MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

miércoles, diciembre 13, 2006

Al contrario que las mujeres...

...o el post que le salió al Hombre Malo y que no tiene nada que ver con lo que le habíamos encargado (que era "Qué creen los tios que hacen las chicas, qué hacen ellas en realidad y qué cuentan ellos"). Lo que no quiere decir que carzca de interés. Disfrútenlo.
Al contrario que las mujeres, los hombres no compartimos muchos datos íntimos con nuestros amigos; para eso están los colegas. “¿No es lo mismo?” preguntará alguno. Pues no. Definamos “colega” como “tipo del que desconoces casi todo, quizás incluso el nombre, pero con el que te juntas a menudo por cualquier motivo”. Hay otras muchas definiciones pero ése no es el tema del post que me han encargado.
Decíamos... a los tíos no es que nos cueste contar intimidades a un amigo, es que nos jode. Nos jode llegar al punto de contarlas y nos jode también escucharlas de boca de un amigo. En cambio a un colega no tenemos ningún problema en contar todo tipo de tropelías y barbaridades, dando nombres, apellidos y direcciones si hace falta. ¿Por qué?

Porque a un amigo no se le miente. A un colega sí. Con los colegas te ríes y fardas. Uno cuenta la suya y el siguiente cuenta una más gorda. Y se habla de tías. De aquellas con las que has estado, de aquellas con las que querrías estar y de aquello que te estas inventando sobre la marcha por no ser menos. Ese es un motivo por el que los tíos no pueden tener “colegas” femeninas. Pueden tener amigas, pero no colegas. Y si un tío se piensa que si, probablemente no tenga jamás una amiga, solo tías a las que todavía no ha atacado. Divago...

Un colega nos contaba hace unos años las cosas que hacia con una chica con la que empezaba a salir. A voz en grito nos relataba como le chupaba aquí, como le tiraba de allá, como tenia tal o cual... y “como se corría al darla por culo”. Risotadas y miradas nerviosas... porque todos sabemos que a ellas no les gusta el sexo anal. ¿Verdad? La “Autopista de Hershey” es terreno vedado, territorio de cine porno y puteros. Eso lo hace tan popular, asumámoslo, porque no tanta gente lo haya probado. El hecho de que asumas que tu novia jamás te va a dejar hacerlo te hace desearlo aun mas...y no pedírselo nunca.
Generalizo, por supuesto, pero esa fascinación por la “senda tenebrosa” sólo se explica por su “exotismo”. El caso es que sin conocerla, a esta chica le apareció un club de fans entre los colegas del bocachancla de su novio, que estaba más que dispuesto a contar el reportaje después de cada consumación. Luego la conoces, claro, y te da apuro porque te habías hecho una imagen de ella, y resulta ser una tía maja. Y hablas con ella y te ríes y te cae bien, pero tú no puedes dejar de pensar “a esta le gusta por el culo”. Te cuenta como le ha ido el día en la universidad y tú piensas “le gusta por el culo”. ¿Problemas con su jefe en el curro? “cuuuuuulooooo ”. Así ad nauseam. Una lástima, porque estoy seguro de que de otra manera podríamos haber sido buenos amigos.

¿Por qué? ¿Qué nos impulsa a hablar mal de gente que en el mejor de los casos nos es sentimentalmente cercana, en el peor ha compartido con nosotros un buen rato? Y sobre todo en presencia de gente que ni nos importa mucho ni jamás nos lo harán pasar ni la mitad de bien.

