MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

lunes, septiembre 03, 2007

Mil y un usos del tomate tunecino

Mi novio es el ser más caluroso sobre la faz de la tierra, así que nuestras primeras vacaciones juntos han sido una prueba de amor: hemos pasado una semana en la –según dicen– mejor playa de Túnez, en un hotel fantástico en medio de la nada al lado de un pueblecito de pescadores.

Pero como había sombrillas y hamacas, y el pueblecito resultó ser también el puerto pesquero más importante del país (lo que significa que nos hemos puesto morados de pescado ¡y gambas!)... pues mi amó estuvo más feliz que una perdiz.

El pueblecito estaba tan apartado de todo que no hemos ido a Cartago, ni hemos dormido en el desierto, ni hemos llegado a Tatooine, ni hemos comprado baratijas concurridísimos zocos… esas cosas típicas que hacer en Túnez. Básicamente nos hemos bañado, hemos tomado el sol, hemos bebido tés, hemos paseado por Mahdía y hemos descansado. Y además, en Túnez me he reencontrado con los tomates de mi infancia: rojos, carnosos y con olor y sabor intensos a tomate.

En el buffet del hotel nos los han servido preparados de mil maneras diferentes: Tal cual (sin aliñar), en ensalada, asado, relleno, con queso, a la plancha, salteado con berenjena, salteado con calabacín, en milhojas (tomate-queso-berenjena-queso-tomate-queso-berenjena)… Hubo un día que comí tomates en el desayuno, en la comida y en la cena.

Y entonces, una tarde… me picó una medusa. La cosa fue así: nadaba yo por las aguas cristalinas cuando noté como si un millón de dientecillos diminutos se clavaran en mi tobillo. Y otra vez. Y otra. Y otra. Llamé a mi amó pidiendo ayuda.

Él vino raudo, intrépido y valeroso, y echó un vistazo a mi pie, que enrojecía y se hinchaba por momentos. No había marcas de dientes ni sangre ni heridas: ¡tenía que ser una medusa! Pero tampoco había medusas a la vista… ¡no vimos ni una en toda la semana! Lo que sí vimos fue un puñetero tentáculo enredado en mi tobillo con varias vueltas. Dolía. Au.

Mientras yo me acordaba de los antepasados de la medusa y le deseaba una muerte lenta y dolorosa, mi novio –heroicamente y sin pensar en su propio bienestar– se dispuso a liberar mi pie del tentáculo urticante. Por suerte se acababa de poner protección solar factor 25 de ISDIN con “anti-medusas” y los restos de crema que aún había en sus manos cumplieron su misión y la cosa esa no le picó. (Sí, yo también me había untado del mismo potingue, pero ya hacía horas… y no repetí la dosis antes de bañarme). Salí del agua dolorida y cojeando.

En mi tobillo aparecieron multitud de marcas rojas. No dejaba de escocer.

Yo pensaba en Friends y en la cara que pondría la gente (*)… al final preguntamos en recepción si tenían algo que calmara el picor sin tener que recurrir a fluidos corporales… y me dieron dos tomates.

Yo conocía la aplicación del tomate como ingrediente en recetas de cocina... También leí hace mil años en la Ragazza que va muy bien ponérselo en el cutis para luchar contra las pieles grasas… y también oí una vez que sirve para refrescar la piel víctima de las quemaduras solares. Bueno, pues tomen nota, señores: contra las medusas también funciona.

Veamos el balance de agosto:

EN NEGATIVO: Me ha picado mi primera medusa chispas.

EN POSITIVO: He descansado de mi jefe habitual, he dirigido mi primer programa para el cual recluté a un equipo espectacular, me he escapado unos días a la playa en plan viaje de amor para desconectar del todo, he desconectado… y aún me quedan un par de días de vacaciones (empiezo el jueves). Ha sido un buen verano, señores.

PD: Por cierto, dos gallifantes al que adivine lo que es una "chorba frik".

