MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

martes, enero 17, 2012

Prescripción médica

Hace dos o tres meses fui a la endocrina para ver qué tal andaban mis hormonas descontroladas. Eso va bien. Pero la endocrina parece ser experta en buscarme nuevos problemas:

- Súbete a la báscula... a ver... ¡uy! has engordado un kilo desde la última vez que viniste. Muy mal. Para la altura que tienes, pesas demasiados kilos. Tienes bastante sobrepeso, tienes que perder unos cuantos kilos.

Se me desencajó la mandíbula. Sí, con el descontrol de las hormonas y del apetito he engordado unos cinco kilos en los últimos meses. Pero no significa que de repente me haya convertido en una usuaria de tallas grandes. Eso significa que he pasado de una talla 38 a una 40. Vale, no estoy delgada como antes, he pasado a la categoría de "hermosa" (acepción del pueblo de mi madre), pero... ¿¿¿sobrepeso??? ¿Es poco sano estar en una talla 40? la endocrina seguía dándome la murga:

- ¡Es que tienes que dejar de comer bollos!

Ahí me indigné. ¿Comer bollos, yo? ¡hace meses que no me tomo una napolitana de chocolate o una palmera! Ejem. Me puedes acusar de comer queso, pan, pasta y a veces cola-cao, pero bollos... no.

- Adelgaza para la siguiente visita, que tienes mucho sobrepeso.

Salí de la consulta contenta porque mis hormonas estaban bien pero cabreada, alucinada y tristona por lo del peso. Me ha costado asimilar lo del sobrepeso, porque yo no me veo gorda. He estado mejor, claro que sí, pero de ahí a estar ¿enferma? o que mi peso sea insano o preocupante... puf.

Llevo meses remugando y remoloneando, pero después de las Navidades, con medio kilo más por los polvorones, con unos pantalones que no me entran y con la siguiente cita con la endocrina más cerca, ya me he puesto manos a la obra. Me he puesto a dieta y a hacer ejercicio y ya he perdido un kilillo (aaay, y los que me quedan...).

En fin. Parece ser que, según los médicos, hay demasiada Misia en este mundo y que hay que erradicar parte de ella. Comienza la operación "Exterminio de los márgenes".

(Lorzagirl me ha denominado "genocida de ti misma". Pues eso).

25 comentarios:

Pepito Grillo dijo...

¿Y quien es la endocrina para opinar? Aquí la única opinión válida es la de tu marido :-P

Cristina PS dijo...

Jajaja me encanta el comentario de Pepito Grillo.

No te preocupes por la talla que es lo de menos y mientras tu te veas bien y estés sana no pasa nada.

¡Ánimo!

Inés dijo...

Pues aunque no te he visto, te aconsejaría una segunda opinión. Médica, quiero decir.

Que yo he pasado por algún que otro endocrino que... En fin, historias de terror. Y te lo dice una gordita (con imc normal, pero gordita nontheless)

Mel García dijo...

¡Que casualidad! Yo también me he puesto a dieta para compensar las navidades. ¡Vamos a quedar estupendos!

¡Celebremos nuestras sendas y sensuales figuras futuras con un solomillaco!

...

Nop, no me acostumbro a hacer dieta.

Quelitas dijo...

Misia,

te vi en Navidades y demasiado bien estás!!!! Yo también apostaría por una segunda opinión.
Esta doctora, como mi ginecóloga, lo único que consiguen, desde mi punto de vista, es que las pacientes desarrollen aversión a la báscula y se obsesionen por lo que comen contando continuamente calorías.
Cuando se regule todo el tema, te recuperas en un plis!

Besos!

Bolboreta dijo...

Como gordita asumida te digo, cuidarse esta bien, comer sano y hacer ejercicio es importante, peeeeero ahora exageran demasiado con el tema del sobrepeso.
Yo tengo sobrepeso, probablemente tu no! :D
Animo con la operacion genocida :D

Adalias dijo...

Como sigas diciendo que tienes sobrepeso te voy a dar una galleta (pero de las que no te gustan).