De pequeñitos, para los niños las niñas son el enemigo. Son el ser diferente y coletudo que le lame el culo a los profesores y juega a chorradas (y al que, por supuesto, si intenta jugar con nosotros a cosas no tan chorras, echamos a patadas). Y de mayores algo de eso queda. Tópicos. Son gente extraña que no comparte nuestras aficiones.
Peor aún, cuando crecemos y se nos ocurre que si hay algo que queremos hacer con ellas...ellas se niegan. O no se niegan, pero no lo hacen contigo. O lo hacen, pero no la que tú quieres, sino su amiga la gordita. Y lo haces por pasar el trámite pero luego la pones de vuelta y media por puta. Y a su amiga la guapa por estrecha. ¿Por qué? Porque sigues siendo un crío y es la manera que tienes de aliviar tus frustraciones. ¿Qué no quiere salir contigo? Estrecha, calientabraguetas, lesbiana... ¿Qué sí sale, pero con otro? Puta, zorra, cabrona... ¿Y la que no solo sale contigo sino que además “se deja” hacer de todo? A esa le espera el calvario, porque la dejaras por otra que aun se niega a cosas y a ti te seguirán una fila de tíos que, alertados de sus hazañas, exigirán no ser menos que tu. Que gran cosa es la calaña humana.


¿Somos todos así? Por supuesto que no. Y desde luego nunca todo el tiempo. La mayoría nos cogemos neuras sobre nuestros defectos, reales o inventados, que nos duraran toda la vida. La mayoría crece rápido y aprende. O tiene amigas con las que hablar. O lee libros. Si más allá de los 16 sigues entrando en esa dinámica, pasas a ser un niñato. Si a los 20 sigues así, un misógino. Pero el caso es que ese discurso va a persistir toda nuestra vida, seas tú el que lo inicie o sea alguien de tu entorno. Y la mayor parte de las veces, sonríes ante alguna socarronería y a lo tuyo. Porque aunque tú no seas tan canalla como para hacer eso, sabes de donde sale. Aunque lo censures, entiendes que tripa se les ha roto.

El que la mujer diga siempre “no” es algo asumido. El “sí” es una conquista nuestra, o así queremos verlo. El “sí” es la recompensa a todas las veces que nos han dicho “no”, es la prueba de nuestra hombría, nuestra pericia o simplemente la longitud de nuestra... pues eso, hombría. Es un trofeo y hay que enseñarlo, restregárselo en la cara los demás cazadores de la tribu.
¿Que tú no lo haces? Ni yo. Ni ése de allí. Pero seguro que conoces a los que lo hacen. Seguro que tú mismo te has reído a mandíbula batiente cuando alguno lo ha hecho delante de ti con especial pericia o ingenio. ¿Que no, dices? ¿Que tú has salido de la habitación indignado, afeándole la conducta a los presentes? Felicidades, eres una bellísima persona, un hombre como hay pocos y además, si te doy una clara de huevo seguro que haces merengue con tu lengua. Sal por la puerta de la derecha y coge tu medalla... Los demás, los normales, sabéis de qué hablo.

¿Significa esto que El Hombre Malo aprueba estas malsanas, denigrantes y misóginas explosiones de testosterona e inquina? No creo ni que tenga que responderlo. Pero las entiendo. Se de donde vienen y en qué se quedan. Entre gente sana y crecida ocurrirán poco y no pasarán de referencias veladas, dobles sentidos y alguna risotada. Entre cafres serán constantes y burdas. Y ambas indicarán un cierto grado de misoginia. Pero en el primero de los casos no habrá mas misoginia que misandria hay en una tertulia con Cristina Almeida.

El hombre, más que pensar que a la mujer no le gusta el sexo, prefiere hacer como que es así, porque eso explica por que no quieren hacerlo con él. Y pese a que a todos querríamos encontrar una relación perfecta en la que gustos y necesidades mutuas se complementen (y puede ocurrir, yo lo he visto), muchos se creen a pies juntillas que es imposible, porque así sitúan en el otro sexo toda la responsabilidad de su fracaso al buscarla.

Decía Ignatius una verdad como un templo... “Si yo fuese una tía, sería una zorra”. Y es cierto, esto es algo que hemos dicho todos, o al menos lo hemos pensado fuerte. “Los hombres pensamos que a ellas no les gusta follar y lo que pasa es que les gusta follar bien. A nosotros sólo nos gusta follar mucho”. Y si aprendemos a follar bien es sólo para follar mucho.