(*) Ey, que lo del pis es broma y tal: no lo intenten en sus casas, que dice la wikipedia que si te pones orina escuece más.

14 comentarios:

Achab dijo...

¿Chorba frik?

¿Mi equivalente femenino?

La araña Paca dijo...

Es un tipo de sopa, no ? Con cordero y trigo y tomate, por supuesto.

ZaraJota dijo...

Por fin un tema de culto en el blog!

Larga vida a los tomates!

GUANDARRRR dijo...

Umm, sin duda se podría añadir el tomate a mi estricta dieta de pulpo a la gallega y pimientos verdes fritos del verano.

Larga vida a los tomates!
y.. Muerte a las medusas!

Nova dijo...

Siento lo de la medusa... Pero si te sirve de consuelo, quien protegió a tu novio de la picadura del tentáculo fuiste tú misma (no dudo de la acción de la crema... bueno, en realidad sí), porque una vez que ha picado, no puede volver a picar. ;)

Me anotaré de todas formas lo del tomate como remedio!

Edu-im dijo...

que te hubiese meado en la pierna y que tú no hubieses protestado: eso habría sido una verdadera demostración de amor!

Be dijo...

Capitán, nooo... Pero te ganas un gallifante por no haber usado el gúgel XD

Araña Paca, bingo!! (y quédate a dormir cuando quieras, sobre todo si te comes a los mosquitos).

Zarajota, amén!

Guandarr, muerte para ellas!

Nova, ¡JA! Se lo diré cuando, en medio de una discusión, me recuerde que "yo te salvé de la tortura de la medusa a riesgo de mi propia vida" como argumento para apoyar su postura. ¡JA! ¡En realidad YO le salvé a ÉL! (Aunque en aquel momento la muy mamona (o el muy mamón tentáculo) seguía picando.

Edu-im, así empezaron Mónica Geller y Chandler Bing, y fíjate...

Tako dijo...

Espero que también sirva para heridas por mordeduras de perros. Pa la próxima vez me lo apunto. Aunque ir siempre con un tomate por el mundo... no se yo.

Sheena dijo...

degustación de salmorejo y "chorba frik" de esa YA!.
(para que luego digáis que no propongo actividades)
besukis!!!
PD: ¿entonces lo de Friends no es verdad? pues menos mal que no han picado a nadie conocido en estos años porque era el único remedio que conocía... (si, puag)

Somófrates dijo...

¿Te vas a Túnez y todo lo que nos traes es una foto de tu tobillo-pantumaca...?

Merisuan dijo...

Pues Txumari decía que la orina era muy buena para piel, y en mi pueblo, a falta de telas de araña (mucho más asqueroso, dónde va a parar...) la orina es el segundo recurso contra las picaduras de Avispa.
Ya sabéis, en el bolsillo siempre un tomate, una tela de araña, un bote de pis... se aceptan más sugerencias.

Gato dijo...

Chorvi es novio, pues chorba frik tiene que ser novia friki.

Lamento tu accidente ácido. Siempre he sido una cagueta para bañarme en el mar y siempre ha sido un terror no experimentado a las medusas. No me ha picado ninguna pero les tengo un miedo...

Anónimo dijo...

Tranquila, Be, a mi me dejó una marcas similares en la muñeca y los rastros me duraron un año... luego se ponen marrones como si te hubiera dado el sol solo ahí. Pero no pican.

Be dijo...

Tako, me parece que no vale... Si te muerde un perro es posible que te tengan que pinchar.

Sheena, JAJAJAJA! Voto sí a la degustación de salmorejo, yupi!

Somo, bueno, y más cosas.

Merisuan, ¡tela de araña! ¿Y dónde quedó el clásico barro de toda la vida?

Gato, a mí también me daban pánico. La cosa es que he sobrevivido y que no es para tanto. Es un poco como ortigarse a lo bestia.

Anónimo, pues vaya gracia... a mí se me quitó la marca en un par de días. ¿Sería el tomate?