Segunda opinión, por supuesto.

Una 40 con tu estatura está fenomenal. Y recuerda que te he visto en paños menores;)

Besitos

JuanRa Diablo dijo...

A las endocrinas las carga el diablo.

Perlita de Huelga dijo...

Jo, Misia, es que si tú tienes sobrepeso... ¡¡¡yo me he convertido en el Titanic!!!

Y estoy igual que tú: el ginecólogo y la comadrona me echan la bronca porque engordo, pero joder, me muero por unos donuts, por bocatas de nutella, leche con galletas a todas horas... Jarl!

Yo dijo...

Siempre leo este blog y rara vez me he animado a comentar. Pero hoy me he quedado tan indignada como tú con tu endocrina. Así que voy a escribir aunque sólo sea para decirte una cosa:

¡Cambia de endocrina!

Pero por dios... que una 40 es una talla pequeñaaaaaaaaaaaa. ¿Qué sobrepeso ni qué leches? ¿Qué talla quiere que tengas? ¡Si ya la 38 es una ridiculez! ¡Eso es casi talla de Jessi del Bershka!. Y, sinceramente, no tengo el gusto de conocerte, pero na más que por lo que te llevo leído, no me encajas en el perfil :P

Así que haz el favor y no te obsesiones con el peso que, sinceramente, no creo que sea pa tanto. ¿Qué endocrino le dice a alguien que usa una 40 que tiene sobrepeso? Según ella entonces las que usamos de 40 pa'rriba tenemos ya obesidad mórbida ¿no? Es que todavía lo estoy flipando...

Lenka dijo...

Con todos mis respetos, tu endocrina es gilipollas. Pero completa. Nadie que use una talla 40 puede tener sobrepeso, salvo que mida un metro veinte. Si la tipa esa es de las histéricas que viven a base de apio y se pesan cada cuarto de hora, convencida de que cumplirá ochenta años con el mismo tipo que tenía a los veinticinco mejor le recomiendas que se meta en formol. Pero, sobre todo, que deje de dar por saco a sus pacientes. Qué tiene, una consulta médica o una agencia de top models? Una persona con problemas de hormonas que usa una talla 40 es un ejemplo de salud. Que se vaya la neuras esa a hacer puñetas. Integrales, of course. No vaya a ser que le engorden.

Esto de la delgadez ya es una dictadura. Que te frían en la publicidad aburre a las piedras, pero que los médicos se sumen a la gilipollez masiva de las tallas ya no tiene nombre. Tengo hipotiroidismo, fibromialgia y actualmente sobrepeso, al que culpan de todos mis males (si me sale un juanete no dudes que es por mis kilos de más, claro). Me ha costado diez años de peregrinar de médico en médico que descubrieran lo que me pasaba, porque cuando estoy gorda son los kilos y cuando estoy flaca, oh, caramba, entonces es que tengo ansiedad. Qué cosas.

Speedygirl dijo...

Ni caso, los médicos están pelín histéricos con ese tema! Es para prevenir que de mayor, dentro de muuuuuuuuuuchos años, tengas de verdad sobrepeso, que a esa edad es más difícil de quitar. Ahora te recomiendan perder peso sólo para curarse en salud!

Misia dijo...

Pepito Grillo, jajajaja, mi marido, como experto en la materia, opina que estoy estupenda.

Cristina, es que Pepito es pequeño crack. Y sí, lo que me mató del asunto es que yo me encuentro bien y nada gorda... y resulta que me dicen que no. Y hala, a adelgazar.

Inés, lo que me fastidia es eso, que me creen problemas donde no los hay: he calculado ahora lo de mi IMC y es de 23,7 y lo sano es estar entre 20 y 25.

Mel, jajajajjaja. Toda mi solidaridad. Es una frustración ver el queso, ahí en la nevera, mirándome y sin poder darle un muerdillo.