38 comentarios:

Zhalim dijo...

Luchamos denodadamente por encontrar chicas abiertas sexualmente (dispuestas a abrirnos su "Autopista de Hershey" si se lo pedimos). Reclamamos chicas que reconozcan disfrutar del sexo tanto o más que nosotros, que lo busquen, que lo pidan, que sean imaginativas, que sepan manejarse sin tapujos una vez metidos en faena, y, cuando por fin la encontramos (es más fácil de lo que nos han querido hacer creer padres, telediarios y películas americanas de sobremesa, se lo aseguro), resulta que lo primero que se nos ocurre es ir corriendo a los colegas a contarles lo asquerosamente puta que es.

Dando por hecho que entendemos que contar las intimidades de alcoba resulta sumamente vergonzoso y denigrante, pero visto que esto no sirve como razón disuasoria ante los energúmenos que practicamos el colegging (y que, al parecer, somos todos), apelo a otra razón más convincente: una mejor y más satisfactoria vida sexual. Si una señorita no quiere soltarse (dejando aparte temas tales como educación represiva-religiosa) probablemente sea por que tiene miedo/vergüenza de lo que el energúmeno con el que ha yacido vaya a irse corriendo (aprecien, por favor, el sutil juego de palabras) a contárselo a los colegas.

Y yo os pregunto, hombres del mundo: ¿qué preferís, una chica que se maneja como una experta, que sabe dónde, cuándo y cómo tocar y que disfruta con experiencias alegres y variadas y que no tiene reparos en poner a vuestra disposición todos sus agujeros, o una más de tantas que, abrumada por la imagen que sabe, va a tener que dar ante los colegas (el nacionalmente famoso quedirán), intenta ser una señorita incluso metida bajo las sábanas (si es que acaso es posible ser una señorita en tal momento)? Háganse un favor, y si encuentran por fin a la chica-mujer que ha poblado sus sueños eróticos desde que tenían 15 años, mantengan cerrada la boquita y no la caguen.

Y no querría despedirme sin acabar mi alocución ofreciendo un par de consejos, uno para ellos y otro para ellas:

Ellos: No sientan la necesidad de contar sus aventuras de alcoba para no ser menos que su interlocutor. Seguro que les está mintiendo. Páguenle con la misma moneda.

Ellas: Una frase oída hace mucho tiempo en boca de la novia de un amigo, Una mujer debe ser una guarra en la cama y una señora fuera de ella. Ser guarra fuera de la cama hacer perder mucho glamour, e intentar ser una señora dentro de ella... mejor ni comentarlo.

¡SEXO SIN TABÚES YA! Plataforma por una vida sexual sana y gratificante.

EmeA dijo...

> Tiene miedo/vergüenza de lo que el energúmeno con el que ha yacido vaya a irse corriendo (...) a contárselo a los colegas

Euh... aquí debería añadir algo, pero no sé bien el qué

davgard dijo...

Humm...Davgard, di algo no moralizante, no moralizante, no moralizante...a ver...

Señor malo, Zhalim, no me sean ingenuos: ¿De verdad creen que ellas no se cuentan, (por lo general los domingos, mientras el churri típico sólo atiende al fútbol) detalles escabrosos, que jamás deberían salir del lugar donde tuvieron lugar, sobre nosotros?

Ayyy...qué tontos son los hombres...

Somófrates dijo...

"Hombres a los que no les gusta el sexo anal: realidad o mito".

Y es que cree el pocero que todo son ladrones... o algo así.

Señor Zhalim, ir punto por punto iba a ser muy largo. Póngase un NO general. Prefiero una que cuente buenos chistes de curas y no me deje fregar los cacharros a mí siempre, lo demás es simplemente cuestión de cartografía.

U.A. (enfurruñao) dijo...

