MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

lunes, junio 21, 2010

Yo fui una cougar (post)adolescente


Cougar: dícese de las mujeres mayores, glamourosas y poderosas que se lían con hombres más jóvenes que ellas. Ver Demi Moore, Kylie Minogue, Halle Berry, Madonna.

Un concepto muy 2009 pero que llegó a mi vida, sin que yo pudiera sospechar que se llamaba así, en el verano de 1999.

Yo tenía 21 años, un grupo de amigos tan descerebrado como yo y todas las ganas del mundo de pasarlo bien. En aquellos tiempos hacíamos locuras como colarnos en fiestas de desconocidos (actividad que funcionaba sorprendentemente bien). Una noche de junio, tras tabernear unos vinos y cuchichear unas margaritas, vimos que había fiesta en una casa que nos era familiar: la de Enrique, un pintor treintañero muy interesante que daba unas fiestas legendarias y al que de hecho conocíamos de colarnos en una de ellas. La primera había ido fenomenal, así que decidimos volver.

Artistas, escritores, DJs, músicos, periodistas, faranduleros varios. Nos (re)presentamos a Enrique, que nos aceptó graciosamente en su fiesta. Bailamos en su salón, valseamos por sus (eternos) pasillos, charlamos con su perra (Luna), confraternizamos con sus amigos. Y entonces... tuvo la culpa i-Boy.

Vimos un chico monísimo. Guapo, jovencito, con cara de tímido pero resuelto. Encantador. Inmediatamente nuestro gaydar decidió que era gay, así que el plan de acercamiento estaba clarísimo: yo haría la primera aproximación y al rato se lo presentaría a i-Boy para una maniobra envolvente. Un poco de sana diversión (post)adolescente.

El niño resultó ser a) hetero (al menos de momento), b) colombiano, c) extremadamente sociable, d) más listo que el hambre.

En su compañía pasé a recorrer los corrillos más interesantes de la fiesta y a conocer a todo el mundo. Después me encontré sentada en un sofá como de cuento, hablando hasta las 6 de la mañana. Y cuando Enrique y su señora novia se fueron a la cama y los rezagados accedimos a dejarles su casa para ellos sólos, nosotros continuamos nuestra charla con un chocolate en San Ginés.

Y de pronto me encontré con un rollete de verano tres años menor que yo (el Niño tenía 18), inmigrante sin papeles (algo que se convertiría en tendencia entre mis amigas, en uno de nuestros momentos más perroflauta/mestizaje/lavapiés ever), pijo colombiano (introdujo en nuestras vidas la expresión "la crema de la crema de la sociedad bogotana"), y que caía bien a i-Boy (lo que desde siempre ha sido señal de que me iba a salir rana seguro).

Y entonces una tarde nos encontramos con mi padre por casualidad. No tuve más remedio que hacer las presentaciones, y luego esperar el chaparrón en casa.

Pero el chaparrón no llegó, y yo me preocupé. Así que le pregunté a mi padre.

-¿No me vas a decir nada de mi amigo?

-No sé, Be, no puedo decirte mucho. Es un niño. Y da la mano así como flojita.

Aquel fue el final del romance.

Bueno, el timeline fue más o menos así: Fiesta de Enrique, primeras citas con el Niño, San Fermín con mis amigos, más citas, picnics con mis amigos, paseos nocturnos y alevosos con el Niño, planes piscineros con mis amigos, encuentro de mi padre con el niño, fiestas veraniego-madrileñas con mis amigos, aparición de mi chungo Nazi, planes chupis con el chungo Nazi, conversaciones intensas con el chungo Nazi, fiestas toga con mis amigas y el chungo Nazi, paseos a la luz de la luna con el chungo Nazi, ruptura traumática con el chungo Nazi... Fue un verano muy movidito.

En fin, que al final el Niño se quedó uno de mis cds de los Cranberries, marca de la casa de mis "rupturitas" por aquellos entonces. Y yo volví a salir con chicos de mi edad o mayores. Como el chungo Nazi, que se quedó mi vinilo de Barrio Sésamo.

Dos años después, me desperté una mañana en mi casa de Londres para encontrarme una sorpresa en mi bandeja de entrada: una fotaca del Niño en el País de las Tentaciones, en un reportaje de moda, ataviado únicamente con una bufanda de Hugo Boss. La enmarqué en un cuadro de peluche de leopardo y la puse en mi mesilla. Aún está en casapadres. Porque el gaydar de i-Boy y mío sólo había tenido un pequeño desajuste temporal: al año siguiente me lo encontré de marcha por Madrid, rodeados ambos de amigos guapísimos. Hetero los míos, gays los de él: el Niño había salido del armario para nunca volver (bien por él).