Quelitas, eso espero. Bueno, haré dieta y a ver si pierdo unos cuantos kilillos. Pero vamos, alucino con la obsesión que tienen algunos médicos (y lo de algunos ginecólogos es flipante) con los kilos. Entiendo que si te sobran veinte te adviertan de que no es sano, pero ¿estar dentro de los índices normales y que te echen la bronca? puf, ni que tuviera que desfilar en Cibeles.

Bolboreta, con lo feliz que estaba yo con que mi tema hormonal estuviera mejor y esta me amarga con un problema que, sinceramente, creo que no tengo.

Adalias, ¡no lo digo yo, lo dice mi endocrina! yo era consciente de que estoy más rellenita y que me sobran márgenes, pero pensé que sólo era cuestión estética, no de salud. Agh.

Juanra Diablo, jejeje, esta es peligrosa para el ánimo.

Perli, tía, tú tienes una excusa estupenda. Y dicen que con la lactancia los kilos vuelan.

Yo, jajajja. Acabo de leer lo de la Jessi y creo que no, no encajo demasiado. En fin, yo flipo,¿cómo una médico, estando yo en un IMC sano, me dice abroncándome que tengo sobrepeso? es desconcertante.

Lenka, me ha encantado lo de las puñetas integrales :D para mí el peso siempre ha sido algo de lo que estar pendiente, me cuesta mantenerme, pero de ahí a que me digan que no estoy sana con un peso normal... puf.

Misia dijo...

Speedy, pero prevenir cuando estoy sana me amarga la vida.

Anónimo dijo...

Una endocrina que te dice que con una talla 40 tienes sobrepeso?? Coincido con quien te ha dicho que cambies de endocrina porque ésta es gilipollas. No fastidies, hombre.

Sue

_Xisca_ dijo...

Yo estuve en el preestreno de este post y también te vi en Navidades, coincido con Quelitas en que estás muy bien y además te pediste un poleo menta en un sitio lleno de bollos a más no poder. Cualquier médico se sentiría orgulloso, vamos.

Por desgracia, esta actitud de endocrino agresivo no me sorprende mucho, parece que algunos se creen que yendo de Clint Eastwood e intentando humillar al paciente éste les hará caso, y sólo consiguen faltarle al respeto y que busque una segunda opinión. Creo que ya la tenías, si es así, espero que si tiene que decir algo, tenga mejores modos.

La próxima vez voy contigo y me siento encima con mi talla 44-46 al grito de "ESTO ES SOBREPESO, TÍA", hasta que llame a la grúa o pida la extrema unción, lo que pase primero :P

Misia dijo...

Sue, fastidiada sí que me ha dejado :D

Xisca, jajajaja. En fin, es que algunos médicos tienen tratan a los pacientes de pena. El otro día un médico me echó la bronca A MÍ porque otro médico me había puesto un tratamiento que no le pareció correcto. Te juro que estuve a punto de decirle "mire, le tiene al otro lado del pasillo. Vaya y se pegan ustedes, pero a mí dejenme en paz". Pfff.

Lidhya dijo...

Jo... Yo estoy pendiente de que el médico me ponga a dieta porque yo sí que tengo sobrepeso... pero vamos... que según tu endocrina debo de tener obesidad mórbida y ser una montaña de grasa andante... porque si tu 40 es un sobrepeso, mi 54 debe de ser eso...
Cambia de endocrina... que no te amargue por pesar 5 kilos de más que con el año pasado que tuviste es normal que subieras peso. Adelgaza porque te sientas más torpe de lo normal o porque tengas verdaderos problemas de salud, no eso.
Yo que la 40 no la he tenido desde los... ¿10 años? (Por no decir nunca jamás en la vida)...

Por lo demás... enhorabuena por tener bajo control las hormonas. ESO es lo más importante.

Besos!!

rivela dijo...

Tengo una gran curiosidad, ¿ qué talla de pantalón usa tu endocrina?, acaso se saca un sobresueldo trabajando en Berska?.
Controlate, por salud ,y no te obsesiones ( palabra de talla 40) Biquiños

rivela dijo...

Tengo una gran curiosidad, ¿ qué talla de pantalón usa tu endocrina?, acaso se saca un sobresueldo trabajando en Berska?.
Controlate, por salud ,y no te obsesiones ( palabra de talla 40) Biquiños

missmole dijo...

