguien te habla y de repente te pones roja como un pavo, petrificada y temblando, o balbuceas y no alcanzas a decir más que un monosílabo, o peor, una frase incoherente que te deja fatal. Las veces que mejor lo haces sólo esbozas una sonrisa, que se queda corta para explicar lo que querrías decir en realidad.

Esto, esto del blog, es fácil. No muchos me conocéis en persona y es muy sencillo escribir las cosas con calma en casa y escudada tras una pantalla de ordenador. También es cierto que mi exhibición bloguera es controlada, hay cosas que me causan demasiado pudor. Y en cuanto salen a relucir los sentimientos, rápidamente enarbolo el cetro de cursilidad, miro a otro lado e intento disimular. Pero bueno, escribir es un avance, cuando en la vida real a veces simplemente balbuceas.

En fin... que últimamente estoy empleando una terapia de choque contra mi eterna vergüenza, forzándome a hacer cosas impensables para mí. Me estoy obligando a entablar conversación con mis compañeros de trabajo por propia iniciativa. He añadido en el facebook a gente a la que me daba vergüenza agregar ("dios, ¿y si le parece mal que le agregue y piensa que soy boba?").

En este plan anti-timidez, creo que alcancé mi máximo histórico el domingo pasado. Hicimos una merienda en la casa de Be, estaban Miss Fara, Maya, I-boy, Streetgirl , el Hombre Malo (perdón por el ruido) y después vino Jonatan Sark. Por primera vez en mi vida, canté con el sing star (¡con lo fatal que canto!) y, lo peor, ¡les hice un bailecito de danza oriental! Mientras Be me miraba flipada, "¡dejadlaaa, que es muy tímida!", "pero, pero... ¿vas a bailar delante de Jonaaaa?" (no te ofendas, Jona, pero cualquier persona que te conozca sabe que tenerte cerca implica un 80% de posibilidades de que te caiga un comentario sarcástico y, aunque te portaste bien conmigo había la posibilidad de que me cayera un hachazo).

A lo mejor suena raro, pero me da muchísimo más reparo bailar delante de la gente que me importa que de la gente que apenas conozco. Por eso bailar delante de mis amigas fue un auténtico reto. Bailé dos idioteces, mal bailadas, intentando salir del colapso interior que tenía, porque cuando tengo tanta vergüenza me bloqueo y veo menos, como opaco, y oigo menos, como ruidos sordos y no puedo pensar, ni reaccionar, así que lo hago todo fatal.

Camino a casa, y ahora que lo recuerdo, he ido oscilando entre la vergüenza que sentí, el bochorno de hacerlo tan mal y el orgullo de haber superado un miedo. Aunque aún predomina la vergüenza. ¿Qué me falta hacer para desembarazarme de esta porquería de timidez? ¿Es que seré una viejita centenaria y aún me sonrojaré? ¿la timidez me devolverá el palo y en el momento menos pensado me entrará un ataque de panidez? Mecachoenlosmengues.

30 comentarios:

Be dijo...

Niña, lo hiciste tan bien que todos/as te hubiéramos frinkado allí en el acto. Menos Jona, claro, que es una planta.

Me sentí superorgullosa.

Chache dijo...

Pues suerte, que es algo jodidilla de quitar.

Ehm... yo lo se porque me lo han contado.

Sí, eso. Ejem.

The Inner Girl dijo...

Yo creo que con pasitos como estos son los que ayudan a superar tu timidez. Como has comprobado, esta primera experiencia no ha sido tan mala... Así que ánimo y sigue adelante, estoy segura de que lo harás muy bien y cada vez te sentirás mejor. :) Besos.

Somófrates dijo...

Mírate a ti misma por ti misma, y no a través de los demás. Lo que piense la gente da igual. Que les follen.

Empieza por ahí, y no por martirizarte en público a modo de terapia.

O hazte un cínico recalcitrante...

En cualquier caso no dejes de ponerte aquel vestido azul TAN tímido.

Vida Dospuntocero dijo...

La única forma de superar la timidez es enviándola a tomar por el culo. Te lo dice un tímido que últimamente se está curando. La próxima vez que notes que la timidez gana terreno repites el mantra de control: "¡A cagar a la via!" y ya verás como se se te pasa ;)

Anómalo dijo...