¿Por qué me habré acordado de esto ahora?

El último chico que se quedó a dormir es alto, moreno, narizotas... y tiene 27 años. Eso son cinco menos que yo, así que mis amigos le llaman "el adolescente" y se empeñan en decir que tiene 12. Casi prefiero cuando me llamaban gerontofílica...

32 comentarios:

Versión10 dijo...

La cuestión no es que tenga 27, la cuestión es ¿los aparenta?

Me declaro culpable también de cougarismo y post adolescencia, pero ¿y lo bien que lo estamos pasando?

molinos dijo...

MI ex era más joven que yo. Fue una relación nefasta.

A mi no me molan más jovenes y sin son más jovenes que pobrehermano pequeño entonces me parece ya ilegal..por si te interesa tu nuevo ligue es más joven que mi hermano..pero oye..a disfrutar...y además pensandolo bien..si son jóvenes vienen con menos traumas y menos taras.

Cattz dijo...

Yo no pienso tirar la primera piedra, eso está claro XD

Aunque mi primer "más pequeño que yo" era de tan solo dos años.

LaNiña dijo...

Bah, envidia jaja :P

Me quedo a dormir :)

Somófrates dijo...

No está mal.

Ya casi tiene barba en toda la cara.

Be dijo...

Versión10, ahora la cosa canta menos, de 27 a 32 no parece mi hijo ni nada. ^_^

Molinos, tiene un año más que mi hermana pequeña, yo creo que eso le salvó de un "circule, caballero"...

Cattz, jijijiji...

LaNiña, cuando quieras!! Beso!!

Somo, y pelitos...

sheriff dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sheriff dijo...

Yo me he quedado con el comentario de tu padre en que daba la mano flojita

PD: ¡27 años es una edad perfecta!

redronin1b dijo...

Ciceronesca Miss Be:

Su padre es un señor muy sabio y no pudo estar más acertado con un comentario aparentemente tribial: los que dan la mano flojito o con dos deillos dan mal rollo y seguro que ocupan sus ratos libres haciendo mutantes caseros con ratones y palomas.

Yo, desde que caí en brazos de una mujer madura, lo he tenido clarisimo y, pese a que la carne es debil, mis mejores relaciones erotico-festivas y/o emocionalmente intensas (de esas de querer lo que hay en la cabeza y bajo el pecho), han sido con chicas con más solera.

Y es que, y segun lo leido por ahi arriba, al contrario que con nosotros los meodepiés, cuanto mayores son las mozas, menos taras psicosomaticas tienen.

(Usease, se quieren mucho mas a si mismas y por tanto son mas libres)

Inés dijo...

Uy, no sé. Yo siempre me he inclinado por tíos mayores (desde un poco mayores hasta 8 años mayores) salvo en una ocasión, que el pobre era un año menor y virgen. Y salí escaldada, la verdad.

Así que, si es menor, que al menos tenga experiencia, plis. Entonces sí que me plantearía lo de ser cougar.

Eso sí, lo de "da la mano flojilla" me lo ha dicho todo. Me dan una grimilla esas personas que en lugar de mano parece que te dieran un pescado...

toayita dijo...

Me encanta!!!
Me has recordado una historia...
Costa levantina, verano del 98 (creo)...de repente ese niño madrileño que lleva viniendo a veranear enfrente de tu casa toda la vida se ha convertido en un adolescente (18 años) monérrimo, yo tenía 20.
Fue un verano de mucho tonteo, de mariposas en el estómago, de besos en el espigón...
Después de aquel verano el empezó a estudiar periodismo y nunca volvió a veranear allí. De aquella mini historia conservo un grato recuerdo, un par de cartas y la letra de "November rain".
Hace unos años empecé a encontrármelo en algunos telediarios comentando noticias de deportes, ahora parece ser una especie de joven promesa de la radio deportiva (no sé, yo no entiendo de deportes)...nos reencontramos a traves de FB(que no siempre trae cosas malas).

toayita dijo...

Y no me ha dejado suscribirme antes porque mi navegador hace cosas raras :(

Cattz dijo...

Vamos, me llego a enterar que le haces un "circule, caballero" y te doy en la cabeza. ¿Quién andaba tranquilizándome en diciembre a mí por una diferencia de edad exactamente igual? ¿Eh, eh?