Si no has encogido mucho desde nuestro breve encuentro, una 40 no debe ser un problema en tu caso.

Otra cosa es que tú te veas mejor con unos kilillos menos pero hazlo por ti no por esa indeseable endocrina!!

Besitos

Lenka dijo...

El endocrino de mi madre es del mismo club que la tuya, pero en grosero. A la pobre le extriparon media tiroides porque tenía un montón de quistes. Tiene que seguir un tratamiento y se controla mucho el peso. Ella se encuentra gordísima, pero no me canso de repetirle que es una distorsión suya. Hasta los cuarenta y tantos estaba como un espárrago (siempre ha comido como un gorrión desganao) y luego fue ganando unos kilos, más en la menopausia. Tiene sesenta y un años, mide casi metro setenta y pesa 69 kilos. No me parece descabellado para una mujer de su edad a la que le falta media tiroides. Tiene una cintura que pa mí la quisiera, podría salir sin sujetador si le diera la gana y sólo acumula en las cartucheras y el muslámen. Pero se obsesiona porque la imagen que conserva de sí misma en su cabeza es de tipa muy delgada y, para rematar, su médico es completamente imbécil.

La última vez que fue a su consulta para comprobar que no le habían salido más quistes, el pedazo de anormal se puso a darle gritos con que estaba obesa y que ese era su verdadero problema, ese y no los quistes. Le espetó que menos tirarse en el sofá a ver la tele y zampar pasteles. A mi madre, que tiene tres trabajos, me ayuda a criar a mis mellizos y cuando mete el turbo en mi leonera fregona en ristre me agota de sólo mirarla. A mi madre, vaya, que se toma el café de pie mientras plancha, que sale de casa a las nueve de la mañana y vuelve a las diez de la noche siete días a la semana. La que en sus días "libres" se va a su finquita a segar y plantar lechugas o aprovecha para hacer limpieza general.

Y, para rematar, el nota abre un cajón y saca una réplica en plástico amarillento de un pedazo de grasa humana (asqueroso) y lo lanza sobre la mesa chillando: "de eso está usted llena, señora, no me venga con quistes".

Para empezar no sé con qué derecho se cree un médico que puede hablarle así a un paciente. Ni afirmar cosas sobre él sin conocerle de nada (antes de acusarme de ponerme ciega a bollos pregúnteme al menos si me gustan, gilipollas). Para seguir, me encantaría saber cuándo la grasa corporal ha matado a alguien (algunos quistes sí, qué cosas). Que un señor con titulación médica le conceda más importancia a la celulitis que a unos quistes me parece increíble. Y, para terminar, me pregunto por qué las batas blancas nos siguen intimidando de tal manera. Porque a un tío así habría que mentarle a sus ancestros como mínimo.

Lo que pienso es que el tipo se hizo endocrino porque odia a los gordos (aunque su barriga está para verla) y así puede torturarlos legalmente. Y, encima, contaba con poder restregarle a mi madre una analítica llena de colesteroles, triglicéridos y demás desgracias, y se calentó cuando vio que está como una pera de sana. O más sencillo: que es un cabrón gilipollesco. Como tu endocrina.

Gato dijo...

Sólo te voy a decir una cosa (que el resto ya te lo han dicho todo por aquú, ;)). Y la cosa es: NO RECUERDO CUÁNDO FUE LA ÚLTIMA VEZ QUE PERDÍ UN KILO.

Pa que veas el mérito que tienes.

Miss X dijo...

Ni caso a la endocrina! Tu puedes cambiar de peso si quieres pero cambiar de personalidad es difícil, así que me temo que tu endocrina lo tiene chungo. Pobrecita, debería tomar más chocolate y para endulzar esa amargura!

jiyoshin242 dijo...

This is amazing news. so.. impressive
series of "I have already come."
series 2 : Ihavealreadycome
series 8 : Ihavealreadycome
series 9 : Ihavealreadycome
peru ucc : Ihavealeradycome