MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

martes, marzo 27, 2007

Al-Ándalus mola

Amigos, ya estoy aquí. He bajado a lo más profundo de Andalucía, y he vuelto. Y encima, encantada.

Respondiendo preguntas, no he conocido a ningún famoso andaluz: ni a Bertín Osborne, ni a María José Campanario, ni a Antonio Gala. Ha sido un fin de semana de amor y trenes. La primera mitad, un viaje organizado para perriodistas. La segunda, romanticismo con salmorejo en Córdoba. Amor y trenes.

Para que veáis lo apasionante que es la vida de esta pequeña reportera, os hago un pequeño resumen (con muchos paréntesis):

Salimos de Madrid el viernes por la mañana (a las 8!!!) en un tren donde nos dieron de desayunar cosas riiiiicas. Éramos 11 en el viaje, de los que 10 éramos mujeres (el único chico era el fotógrafo). En un abrir y cerrar de ojos llegamos a Antequera (provincia de Málaga), la población española (y puede que mundial) con más iglesias por habitante, donde pasamos la mañana paseando y disfrutando del paisaje hasta que nos llevaron a comer (bravo por la porra antequerana –como llaman allí al salmorejo– y la dorada).

Al poco de comer, fuimos al Torcal, una impresionante muestra de paisaje cárstico (formaciones calizas producidas por la acción erosiva o disolvente del agua). No sé cómo explicarlo, así que pongo una foto muy chula que he robado alegremente de Internet:

Muy bonito, sí, pero guardaría mejor recuerdo si el guía no nos hubiera liado para hacer la ruta amarilla en lugar de la verde, sin avisarnos de que eso significaba que en lugar de 30 minutos estaríamos 2 horas trepando por las peñas. (Desde aquí te lo digo, Salva, ¡muerte y destrucción!).

Llegamos al hotel tan hechas polvo que directamente nos pusimos todas a remojo. Visualicen ustedes en sus cabecitas a 10 reporteras metidas en 10 bañeras humeantes haciendo a la vez “hmmmmmmmmm…”. Pues eso.

De la cena voy a mencionar la porra antequerana (ñam) y las chuletas de cordero (miniwinis, ñam ñam). Después, un par de copas por ahí y a dormir.

El sábado empezó bien, con un desayuno a base de pan con tomate y jamón, aunque con unas agujetas increíbles en los gemelos. Nos llevaron a Estepa (provincia de Sevilla) donde visitamos una fábrica de mantecados y una de aceite. Y luego a patearnos la ciudad, que por cierto es preciosa y de cuya historia he sacado material para un post de esos de mujeres fuertes.

Y la comida. Destaco el salmorejo, la morcilla de pulpo (que no era morcilla, sino rodajas de una especie de budin de pulpo, cebollita y tinta de calamar, ñam ñam ñam) y la carne a la brasa. Sobre las 4 de la tarde, vuelta al tren y fin de la primera mitad del viaje.

Las demás iban hasta Madrid, yo me bajé en Córdoba (después, claro, de avisar a mi novio por teléfono de que desde que llegué a Al-Ándalus me he vuelto gorda...) para pasar la parte romántica del fin de semana.

Córdoba es total. Hay palmeras. Y árboles con naranjas colgadas. Y balcones con flores. Y callecitas con leyendas de 7 hermanos con 7 cabezas cortadas (¿adivináis como se llama la calle? CABEZAS). Y patios andaluces (¿todo el mundo tiene uno?). Y edificios bonitos que se iluminan mágicamente por la noche. Y salmorejo.

Salmorejo a la hora de la comida y salmorejo a la hora de la cena. Y pescado adobado. Y aceitunas. Y pinchos de sepia. Y boquerones. Y mi novio haciendo patria: cada vez que yo decía “qué bonito” o “mmm, que rico”, él decía “Al-Ándalus, cariño, Al-Ándalus”.

A las 8 de la tarde, y a regañadientes, me subí a otro tren con destino Madrid. Ya iba siendo hora, porque empezaba a hablar raro (acento de la Andalucía occidental, según mi novio).

Vamos, que me lo he pasado muy bien en este fin de semana de amor y trenes.


Y, de regalo, un dibujo que -me consta- ilustra lo que muchos piensan al leer este tipo de posts (Somo, espero que te guste):

Para quien le mole, el autor cuelga sus dibus aquí y aquí.

20 comentarios:

EmeA dijo...

¿Ya has empezado a hablar raro? ¡Qué divertido! ¿Cuándo quedamos para poder reírme de ti?

Tako dijo...

Visualicen ustedes en sus cabecitas a 10 reporteras metidas en 10 bañeras humeantes haciendo a la vez “hmmmmmmmmm…”. Pues eso.

Mi imaginación es taaaaan prolífica.

querida_enemiga dijo...

Pues a mí me ha encantado el post. Y me encanta Andalucía. Pero mi novio (que lleva años enterado de que soy gorda) no es tan fan como yo, así que bajamos poco.

lorzagirl dijo...

Lo conseguiste: tengo morriña.

Somófrates dijo...