Ufff... tantas cosas que decir... ¿y a mí que el post me transmite cierto grado de misoginia en sí mismo? E incluso algún comment ("una mujer debe ser una guarra en la cama y una señora fuera de ella", madrediós qué frase más carca...). Casi mejor paso con las pocas cosas que estoy de acuerdo:

"Si más allá de los 16 sigues entrando en esa dinámica, pasas a ser un niñato. Si a los 20 sigues así, un misógino." Yo añadiría que si lo sigues haciendo tras los 25 o teniendo una relación estable estás rayando entre un gilipollas integral y directamente una mala persona.

"El hombre, más que pensar que a la mujer no le gusta el sexo, prefiere hacer como que es así, porque eso explica por que no quieren hacerlo con él." A ver si va a ser por eso que los más misóginos son los que menos follan. Y a lo mejor follan menos porque cuando ven una tía siguen pensando en algo extraño, ajeno... Es una pena que para una generación a la que no nos han enseñado que las mujeres son el pecado y que hay que tenerlas cuanto más lejos mejor sigamos siendo tan cazurros (generalizo, claro). Y que conste que a mí me gusta bien poco hacer el Pepito Grillo, a lo mejor sólo es que me he levantado de mala leche y al leer esto me ha jodido que aún ocurra que cuando una tía se entregue sinceramente y sin complejos a un tío, sexualmente hablando, ese ser y sus colegas piensen "culooooooooo"...

Gato dijo...

A ver, chicos, un poco de cabeza: como juego, y con mucha maña, puede hasta estar bien. Pero observen el dato científico: en el ano femenino NO hay clítoris y NO hay próstata. Probablemente sea más generosidad que placer el daros un sí. Excitante por cuanto lo es para el otro.

Hombre malo, de algún modo me parece que algo de razón me da... que se enfadó usted mucho en otro post.

Anónimo dijo...

Davgard: las chicas solemos contarlo todo a las amigas, por supuesto. Pero la diferencia está en que cuando las amigas coinciden con el chico en cuestión no piensan "cuuuulooo" con todo lo que el pobre chico diga. No sé si me explico...

Es más, muchas veces las chicas hablamos de esas cosas con las amigas, no para fardar, sino para quejarnos.

El Hombre Malo dijo...

gato: yo no disentia contigo sino con un comentario concreto que hiciste. En el resto estaba fundamentalmente de acuerdo.

Y no me enfade. Yo no me enfado casi nunca.

mauve dijo...

oh the good'ol kiss&tell! que divertido era en el instituto y qué lejos se ve al acercarse a la treintena! Yo creo que es la novedad, y no creo que siempre fuera malo, no siempre era por presumir o hacer daño. Muchas veces era inocencia pura, ganas de compartir, de enseñar y aprender. Pena que a esas edades nos afectan mucho más las cosas y al hacer daño se hace más pero bueno, todo pasa.

Con el tiempo se hace más natural hablar de sexo, va cogiendo su verdadera importancia, las conversaciones son más abiertas, más divertidas y por supuesto desaparece la crítica...

Creo también que eso de que los hombres no pensamos en satisfacer a nuestras mujeres es algo del siglo pasado...por suerte tanto hombres como mujeres entendemos el sexo de otra manera hoy en día...

Y que viva el sexo claro!

davgard dijo...

Jeje, señorita anónima, no se me enfade, pero no me lo creo: Por una concatenación de circunstancias que no vienen a cuento, un amigo mío y yo nos enteramos de que cierto ligue de una conocida nuestra era conocido por sus amigas como "nueve minutos y medio"

Lo que sucede es que la mujeres son infinitamente más discretas (cualidad que, sinceramente,admiro) y que los hombres, por lo general, no se enteran de nada.

En el post se dice que los hombres somos muy pudorosos con los amigos en estas cuestiones (cierto) y que por ello utilizamos a los colegas para fardar: falso. En el colegueo masculino-misógino no se hace otra cosa que mentir desaforadamente: por cada gramo de verdad hay un kilo de sandeces. Es otra manera (nefasta, propia de adolescentes y postadolescentes, que son legión) de ocultar el pudor, en otro contexto social.

