MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

martes, junio 29, 2010

Parecidos de familia

Tenemos el blog un poco parado. Menos mal que amistades y comentaristas nos echan un cable y nos han enviado algún post (próximamente, nuevas ediciones de los chungos de nuestra vida). Hoy tenemos un post invitado, enviado por mi querida Adalias. Disfrutadlo.

Parecidos de familia


Me imagino que (casi) para todo el mundo debe ser un orgullo que te digan: “¡¡cómo te pareces a tu hermana!!” o “¡¡tú hermano/a y tú sois clavaditos!!” (máxime si tu hermano mide 1,95, es rubio y de ojos verdes y tu hermana una sílfide pelirroja…como los míos).


Y esto, me lo imagino. Porque en mi caso, eso nunca ha ocurrido, debido a mi extremado parecido a la rama paterna de mi padre y al hecho de que mis hermanos y yo seamos sólo parientes por rama materna. Cosa de las familias disfuncionales de hoy en día.


La cosa nunca me había importado, más bien al contrario, ya que hacía que me sintiera orgullosa de la belleza de mis pequeños, y esperanzada de que el compartir madre tuviera alguna consecuencia.


Hace unos días mi hermano se graduó en la universidad. Un motivo más de orgullo. Y allí acudimos toda la familia (mi hermana, mi madre, su marido y yo) a aplaudir al muchacho. Después, como todo acto solemne que se precie, hubo un vino con su correspondiente catering, para que los homenajeados tuvieran la oportunidad de confraternizar con sus padres y con los padres de sus compañeros.


Mi hermano, como buen anfitrión, nos presentó a los padres de uno de sus mejores amigos. El padre, encantador y bastante discreto. La madre…ainnns.. la madre… le faltaba la silla en la puerta y el corral de vecinas, y sobretodo, le faltaba un candado en la boca o un bozal.


Esta Señora Bocachancla, nada más ver a mis hermanos, dijo, en un tono que habría dejado a Montserrat Caballé a la altura del betún: “Pero que guapísimos que son!!!!!!! Pero cómo se parecen!!!!!!!! Si es que son dos querubines!!!!!! Pero qué guapos!!!!!! Pero qué bellos!!!!!! “


Y justo en ese momento, mi madre, me señaló a mi diciendo: “y esta es mi hija mayor”. Y sí, ahí aparecí yo, con mis ojos castaños, mi pelo castaño y un rostro nada angelical.


La Señora Bocachancla, se quedó parada, pero sólo una décima de segundo, ya que las palabras empezaron a salir de su boca a borbotones “Perooooo ¡¡¡¡¡¡si TÚ NO TE PARECES EN NADA!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡Es que me dicen que sois hermanos y no me lo creo!!!!!!!! Es que, oyes, nada de parecido, ¿¿eh?? ¡¡¡¡Nada de nada!!!!!!


Eso originó la siguiente conversación:


Adalias (a mi madre): Díselo.


Madre: No.


Señora Bocachancla (de fondo, a modo de banda sonora): ¡¡¡¡¡ES QUE NO OS PARECEIS EN NADAAAA!!!!!!! ¡¡¡¡¡Es que me dicen que eres adoptada y me lo creo!!!!!!


Adalias: que se lo digas.


Madre: que no.


Señora Bocachancla: ¡¡¡¡PARECE QUE TE HAN CAMBIADO LOS GITANOOS!!!! (Su tono de voz se parecía ya a un megáfono).


Adalias: Se acabó.


En ese momento, en mi rostro se formó esa sonrisa de “ainns japut*… te vas a c*gar…”


Adalias a Señora Bocachancla: No, miré usted, lo que pasa es que soy hija del primer matrimonio de mi madre, y me parezco mucho a mi padre, no tengo el gusto de haber sido cambiada por los gitanos.


A la Señora Bocachancla, en ese momento, le pusieron un tapón en la boca. Su rostro empezó a ponerse primero rojo y luego carmesí…y casi, sólo casi, se le saltaron las lagrimas de la situación vergonzosa de la que estaba siendo protagonista.


Su cara, para mi, fue todo un triunfo y un consuelo del mal rato que me había hecho pasar. Su cara y la estrepitosa carcajada que soltó su marido a la vez que decía: “¡Si es que no mete más la pata, porque no se entrena!”


(Lo sé, soy mala. Pero hay que ver como lo disfruto a veces)

15 comentarios:

Er-Murazor dijo...

¡Prime!

Bien contestado, Adalias. Cómo odio a la gente bocas esta, que suelta lo primero que se le pasa por la cabeza...

shopgirl dijo...

En estas ocasiones SE DEBE ser mala, con el gustazo añadido de tener la razón.

Cattz dijo...

