MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

lunes, enero 18, 2010

La ñoñez como antídoto


He tenido una semana (pasada) lamentable. Nueva temporada, nuevo programa, prácticamente nuevo trabajo. Muchísimo más trabajo. Jefa nerviosa que no parece nada contenta con nada. Nervios, pequeños desastres, pequeñas victorias, agotamiento, nervios, kilo y medio menos.

Mientras el 80% de las mujeres de Facebook gritaba al mundo el color de su sujetador, yo gritaba el de mi ánimo: NEGRO.

En fin, que lo del curro ya os lo contaré cuando pase un tiempo prudencial (tengo el post del primer día escrito desde el lunes pasado, pero no quiero que me despidan tan pronto). De momento necesito buen rollo.

¿Y de dónde lo sacamos? De mi juguete nuevo: "osprin". De una pregunta que me mandó hace tiempo JorgitoPop (que por cierto prometió petarme el "osprin" y últimamente me tiene superabandonada, se habrá enamorado):

Q: ¿Cómo fue tu primer beso? DETALLES.

A: Fue con el chico del tiesto, quice días después del incidente del tiesto. Yo tenía 12 años casi 13 y él 15 casi 16, estábamos de campamento de verano en el Pirineo de Huesca. Tras unos días de corretear por los montes, de bañarnos en el río, de jugar al rescate, de cantar canciones alrededor de la hoguera y demás foreplay raruno, llegó una noche peciosa.

Cielo estrellado, nosotros dos solos mientras el resto del mundo jugaba a tonterías varias. Tras una conversación torpe y demasiado larga sobre cómo, por qué y cuánto nos gustábamos, y alguna pregunta absurda ("¿qué quieres?") el sioux me besó...

Fue un beso raro, de niños, pero con un fondo que daba ganas de más y un poco de miedo. Duró horas.

Cuando se terminó (el beso, la sesión de besos, las horas) y me quedé sola, empecé a llorar sin saber por qué -no eran lágrimas de pena-, hasta que me quedé dormida. Moló.


¿Nos ha traído este recuerdo de la Be Doceañera el buen rollo que queríamos? (Siiiií!) ¿Es el primer beso de esta bloguera suficientemente ñoño para contrarrestar el efecto asco del lunes? (Nooo! Queremos más!) ¿Queremos más ñoñez? (Siiiiiiiiiií!!) ¿Queremos más ñoñez? (Siiiiiiiiiiiiiií!!) ¿Dónde la buscamos? (Aquí!) ¿Me contáis vosotros los vuestros? (Estooooo... ¡me he dejado algo en el fuego!)

Ahí tenéis los comments. Besos y ¡buen lunes!

17 comentarios:

Jorgito Piscinas dijo...

jajaja! muchísima suerte con todo!
ojalá fuese el amor, son los parciales que tengo la semana que viene y me paso la vida entre libros y twitter jaja :)
pero en cuanto acabe (y lo celebre jaja) prometo petarlo como prometí, que tengo una de problemas amorosos últimamente que necesitan tu consejo!
be-sazo! :D

Efe Morningstar dijo...

A este post le falta chicha, indudablemente.

Be dijo...

Jorgito, suerte con los exámenes y con los problemas amorosos, let me now!

Efe, por dioxxxxxxxxxxx, que tenía 12 añosssssss!!!

Be dijo...

Por cierto, perraco, cuenta el tuyo! (el de Jorgito ya me lo sé)

Efe Morningstar dijo...

¿Mi primer beso? ¡Hala, si me pilló ya con una pila de años...!

La culpa fue de las niñas, que no me entraban nada de nada. Cobardicas.

eva dijo...

Yo tenía doce años y estudiaba en un internado en Irlanda. El trece, era inglés aunque vivía en Arabia Saudí, pelo rubio rizado, pecoso, monísimo. Por las noches bajaban a escondidas al dormitorio de las niñas a hablar, tomarnos el pelo y todas esas tonterías que se hacen en la edad del pavo. Y una de esas noches se acercó a mi cama y después de decirme no se qué tontería me besó.
Aún hoy recuerdo exáctamente cómo me sentí. Ays... :)

a.forever dijo...

Dios mío, estoy enferma. No consigo acordarme de mi primer beso y sí de mi primer frinque. Llevo un rato y nada... (el otro tema lo visualizo con todo lujo de detalles y no veo correcto contarlo; no es ñoño)

Pétalo dijo...