Nosotros también tenemos nuestras quejas y frustraciones sexuales, pero somos tan torpes que nos las comemos nosotros solitos; lo cual no quiere decir que no existan.

Bueno, perdónenme el rollo...creo que el post entra en la categoría de "guerra de sexos", ¿No? Un poco de caña le da vidilla a los blogs...

Gato dijo...

¿No te enfadaste? La verdad es que como malo, Hombre malo, dejas mucho que desear...

Zhalim dijo...

("una mujer debe ser una guarra en la cama y una señora fuera de ella", madrediós qué frase más carca...)

¿Carca esa frase? No consigo imaginármela en boca de, digamos, un miembro reaccionario de la derecha cristiana de 60 años.

Con el hecho de que una chica sea una señora fuera de la cama me quiero referir a que conserve las buenas maneras y los modales, que, aunque últimamente parezca lo contrario, no creo que estén peleados con la modernidad. Y tampoco me refiero a que sólo las mujeres tengan que ser las guardianas de estas buenas maneras (como lo eran en el pasado), que me veo, al igual que el señor Davgard, que la discusión tiene probabilidades de virar hacia una guerra de sexos.

¿Misoginia en mi comment, señor U.A.? ¿En un comentario que trata de romper una lanza a favor de facilitar la liberación sexual a unas mujeres generalmente educadas por sus madres (madres de dictadura) en una estricta moral católica donde el sexo es pecado y las cosas "no habituales" son guarradas? Le suplico que vuelva a leer mi comment y el post del Hombre Malo y reconsidere su postura acerca de nuestras opiniones.

Gato dijo...

Sí hombre, guapo, tu eres como un compañero de clase, que decía "Yo soy feminista. Que me gusta que la mujer se ponga encima".

Anda yaaaaa!
No rompas lanzas en favor de la liberapuagh, cielo, que te queda fatal. Deja, que ya luchamos nosotras si éso...

Zhalim dijo...

Okok Gato.

Somófrates dijo...

Yo es que aún no sé muy bien de qué va el tema. ¿De que son unas guarras? ¿De que somos unos cerdos? ¿De que aquí sólo se folla en la industria del porno? ¿De que a Willy Wonka no le dejan entrar en la fábrica de chocolate?

O se me aclaran, o me voy a ver el gran hermano.
Proclamo.

Gato dijo...

Así me gusta pequeñuelo.

XD

Zhalim dijo...

Es que me impones. Qué miedo :S

El Hombre Malo dijo...

Guerra de sexos... no se, mas bien viene a ser una reflexion sobre como no hay guera de sexos, solo un partido en el que unas juegan al golf y otros a la petanca, y de vez en cuando algo entra en algun sitio.

No hablo de la mujer en ningun momento porque no me atrevo. Si la menciono es porque tiene un papel en mis/nuestras neuras, pero creo que pese a las tonterias que algun cretino como zhalim pueda decir, la mujer en general tiene la cabeza mejor amueblada que los hombres en estas cuestiones.

Si no por otra cosa, porque hay cantidad de publicaciones populares dirigidas al publico femenino en las que desde hace mas de 40 años vienen escribiendo sobre sexo toda clase de expertos. La mujer ha tenido informacion sobre sexo a su disposicion, mientras que el hombre tiene...porno.

Comparen ustedes...por "huecas" que sean en general, Cosmopolitan con el Penthouse, Mia con Private o incluso Ragazza con la Man.

Zhalim dijo...

En el momento en el que se recurre a las descalificaciones personales, se termina la discusión.

Le tenía en más estima, Hombre Malo. Qué desilusión.

El Hombre Malo dijo...

Macho, es que hace falta tenerlos cuadrados o arrastrando por el suelo para decir segun que cosas... Y tu ya llevabas una racha...

Somófrates dijo...

No estoy de acuerdo. Clint Eastwood en el sargento de hierro leía la Cosmopolitan, y seguía siendo lo suficientemente machote como para masacrar cubanos sediciosos a cascoporro sin que se le cayese el puro de la boca.