Somófrates dijo...

Ahora que lo pienso yo siempre he estado con bipolares al menos seis años menores que yo...

¡SOY LA POLLA!

http://www.youtube.com/watch?v=zuTzbNQ-qvk

Gato dijo...

Y yo que no me acabo de ver de cougar... por la parte del glamour y el poder, que lo de los años, clavao...

Be dijo...

Sheriff, y 32 más aún!! ^_^

Redronin1b, estoy pero que muy de acuerdo con casitodo lo que dices, por no decir todísismo. Muá!

Inés, lo de la mano floja es grima total, sip!

Toayita, tu historia mola!! Facebook From Hell también tiene sus cosas buenas.

Cattz, pero no es lo mismo, lo tuyo es amor verdadero!!!

Somo, eso dicen XDDD

Gato, pues en vez de cougar (=puma) serás gatita.

Efe Morningstar dijo...

Be, qué horror, niños pequeños. Yo no puedo con ellos, jamás jamás jamás me liaría con uno.

Soy súper íntegro.

(Con una a lo mejor...)

Somófrates dijo...

Tío, para tí una caja de Dunkin Donuts ya es un tuppersex...

Be dijo...

Efe, ¿a lo mejor? ¿quieres matarme de la risa? ^_^

Somo, te voy a meter los futomakis vía rectal y de través.

Somófrates dijo...

¿Sin una copa ni unos besitos antes...?

Eva Luna dijo...

Sois un pelín sageraos no!! 3 años en la veintena o 5 en la treintena, para arriba o para abajo, no es tanto.
Otra cosa es que parezca un nene de secundaria, o que sea alguien que o haya vivido nada y con el que te aburras, pero la edad de por si no marca tanto.
Te lo digo yo (que solo tuve uno de 2 años menos...y me duro un mes!)

Achab dijo...

Mientras no dé la mano flojita yo le doy el placet.

saricchiella dijo...

Ehm... y nadie tiene curiosidad por ver un escaneo del Niño de tal guisa?

pd.- mi momento cougar fue con cuatro años de diferencia... y con un guiri (matando dos pájaros de un tiro xD)

Charles M. Towsend dijo...

Error de Concepto. Las tías sois Cougars, los tíos Maduritos Intersantes(tm)

Palabro de verificación "Unsubb". En serio, o este Captha ve Criminal Minds o me tiene fichado.

Felisuco dijo...

Llego tarde, cuando lo mejor (y lo mas gracioso,sobretodo) ya se ha dicho

ASi que lo unico que me queda por decir necesita tan solo tres palabras:

QUIERO TU VIDA!!!

Somófrates dijo...

raaaaarooooooo...

quealguienllameaseguridaaaaaaad...

Illuminatus dijo...

El problema es que a veces, sin importar los años, los/as hay que ni están potty-trained, así que tiene más peso la suerte que otra cosa.

_Xisca_ dijo...

Vaya, según estas diferencias toda mi vida es un momento cougar...y lo sigue siendo ^__^

i-boy dijo...

no me puedo creer que te acuerdes aún de que el perro se llamaba luna... (es un momento que quiero olvidar de mi vida :-P)
Protesto enérgicamente: la crema de la crema de la sociead bogotana era un chico mono con el que tu sola te liaste y no fué por culpa mía, más bien a pesar mío... :-P
Pero después de ver la foto de la bufanda y el pelo-oveja ya no quedaban más duda...
Voy a robar el copyright a lady legionaria paracaidista cuando decía, en otro caso: Be, ese hombre no puede ser bueno para tí... lleva camisas de mujer... a parte de lo grimoso de la mano ¡Qué sabio tu padre!
En cuanto a lo otro y parafraseando a alguien que a lo mejor conoces... necesitas poner drama en tu vida... ¿Qué más dá que tenga 5 años menos?

Ϩtεℓℓα dijo...

me encanta cómo escribes! voy a pasarme por aquí más a menudo ;)

bueno, lo de la edad yo creo que no tiene tanta importancia... si hay "feeling" qué más da... :P

claro que si él era gay, ya estaba un poco complicado...

un abrazo

Anónimo dijo...

Científicos de todo el mundo se están interesando por la existencia de un tipo cuyas manos son cinco años más jóvenes que él y bipolares.

erizogirl dijo...

a mi es que cuando son un poco más jovenes ya me dan ternura, y con eso ya me pierdo.... jejeej