MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

lunes, agosto 13, 2007

Maruja

Maruja es viuda. Habla de su marido con muchísimo amor. Le gusta contar que él estaba muy raro sin bigote, y que sólo se lo afeitaba cuando estaban enfadados. Él murió joven, con sesenta años, y Maruja pensó que ella iría detrás en poco tiempo. “Por si acaso”, quemó todas las cartas que él le había escrito. Ahora, 25 años después, le apetece releerlas y le da rabia.

Vivían en Melilla, pero él se murió mientras estaban pasando la Navidad en Málaga y ella se quedó allí. Total...

Está un poco sorda. Tiene unos cacharritos que se los pone y lo oye todo, pero no le gusta usarlos para ver la tele. Prefiere ponerse sus cascos inalámbricos… Lo malo es cuando se le olvida volver a ponerse los cacharritos e intenta cosas como hablar por teléfono.

Maruja tiene tres nietos: una chica medio gótica con antecedentes de baile flamenco y gimnasia rítmica que vive en Madrid, un chico con nombre de estrella del heavy que vive en Sevilla, y mi novio, que itinera por Al-Ándalus. Cuando van a visitarla les prepara comida para varios regimientos, y hace tortilla de patatas y unas croquetas espectaculares y gambas a la plancha con salsita por encima. Ella come poco.

Sus nietos la tienen educada en el más puro marxismo, así que a Maruja le parece lo normal que duerman en la misma habitación con sus novias cuando van a verla.

Llegamos a Fuengirola el lunes por la noche. Nos había preparado la cena y se quedó charlando con nosotros en la terraza hasta las tres de la mañana. Si no están sus nietos no suele salir allí, porque le da por ponerse a pensar.

Una noche nos pusimos a ordenar fotos antiguas. Ella paseando con su marido por el Puerto de Melilla, mi novio con puños de Mazinger Z, su marido sin bigote (estaban peleados), ella con gabardina de espía de la Gestapo en Suiza, mi novio con pinta de niño manga, el padre de mi novio vestido de yeyé, mi novio con una gorra más grande que todo él.

Después de esas visitas Maruja se pasa unos días rara. Se siente un poco sola y da vueltas por la casa buscando cosas que hacer para estar entretenida.

Estoy deseando volver para hablar de "lo bien que trabaja" Charles Bronson.

12 comentarios:

EFE dijo...

¡Tú lo que quieres es más croquetas!

criaturilla dijo...

Nadie mantiene la memoria familiar mejor que las abuelas, capaces de dar mil comidas y malcriar a todos los nietos, y todo con más cariño y dedicando más tiempo que nadie...vivan las abuelas, que viva la mía.

Sheena dijo...

me adhiero: que vivan las abuelitas y sus tortillas de patatas.
besukis!!

palito dijo...

Me da un poquito de pena Maruja... pero mucha envidia sus nietos, la verdad.
Un beso!

Gato dijo...

Y quién pudiera vivir a ritmo de abuela... Yo creo que me rebelaría y saldría yo a ver a mis nietos a sus casas.

Antígona dijo...

No sé si ha sido por los desvaríos de mi aire acondicionado, pero el caso es que leyendo el post se me ha puesto la carne de gallina.

Un beso

Somófrates dijo...

Sí, pues a mí mi abuela me dejó sin media herencia a golpe de burofax...

E. Martin dijo...

Lo único que no se perderá como lágrimas en la lluvia son precisamente las fotos y las cartas.

Achab dijo...

Pues que conste que en todo "El Capital" no se dice una palabra sobre dónde deben dormir las novias de los nietos.

Que conste en acta que ha sido el timo abueleril más ruín de la historia de la Filosofía.

Luis dijo...

Tierno sin ser baboso...encantador!

Be dijo...

Efe, ¡chivato!

Criaturilla, ¡y la mía! ¡Y Maruja también!

Sheena, ¡¡¡hay que empezar a perfeccionar nuestras propias tortillas de patatas para cuando seamos abuelas!!!

Palito, a mí me da ternura. ¡Besitos!

Gato, ¡es que los de Maruja están lejos (unos más que otros)! Pero sí, igual a mí también me daba por ahí.

Antígona, un besazo y muchas gracias. (Aunque seguro que ha sido el aire acondicionado)

Somo, ¿pero te hacía tortilla de patatas o no te hacía tortilla de patatas?

Capitán, ejem... Ya, pero ¿a que es mono?

Luis, pues como tú ;) ¡Mil gracias!

UnaExcusa dijo...

Es uno de los post más bonitos que te he leído... Disfruta de la abuela (de la suya).