Lo que tienes que hacer es...

ay, ¿por qué me lee toda esta gente?

dejad de mirarme, jo

ains

decteme

Mochito dijo...

¡Enhorabuena!!!! Seguro que con esa terapia de choque lo conseguiras ;)

Neka dijo...

timida?? si q no pensaba eso de ti Misia...
Te comprendo, mi grupo de danza se cerro y tengo q comenzar en otro sitio y solo de pensarlo me dan sudores frios... bambolearme delante de gente desconocida... ains
Habrá q hacer cm tu, dar un palo :)

Dago dijo...

Dejar de ser tímido es complicado, difícil, lleva tiempo pero es posible.

Yo mismo hace unos años hasta me mareaba si tenía que hablar en público ("y si me equivoco", "y si se ríen de mí") . El otro día fuí capaz de hacer una presentación delante de 200 personas, equivocarme y tropezarme y lo mejor es que no pasó nada.

Ánimo!!!

Eva Luna dijo...

Bueno, es un graaan comienzo, sobre todo el del baile, y entiendo lo de vergüenza ante conocidos, a mi me ha pasado eso varias veces.
Pero niña, una cosa es no ser extremadamente tímida y superarlo, que es genial hacerlo, y otra que tengas que convertirte en paco clavel alma de la fiesta, que tampoco es necesario... tu solo piensa que la gente también siente vergüenza, mieditos como tu, y hay que superarlos poco a poco dejándose llevar y simplemente, divirtiéndote!!
no?

Siannah dijo...

Buff.. no sabes como te entiendo, Misia. Creo que acabas de describirme.

Lo de la danza ante desconocidos no suena raro. Yo de pequeña hacía gimnasia y, cuando estaba compitiendo, me olvidaba completamente del público; ahora que, si alguien conocido me pedía que hiciera el pino, me ponía roja como un tomate.

En fin... cuando encuentres la fórmula mágica para hacerla desaparecer, avisame :)

Rebilated dijo...

Los miedos no se dejan atrás, pero se les vence, te lo dice un tío que tiene muchos y a veces vuelven para atormentarle.

Y verás, cada vez que venzas un miedo que muy probablemente ha merecido la pena.

Hace unos nueve años yo vencí mi timidez cuando un cuasi-desconocido me preguntó si me iba al cine con el y 2 amigos... y hoy en día de esas tres personas, dos son cobloggers y el otro es un amigo.

Somófrates dijo...

Hala, otro creepy.

Yo sólo quería que algún tonto nos pagase las palomitas...

mariajesusparadela dijo...

Dices que te sentiste bien por ser capaz de superar la timidez. ¿sabes? hiciste sentir bien a la única persona que va a estar todo la vida contigo: tu misma.
Enhorabuena.

La Casa Sin dijo...

Felicidades!!!!!!!

Es muy dificil superar las críticas, miedos y exigencias de una misma hacia una misma.

plas plas plas plas

ca_in dijo...

El siguiente paso, según he leído por ahí, debería ser colgar un video de tus danzas en tutube.

Y si consigues que el Hombre Malo te preste su máscara para la grabación obtendrás un plus de anonimato(?), un extraplus de escarnio y un supermegaextraplus de visitas y comentarios.

Somófrates dijo...

¿En serio que vuestros comentaristas son reales? ¿No me estáis gastando una broma?

missmole dijo...

Pues es un paso de gigante!! Supongo que eso es ir poco a poco ...

Me parece que te va a dar para unos cuantos posts,jeje.

Yo donde lo paso fatal es en el trabajo, porque no queda muy serio que cuando te pregunten algo te pongas como un tomate ...

Tomás Cabrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanRa Diablo dijo...

Uff, tímidos somos legión.
Si al menos uno no se pusiera colorado... Conozco gente que está muerta de vergüenza y no se pone colorado. Eso es lo que a mí me gustaría porque veo fácil disimular si no hay signos externos, pero cuando te evidencia una cara como un tomate, a ver qué haces...

Misia dijo...

Be, gracias por los intentos de protección que me diste y por lo de sentirte orgullosa... aunque bailé como un churro, jaja.

Chache, pues dile a quien te lo ha contado que suerte también ;)

Inner girl, bueno, la experiencia fue chunga, pero no tan chunga como pensé que sería. Poc a poc, como dicen por mi tierra.