Me siento como la Preysler nadando en ferrero rocher.

Se ha quedado cerca de ser camiseta, vaya.

mauve dijo...

Que bonito eso del paso de mi chico a mi novio :P Me alegro mucho por ti!

more sugar!

E. Martin dijo...

Post de "cómo mola la vida" para variar, ¡que guay!

(aunque a mi eso de las 10 reporteras me trae a la cabeza uno de aquellos dibujos animados de Barrio Sésamo... "Uno doooos tres cuaaatro (...) ¡diez!" ¿debería preocuparme?)

redronin1b dijo...

Ajajam... Sabia que esos ataque preventivos anti-andasules eran fruto del desconocimiento y el exceso de chachas andaluzas en las series de la tele (ainsss que Cruz...). Que por alli no solo tenemos kinkis y famosos de medio pelo, no por nada Andalucia es la region mas rica, culturalmente hablando, de Espagna (es lo que tiene el ser "visitados" por diferentes pueblos a lo largo de la historia)...

PD- Mira que me encanta Lyon, pero has conseguido enmorrignarme como a Lorz (echo de menos mis egneesssss)

Zirie dijo...

qué bonitoooooooooo...endorfinas a topeeeeeeeee. Como redactora de un medio profesional, también he podido disfrutar de los mimos que te dedican en eventos para perodistas. Eventos que me han permitido descubrir cosas para mí tan curiosas (igual ya lo sabe todo el mundo pero yo a veces caigo de la parra) como que en los minibares de los hoteles "buenos" no sólo hay agua mineral y licores varios sino también condones.

susurro dijo...

snif, dónde estaá mi coment, snif??

EFE dijo...

Miatleta, reconocida ateniense contemporánea de Humus e Hipocampus, ya lo decía en sus memorias:

"(...)Aquellos bárbaros mostraban inusitado placer en los baños [de salmorejo], en los que daban largas brazadas antes de bucear".

Al Andalus, qué país.

pietrapómez dijo...

Joer, qué suerte la de las perriodistas!! A mí, todo lo más me sacan al Rodilla y encima me toca pagar!!

Be dijo...

Eme, el efecto desapareció completamente en cuanto planté el pie en la estación de Atocha. Una pena...

Tako, pues que usted lo disfrute.

Querida enemiga, pues hazle el lío. ¿No le gusta comer?

lorz, pues si te decides a ir para allá en amor y compañía, tengo nombres y números de sitios para tí.

Somo, ¿sólo cerca? Vaya...

Mauve, pues si quieres more sugar, la tendrás... (aviso).

E. Martin, noooo... que vaaaa...

Redronin, bueno... en este viaje he comprobado por mí misma que ese fenotipo vital, la chacha andalusí, ¡existe en la realidad! Y no tienen un origen concreto, ni una edad determinada: nacen, crecen, ¡y se reproducen! Pero me reafirmo: Al Ándalus mola.

Zirie, jajajajaja! Deberías hacernos una crónica sobre ese momento en que descubriste que la bolsa de cacahuetes no era una bolsa de cacahuetes...

Susurro, se te ha borrado!? Jo.

Efe, Miatleta suena a supersabia total... ¿Se estudia en la ESO?

Be dijo...

Pietrapómez, pues si esto te parece una suerte, fliparías con los viajes de LaPerri...!

EFE dijo...

Se te olvida decir que tu acento, claramente occidental, se daba de narices con el andaluz oriental de Córdoba City.

Ejhem.

Y ni mencionemos que no te enterabas de nada de lo que te decían.

Be dijo...

Bueno, pero estaba guapísima con mis modelitos de turista gafapasta.

susurro dijo...

yo que hacía una propuesta para irnos todas de excursión... jopeeee!!

este pececito mío está gafaíto.

snif!

(hoy estoy rollo autocompasivo on, no hacerme mucho caso)

Neithan dijo...

Por partes...
El acento cordobés es completamente distinto al resto de los acentos andaluces (como el granaíno, el almeriense, el sevillano o el gaditano)

La mare que me parió es antequerana, y su porra es, según encuestas recientes, la más mejor del mundo mundial... Y su gazpacho, irrepetible. También el más mejor, porque hace nosequé que logra que no se repita durante todo el día...

Mala suerte que estando tan cerquita no os llevaran a la laguna de Fuente de piedra, donde justo ahora mismito hay nosecuantos miles de flamencos dedicados a sus cosas de flamencos...

El centro de Córdoba by night es de lo más gonito, sí...

Bueeeeeeeno... una vez ya he hecho patria, me largo. Hasta adiós.

Be dijo...

Susurro, tu sigue proponiendo, que caerá.

Neithan, pues no puedo creerlo, mira por donde. se hace imprescindible que me envíes un taper de un litro de la susodicha porra hecha por su susodicha madre de usted, para que lo compruebe por mí misma...

sospechoso_habitual dijo...

hace muuucho que no voy por allá, snif, recuerdo la primera vez que fui... en agosto, llegue a las tres de la tarde, ni un alma en la calle... y aun así volví varias veces... por qué será?