Vamos, que la cosmo y el porno agropecuario más desaforadamente báltico son perfectamente compatibles (y hasta me atrevería a decir que complementarios).

Si quieren hablar de guerra de sexos, mencionen datos laborales y salariales. En los demás aspectos quedan, como mucho, pollazos cogoteros (aquél que atonta pero no mata) y chistes fáciles sobre olores y sabores.

Achab dijo...

Pero lo interesante, que es dónde coño enseñana a f..... bien al final no lo cuenta. ¡Que me devuelvan el dinero que no he pagado!

lorzagirl dijo...

Pues yo estoy de acuerdo, pero no digo en qué.

redronin1b dijo...

La cosa empezo divagante y con olor a naftalina y formol pero he de reconocer que el final es portentoso. Buen trabajo Hombre Malo. ¿Ha leido vd por casualidad "La Sonata de Kreutzer" de Tolstoi". Aconsejado queda.


PD- Ejem... ¿y el contrapost de la parte femenina?... porque ese tiene mas chicha

voro dijo...

Muy bueno hombre malo. Es cierto q las responsabilidades del acto del sexo pueden ser mas graves para las mujeres y quizas por eso siempre se ha procurado q estas tengan mas información. Que era una información quizas enfocada a la represión, seguridad y tabú. Quizas. No soy mujer y no se juzgar de manera eficaz u objetiva si es de verdad buena.
Respecto de las conversaciones. Ojalá se hablase con menos tapujos del tema del sexo. Yo soy más cortado q el café y francamente creo q he debido de quedar muy mal un par de veces por eso.
Y respecto de decir barbaridades, pues no suelen decirlas delante de los tíos, pero alguna vez yo les he escuchado decir lo q le harían a uno q les gusta de la tele o a un cantante. Bueno y si me parece bien q lo digan los hombres cuando se juntan, pues asumo q ellas tambien.
Ojalá fuesemos mas abiertos con estos temas pero es cierto q tenemos muchos tabues y si ellas quieren q frinkemos mejor van a tener q enseñar, no sólo criticar a las espaldas y nosotros asumir las quejas y mejoras y mejorar y entrenar.

Respecto al tema de una tía q le de por experiementar en el sexo. Yo personalmente me sentiría atraído, excitado e intimidado. Le está ofreciendo hacer cosas especiales a su pareja. Ya sea llevar una ropa especial, o hacer un acto poco común o mil cosas. Yo lo veo como querer frinkar bien, variado e intentando q cada vez tenga algo un poco especial. Si eso es para ustedes es una put@ pues bueno pero para mi es más la persona q es infiel.

Tako dijo...

El tema se ha complicado en más sentidos pero, a mí, la Autopista de Hershey me atrae bien poco.

Y me podéis llamar carca.

EFE dijo...

Dios, qué lata de tema y de comentarios. ¿Dónde habéis dejado todos, excepción hecha de Somo, el maldito sentido del humor?

Aghfzxsss, qué horror.

perlitadehuelga dijo...

Me da la sensación de que aquí, en lugar de practicar sexo, se habla de él.

voro dijo...

Pues es el deporte nacional, el sexo oral.
"Yo ayer me folle 20 y por q no tenía muchas ganas...."

Be dijo...

Somo rules! Seguido de cerca por Lorz! Y por Efe! Y por la Perli!

Coincido en que un poco de caña da vidilla a los blogs, aunque estoy considerando implantar 3 semanas de "posts blancos" por respeto a las fechas señaladas que se aproximan. Que se me disparan, señores.

Eso de "ser una guarra en la cama y una señora fuera de ella" es A) excluyente y B) chungo. Hay que ser una misma (y uno mismo), y punto.

Ese pedazo de onda dijo...

