MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

viernes, enero 22, 2010

Afónica

Llevo tres días afónica perdida. Apenas un hilillo de voz sale de mi garganta y eso, trabajando dando clase, es un problema, al menos en principio.

El primer día en el que estuve afónica, el grupo al que tengo más cariño, del que soy tutora, intentó subírseme a las barbas aprovechando la coyuntura. Fue entonces cuando saqué una de las tácticas más sucias que se pueden emplear en cualquier ámbito: el chantaje emocional. Es arriesgado y no siempre funciona, pero ante la indefensión había que intentarlo (si se desmandan mis gritos con mi voz de pito dejan secos a los alumnos, sin mi voz de pito es todo más difícil).

- ¡CHICOOOOS! - usé mi último soplo de voz para soltarles un grito. - ¡Me parece indignante! ¡Qué decepción! creo que me porto siempre bien con vosotros y vosotros... vosotros... ay. ¡Para un día que os pido un favor porque estoy ENFERMA... y me tratáis así! - pausa dramática, quejidito impostado de dolor de garganta - ay, cof, cof - pausa - yo que confiaba en vosotros...¡no me lo puedo creer! qué decepción - y finalicé el discurso con una cara dramática en plan actriz antigua, mezcla de decepción y pena.

Soltar el grito acabó de cascarme la voz, pero la culpabilidad ha sido mano de santo: llevan dos días callados como muertos, escuchándome atentos como si les fuera a decir el próximo número ganador de la lotería y, curiosamente, hablándome muy bajito (deben pensar que aparte de afonía, he desarrollado una hipersensibilidad auditiva). Ah, y cuidándome: "profe, cúrate pronto". "Profe, decansa la voz y no hables en casa". "Profe, toma leche con miel, que es bueno". "Profe, ¿quieres una juanola?".

Pero ya puedo cuidarme y recuperarme pronto: no creo que el efecto dure mucho más y esta táctica de drama queen chunga cuela una vez, dos no creo.

12 comentarios:

Be dijo...

Nena, qué monos tus niños. ¡A su lado, los de Efe dan hasta miedo!

(Casi tanto como la palabra de verificación que me ha salido: "nonono")

Er-Murazor dijo...

La suerte tuya es que se nota que les tienes cariño, y los alumnos son unos animales que huelen eso, que si no...

Para grupos de bajo nivel de empatía, una compañera mía tendente a las afonías tenía otra técnica, que era llegar a la clase y escribir en la pizarra: "No puedo hablar, pero puedo escribir amonestaciones" y plantar con las mismas un saco de partes en blanco en lo alto de la mesa. No es lo mismo de tierno, pero funcionar funcionaba...

Pétalo dijo...

Pero que monos!! Por lo menos ya sabes que te quieren, si no te quisieran les daría igual que estuvieras mala, es más, probablemente se descojonarían y te machacarían.

Atalanta dijo...

Qué tiennno..aunque estoy con Er-Murazor, las próximas veces tendrás que recurrir a la táctica de su compañera porque la tuya es flor de un día..jajaja no siempre tendrás tanta suerte.

Saludines! Y mejórate! Me moriría si me quedase afónica!! No poder hablar..uff...me estallaría la cabeza..seguro.

Anónimo dijo...

En serio te ha funcionado lo de dar penita?? Enhorabuena, al menos has conseguido el objetivo perseguido. Según leía el post no apostaba por tu estrategia. Está claro que son muy jóvenes todavía. Qué monos...

Por cierto, que te mejores.

Besos Ana-ónima

Illuminatus dijo...

Guau, chica. No creía que algo así funcionase. Igual te aprecian de verdad y todo.

Miss X dijo...

Jeje.. Igual te funcionó porque suenas como el padrino?? Solo pensarlo me da miedito!! Get well soon!

Efe Morningstar dijo...

Yo soy más de llegar a clase y hacer algo parecido a lo que cuenta Zor. Escribo en la pizarra: "Me duele la garganta. Estoy de mala leche. Haced TODOS los ejercicios de la página ciento doce y no se os ocurra hablarme".

Funciona si no se abusa de ello.

Vida Dospuntocero dijo...

O son muy monos y te quieren mucho o te tienen miedo y saben que habrá represalias (me decanto más por la primera opción...).

¡Cuídate!

Luis dijo...

No...después de leer este post tenga por seguro señora maestra que la próxima vez no funcionara.
Fdo: Un alumno, su alumno!

Misia dijo...

Be, son muy lindos (generalmente), no tengo queja.

Er- Murazor, esa es la táctica a emplear con alguno de mis otros grupos, jeje. Hay que saber con quién se juega uno los cuartos.

Pétalo, estas cosas las puedo hacer en este grupo porque sé que son buenos chicos y que un poquito me aprecian. Sino, de qué...


Atalanta, ¡yo pensaba que hablaba poco hasta ahora, cuando no he podido hacerlo!

Ana-ónima, gracias, ya estoy mejor. Y si me vuelvo a quedar afónica intentaré otro método: esto no creo que funcione dos veces.

Illuminatus, lo justo...

Miss X, ¡ni siquiera llegaba a voz de pollo!

Efe, yo no me la vuelvo a jugar a la carta del chantaje emocional. Habrán aprendido y ya no colará. Me pasaré a las amonestaciones como amenaza no fantasma.

Vida Dospuntocero, la verdad es que a estos no les he castigado nunca. Ya estoy mejor, gracias.

Luis, jaja, México me pilla un poco lejos ;)

Misia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.