Pues a mí me parece que fuiste un ejemplo de corrección y buen gusto...
Porque era para traerle a la señora la alfalfa para que picara.

lironcillo dijo...

Es que lo estaba pidiendo a gritos (literalmente).

Me encanta pegar esos cortes a mí también, te quedas de un tranquilo...

Anónimo dijo...

Mala? No querida, no fuiste mala.

te comportaste con una elegancia digna de la corte versallesca.

Un gran post, pero yo hubiera cargado un poquillo más las tintas en la vengancita... No sé, però caos y destrucción y dolor, mucho dolor, creo que hubieran ido de fábula para este ejemplar del género materno-porcino.

:-)

Trabajas en el cuerpo diplomático????

Speedygirl dijo...

Ayyyyy, la gente que no aprecia el valor de un silencio a tiempo, qué adorables, ¿verdad? Reacciones como la tuya son la mejor medicina para que empiecen a ver la luz.

*αleidα cнocoяяol* dijo...

Jajajajaja!
Esas mujeres nunca faltan para incomodarnos, lo bueno es que supiste salir adelante y dejando a la señora más incómoda que tú!

Saludos desde México!

Illuminatus dijo...

Hay mucha persona suelta que entre su boca y la parte del cerebro que forma ideas no tiene filtros y nunca han aprendido a formarlos (es como aprender que no se debe preguntar a una mujer si está embarazada). De mala, nada, lo que se merecía.

Gato dijo...

Preguntar a una chica que para cuando es el bebé después de ponerse tibia de comer en las navidades, están en el top ten de metidas de gamba mundiales, pero creo que tu historia entra en el ranking con fuerza... :D

eρHedro dijo...

Oh, sí, cuánta maldad. Espero que no haya muchas más como tú en el mundo...
(bueno, vale, me he reído un montón :D).

LaNiña dijo...

Bien hecho. Un ZAS es lo que le hace falta a gente como esa... :P

Adalias dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios!!! Espero no dejarme a nadie (soy novata en esto de escribir post!)…

Er- Murazor e Illuminatus, efectivamente, creo que ese tipo de personas no tiene ningún filtro..

Shopgirl, totalmente de acuerdo contigo, determinadas situaciones exigen una dosis de maldad bien entendida;)

Cattz y Anónimo, gracias por pensar que mi comportamiento fue el correcto…os aseguro que mi madre no pensó lo mismo! Aunque el marido de la señora estuvo media hora riéndose…

Lironcillo, no puedes imaginarte el tono de voz de la señora…si hubiera oposiciones a pregonero las sacaba por goleada..

Speedygirl…el valor del silencio esta menospreciado, una auténtica pena…te aseguro que yo ya tengo diseñado un bozal especial para este tipo de personas;)

Aleida Chocorrol, gracias;)! Aunque te aseguro que la incomodidad que pudiera tener la buena señora, le duro un suspiro..al ratito volvió con fuerza a la conversación “destripando” a varios asistentes al acto…lástima!!

Gato, jajajajaja, ¿te puedes creer que he vivido esa situación? Pero esa vez como oyente. Delante de mí a una familiar le preguntaron que para cuando era el niño…gran metida de gamba;)

epHedro, me costó horrores decir esa frase!!!;) soy muy “pava” para ese tipo de situaciones..y si, ahora yo también me rio;)

LaNiña, gracias por tu apoyo:), aunque no creo que esta señora aprenda de la situación y me temo que seguirá metiendo la zarpa…

Santa y Bruja dijo...

JAJAJAJAJJA
A mi también me pasa lo de los parecidos familiares...

Mi hermana tiene todos los rasgos de la familia por parte de padre, mientras que yo tengo todos los rasgos de la familia por parte de madre, así que parecernos, lo q se dice parecernos, en nada... Así q bueno, en parte es normal q digan q no nos parecemos en nada.

A mi lo único q m fastidia d este tipo de cosas es que las dos estudiamos en la misma facultad y no paran de confundirnos en exámenes, notas, etc. (cuando ella va de rubia y yo de morena, pro bueno). Cuando lo hacen una vez, pase, pero cuando ya lo hacen repetidas veces, ya digo yo q acabas hasta el moño...

Bss! ^^

gemma dijo...

Que se lo digan a Paquirrin!!!
Fuera de bromas, se lo merecia, hay gente que te obliga a contestarle y tu fuieste muy educada

Anónimo dijo...

Pues a mi me pasa lo mismo, pero al reves, tengo una hermana que es hija de la mujer de mi padre. Es decir, que no somos hermanas. Pero la conocí con 1 año y ahora tiene 22. Se puede decir que la he criado yo y al q diga que no es mi hermana lo mato.
Se nos queda cara de gilipollas cada vez que alguien dice: pues no os pareceis mucho....