Precisamente ahora me apetece cantar este temazo de Les Biscuits Salés:

ESE PEDAZO DE ONDA

Cuatro meses dos años y un día después de ti.
No me importa ser la primera si llego la última dos horas y media.
Cuatro meses dos años y un día después de ti
¿Quién se va a acordar de ti?
Cuando yo llego todo parece nuevo
y la gente se acuerda más de la salida que de la llegada,
y se ríe de tu aspecto de muñeca rota y de tonta.
Estás ridícula. Nada que ver con mis orquillas heredadas
y mis bambas que brillan. Ese es mi estilo. Lujo deportivo.
Ese pedazo de onda.
No intentes seguirme, tú ibas delante. ¿Te acuerdas?
Tú estas delante en todos los conciertos.
Tú tienes a todos los chicos detrás. Puedes quedártelos.
Esos empollones sin estudios, esos enanos, esos cutres.
Con sus camisetas cutres. Con sus pantalones cutres.
Con esa pinta. ¡Maricones! Con gafas o sin gafas.
Mirones, ¿no me veis? ¡Cutre!
¿Se os cae la baba con una niña de esas
que bailan como retrasadas mentales y cuando hablan son peor?
¿Te haces pajas pensando en alguien que se disfraza de Heidi?
Seguro que no. Pierdes el tiempo.
Ese pedazo de onda. ¿Qué pasa?
No te gusta cómo hablo, lo que digo.
¿Te gustaría más suave?, ¿más despacio?, ¿más así?,
¿como si te estuviera comiendo la polla?
¿Moviendo la lengua así? ¿cogiendo el micrófono así?
¿Fuerte? ¿Qué, te está gustando? Estás soñando.
No me pongas tu capullo delante porque lo arranco.
¡Capullo! Con los dientes.
No soy tan fácil. Dime algo que me guste
Tampoco es tan difícil
Enséñame tu lado oscuro, anda.
Dime algo que me guste.
Y si no se te ocurre nada,
pon esa lengua torpe entre mis piernas y hazme sonreír.
Ese pedazo de onda.
Esta es mi voz. Mi voz está bien.
Pero no creas que va a malgastarla contigo.
Lo diré una sola vez. Atiende bien a lo que te está diciendo.
Lo diré una sola vez porque no voy a repetirlo.
Lo diré una sola vez. Voy a decirlo. ¡¡Dilo!!
Escudo suizo. Dilo otra vez.
¿Lo digo? Dilo otra vez. No sé. Dilo otra vez.
¿Lo digo? Dilo otra vez. Voy a decirlo.
Ese pedazo de onda

davgard dijo...

Hombre malo, tiene usted razón: no hay guerra de sexos, sino incomunicación entre sexos: a veces con consecuencias divertidas, no digo que no.

Aunque Perlita tampoco va desencaminada, jajaja...

U.A. (horas después...) dijo...

Querido zhalim: me he leído post y comment de nuevo y concluyo:

- el post de hombremalo huele a naftalina (ya lo dijo alguien), y aunque tenga cosas muy divertidas (entre ellas curiosamente la forma en que está contado lo del ya famoso "cuuuulo") parece sacado directamente de Porky's III.

- el consejo final de su comment, en cambio, parece sacado de una película de Ozores; ¿o qué se cree usted que se decían los señorones de los 50 y 60, asín haciéndose unas risas con los amigotes? Suscribo lo dicho por Be en este punto. Sobre el resto, nada más. Y les dejo, que tengo que limpiar el baño...

U.A. (ese pedazo de onda!!!) dijo...

Por dios no dejen de disfrutar "ese pedazo de onda" con su "musiquita". Ahí va:

http://www.youtube.com/watch?v=uM1EY2_IVQY

La primera vez que la oí casi palmo de la risa: "lo voy a decir, que lo digo, que voy... ¡dilo!... Escudo suizo".

Sir Villet dijo...

Todo lo anterior y, además, dos huevos duros.

queridaenemiga dijo...

Brillante post.

primaveritis dijo...

Cuánta verdad suelta y que poco tiempo para comentarla!

Anónimo dijo...

¿Por qué estamos hablando se sexo en vez de practicarlo?