Mi primer beso fue a los 13 añitos. Yo veraneaba en unos apartamentos y allí veraneaba también un chico asturiano que tenía 16!!!Todo mayor!!! El chico se ponía todas las mañanas desde temprano a tomar el sol y verme bajar a la piscina, con mi bikini, cuando yo estaba buena. Un día estuvimos tonteando y me dijo que yo le gustaba. A mí el no me gustaba nada porque era muy feo y tenía una paleta negra, pero yo le gustaba!!! Así que el ser feo y tener una paleta negra fueron factores que pasé por alto. Estaba lista para el amor, y allí fue el a besarme. Cuando me besaba me dí cuenta de lo ridículo que era aquello y lo feo que era el, así que me salí de la piscina y no volví a salir del apartamento en todo el verano, por lo menos cuando él estaba cerca. Era una chorva cruel.

elennim-tuk dijo...

Efe, a mí tampoco me entraban. El mío... fue con 18.
Conocí por internet al mejor chico del mundo mundial, y una de las veces que vino a verme (yo soy de Granada, él de Madrid), estábamos haciendo un poco el tonto en la cama del hostal en el que se quedaba (ups, qué mal ha sonado... sólo eran cosquillas y cosas de ese tipo), y... :$
También duró horas. Hasta se nos olvidó comer, literalmente. Lo recuerdo como si hubiera sido ayer... y ahora cumplimos cuatro años.


"¿Efecto asco del lunes?" Sí.
"¿Queremos más ñoñez?" No. Si ya tenía bastante mimitis por mí misma, ahora me he puesto peor >.<
Menos mal que viene a verme este fin de semana, porque necesito un abrazo suyo urgente...

Be dijo...

Eva, oooooh, delante de todo el mundo? Molaaaaaaaa!

A.Forever, jajajaajaja! ¿Y te acuerdas de con quién (lo del beso)?

Pétalo, dios, me encanta. (Eso sí, espero que el segundo fuera más mono).

Elennim-tuk, pues a mí tu ñoñez me ha parecido superchupi! Suerrrrrrte!

Gato dijo...

Vaya petición has hecho... en mi caso fue penoso. Yo tenía 16 años. Le llamaban Urki, le conocí esa noche (un fin de año terrible) me bebí hasta el agua de los floreros y en una de aquellas nos empezamos a enrollar. Luego me dijo que tenía novia. Y cuando se bajó del coche que hacía la ronda de los borrachos me preguntó:

- ¿Me vas a llamar?

Y en un ataque de lucidez, le dije que no.

Cattz dijo...

A los 14 años recién cumplidos, en agosto, en un muelle por la noche en Marbella y con luna llena. Pero como lo hice porque lo había prometido, no me gustó nada de nada, ¡me llenó de babas la cara!

¡Y mi último primer beso fue en un banco en Cuatro Caminos mientras me congelaba el culo del frío que hacía! Pero sí que me gustó porque me lo dió buscándome las cosquillas.

Anónimo dijo...

no sé porque en mi primer beso, ni era de noche, ni sonaban violines, ni fue en la orilla del mar, ni fue maravilloso, ni na de na. A mi la verdad que me metiesen la lengua hasta la garganta, como que me incomodó un poco. Bueno que me dió un asco que te mueres.
Las cosas luego cambiaron claro: ahor ya no me da asco, pero no guardo ningún recuerdo especial del primer beso. Tampoco me acuerdo del primer polvo, se con quien fué, pero no me acuerdo absolutamente de nada (y oh no, no estaba borracho, por difícil que parezca...)

i-boy

Anónimo dijo...

Dioxxx! no consigo acordarme... Seguro que fue robado y no me gustó, no encuentro otra explicación ;)
Una chicharrera

elennim-tuk dijo...

Be, es que soy masoca... por eso, no conforme con leer el post, escribo, y además me espero a la respuesta y a la del resto de los comentaristas xD

Pal dijo...

Jajajaj que recuerdos... y cuánto tardé yo en besar!

Punto de Luz dijo...

Yo es que fuí muy precoz en todo. Mi primer beso en la ruta cuando iba al Montesori con Juan, un niño amiguisimo mío el pobrecito, que era super mono. Tenía una pierna más corta que la otra pero unos ojos preciosos y un montón de conversación... En la ruta nos besabamos mucho :)
Y los segundos primeros besos con un chico y con una chica, fue después de llorar :O ;
La primera vez lloraba yo porque me dí una super culada al caerme del monopatín. Yo creía que me había roto el trasero, caían chuzos de punta... y él se sentó a mi lado y me besó.
La segunda, lloraba ella... (razones no le faltaban) y a mí solo se me ocurrió besarla.