Somo, 1) el autoescarnio de vez en cuando no está mal, 2) tienes razón en que me tiene que dar igual lo que piense la gente... pero es difícil, si se trata de gente que te importa, 3) el cinismo no me pega nada, 4) el vestido tímido murió.

Vida dospuntocero, lo intentaré... e intentaré no repetir el mantra en voz alta, o pensarán que estoy loca. Más aún.

Anómalo, besos.

Mochito, o lo supero o me muero del colapso. Sin términos medios, jaja.

Neka, pues... timidísima. Si necesitas información/recomendación acerca de sitios para bailar, dímelo, que conozco algunas.

Dago, yo he dado conferencias en museos y cosas así, y casi me da un infarto... los primeros cinco minutos. Después te calmas y al lío... y tienes razón, no pasa nada a pesar de los errores y todo eso. Te das más cuenta tú que los demás.

Misia dijo...

Eva Luna, jajaja, tienes toda la razón del mundo. Pero vamos, aunque me lo propusiera yo, el alma de la fiesta... como que no.

Rebi, tienes razón y merece la pena.

Mariajesusparadela, gracias :)

La casa sin, gracias y quédate a dormir cuando quieras.

Ca_in, jajajja, qué grande. Lo del plus de escarnio lo veo clarísimo.

Somófrates, a veces (a menudo) me dejas sin palabras.

Missmole, aaay, eso de ponerse roja en el trabajo es un gran fastidio.

Juanra Diablo, puf, yo es que soy muy blanca, y me pongo muy roja, así que casi ilumino la habitación. Es un aaaasco.

Illuminatus dijo...

Sido teniendo intrínseca una cierta timidez pero la he reducido bastante aceptando mi demencia.

Miss Fara dijo...

Misia;

Tu canción no me acuerdo cual fue, pero puntuaste bien! Me encantó que unieras al ridículo que estaba realizando yo,(Note to myself: Insert head in paper bag or mexican wrestling mask) y lo del baile tienes estilo, y sobre todo clase y elegancia: aspectos difíciles de conseguir mientras meneas el c... Total me pareció fantástico y estoy deseando el próximo tratamiento anti-timidez, especialmente si involucra hacer el bobo en público que ya sabes que esa es mi especialidad.

Besos
(Cómo una ola... llegaste a mi vida... (añadir voz con acento guiri desafinando en puro estilo Idaira de OT, pero con muchisima dignidad juas)

Anonimilla dijo...

Jo, a mi me pasa también, y también tengo pensamientos ridículos... :s Es espantosooooo, y eso que he mejorado mucho, de pequeña siempre quería ser invisible.

Te mando unos ánimos invisibles ;)

Anónimo dijo...

Hay que ser muy valiente para afrontar una terapia de choque como la tuya.

Suerte, a veces los grandes triunfos se consiguen de las pequeñas cosas.

Ana-ónima

Zirie dijo...

Yo era el colmo de la timidez. De hecho, ya de niña mis padres me llevaron al médico para ver si tenía algún problema porque no hablaba. Imagínate. En la adolescencia era tan retraída que la gente me tachaba de aburrida. De todas maneras, lo cierto es que poco a poco me he ido quitando la timidez de encima, pero me ha costado. Me identifico totalmente con lo que cuentas, así que te animo a seguir haciedo cosas "supuestamente" impensables para tí, siempre que te apetezca, claro. Además, una se siente mejor, como liberada.
Yo, después de estudiar biblioteconomía y documentación (una carrera muy para tímidos) me pasé a periodismo, lo que me ayudó bastante a ser más abierta. Hay que esforzarse, está claro, pero aunque cueste, vale mucho la pena.

Misia dijo...

Miss Fara, jajajja, juntas hacemos el bobo mejor. Como siempre. Y mola.

Anonimilla, lo de ser invisible de vez en cuando vendría de perlas... y un beso invisible.

Ana-ónima, poc a poc, como dicen por mi tierra :)

Zirie, ¡el periodismo también es una terapia de choque! ¡y tanto!

Neka dijo...

Te lo agradecería un monton, te lo pongo aqui o te mando un correo?

Misia dijo...

Neka, ¿me mandas un mail al quédate y te mando un correíto? besoooos.