MANAZAS

Yo, Be, me he cargado la plantilla milenaria de QaD por torpe y con un solo clic. Me autoflagelo ante mis copropietarias y me comprometo a dejarla lo más parecida posible, si no mejor. ¡Palabra!

miércoles, octubre 29, 2008

Mi cambio climático


Es alucinante el frío que hace.

En principio no debería importarme mucho porque llevo semanas con unas ganas locas de ponerme ropa de invierno. Mis faldas de vuelo (con o sin tutús), y de tablas. Mis medias, panties, leotardos. Mis jerseys de cuello alto (con o sin mangas). Mis blusas con lacitos. Mis jerseis de lana superbonitos. Mis vestidos de invierno preciosos. Mis rebecas de todos los colores. Mis gabardinas, abrigos, bufandas, gorros. Mis zapatos de invierno (los de charol rojo superbonitos, los beige de tacón alto, los negros con hebilla, las botas negras de taconazo, las botas marrones de ante, los…).

Pero, aunque debería estar contenta, no puedo. ¡Odio tanto el frío…! Me duelen los músculos de andar tensa todo el día. Y voy superperky a todas partes.

Me despierto en un piso helado, porque la put* comunidad de vecinos ha decidido que no es necesario encender la calefacción central hasta noviembre. Estamos a 9ºc en la calle y a 6ºc dentro de casa (misterio misterioso a dónde c*ño se van esos tres grados).

Enciendo el pequeño calefactor estando aún debajo de mi nórdico. Ni de coña pienso salir de la cama hasta que esto deje de parecer el polo. Sí, nos estamos gastando una pasta en la factura de la luz por hacer la casa habitable con convectores de aire y radiadores eléctricos. Pero es eso o morir.

Y luego llego a la radio y, en plena ola de frío polar, en la redacción hace un calor que no es normal. ¡Hala! Todos en manga corta, como si fuera verano. Lo peor es que no creo que este calor sea planeado. Se habrá roto algo, seguro.

Entro en el estudio y, por un extraño fenómeno paranormal, hace un frío de espanto. Es estar diez minutos dentro y ya se me han quedado las manos heladas.

El nuestro no es un edificio inteligente, es un edificio retrasado mental.

Después de toda la tarde oscilando entre los 30º de la redacción y los 15º del estudio, salgo a la calle. Lluvia, y un frío que pela. Y vuelvo a casa totalmente destemplada.

Y en el ascensor coincido con tres abuelillas.

-Buenas noches.
-¡Hola, bonita! ¿Eres la del 4ºD, verdad?
-Sí…
-Ay, hija, ¿y llegas ahora de trabajar?
-Sí…
-Qué tarde, pobrecita.
(Sí que es tarde, ¿de dónde vendrán las dichosas señoras?)
-Pero qué guapa es, y qué pelo tan bonito.
(Que me ha llovido encima, señoras, venga no me j*dan)
-Tan jovencita, tan elegante…
(Pero qué dicen, señoras, que tengo 31 años y llevo las medias mojadas hasta la rodilla, como si hubiera venido saltando por todos los charcos de la Castellana…)
-Gracias...
-Déjala, María, que se está poniendo colorada.
-No, si…
-Que va, es el frío,que le ha puesto los mofletes colorados.
("Mofletes". Yo me las cargo. A las tres).
-Es que hace mucho frío.
-¡Un frío espantoso!
-Y dentro de casa más que en la calle.
-Vaya, ¿ustedes también se han dado cuenta?

Me bajé del ascensor con ganas de decirles:

-¡Señoraaaaaas! ¡¡¡que son ustedes propietarias!!! ¡Que es a "ésta, nuestra comunidad" a la que no le da la gana poner la calefacción hasta el uno de noviembre! ¡¡¡Y "ésta, nuestra comunidad" son ustedes!!!

Pero me callé.

Y luego encima la cama está helada. Al final me voy a acabar echando otro novio sólo por el frío que hace.

17 comentarios:

The Inner Girl dijo...

Jo, yo he descubierto que no tengo ropa que ponerme, después de leer tu listado. Tengo que ir de compras. :)

Y por otro lado, los microclimas en el trabajo son un misterio. Tienes que vestirte encebolladamente: a capas. Capa de manga corta, capa de manga larga, capa de súperabrigo y luego ir poniéndote capas o quitándotelas según entres o salgas por las puertas. Un horror. :(

Sheena dijo...

Uhmm, ¿eso significa que este viernes por la noche hará un horror de frío en su casa y el sábado in the morning calorcito?.
Si fuera supersticiosa pensaría que hacer coincidir la puesta de la calefacción con el día de difuntos es por algo. los fantasmas al parecer dan frío, o eso parece cada vez que la de Entre Fantasmas se encuentra uno que hay que ver la pobre que parece que no gana para jerseys...
Respecto del cambio climático, osease del invernal clima que nos ha caído encima piensa en positivo: siempre podrás ponerte más ropa, no como en verano que llega un punto que estás asada pero no es plan de quedarse sin ropa en mitad de la calle.
besukis!!
PD: los rojos de charol son divinos.

Somófrates dijo...

Pues yo la última vez que dormí con alguien, cada vez que sus pies me rozaban me salían canas y me drenaba un año de vida.

Casi la meo a ver si así se caldeaba un poco la camita.

Noa dijo...

función principal de los novios en invierno: calentar los pies de la chica, que siempre están fríos.

Be, apoyo tu moción. Este jueves, sin ir más lejos

Pitu Silver dijo...

Mejor buscarse en invierno un novio "osito", de esos con mucho vello corporal para que den calorcillo en la cama ;)

Somo: mearse encima de una chica no suele gustar... :p

missmole dijo...

Es que eso de tener días fijos para encender la calefacción ... Nosotros aquí aún no la hemos puesto, pero ya queda poquito,jeje.

Noa dijo...

Por cierto, no es por disculpar a las señoras propietarias pero encender la calefacción no tiene nada que ver ni con ellas ni con la comunidad.

Es una decisión del ayuntamiento (o de la comunidad, no sé)para ahorrar energía. Cuando yo vivía en una casa con calefacción central, rezábamos para que no hiciera frío antes del 1 de noviembre.

¡Viva la calefacción individual!

Anónimo dijo...

Pues yo estoy encantada con los helores, por fin hace frío!!!!!!

Sospecho que debo de ser una de las pocas mujeres-estufa del planeta. Nunca tengo los pies ni las manos fríos salvo que lleve días sin comer bien.

Madame Discordia

JuanRa Diablo dijo...

Tengo una duda.
Siendo este un blog con cuatro contribuyentes, ¿cómo lo haceis? ¿Cada vez escribe una? ¿Poneis los ingredientes todas y cocina el resultado una sola? ¿A quien debo felicitar si me gusta una entrada?
Bueno, que me conteste cualquiera de las cuatro o las cuatro a la vez.
Gracias.

Misia dijo...

Juanra, cada una de nosotras escribe y publica sus propios post, cada una con su nombre (al final del post, en chiquitajo) y su muñequita.

Prácticamente los únicos posts que hemos hecho al alimón son los de los frikis (Be y yo) y alguno más del blog.

Pero vamos, cualquier felicitación, a cualquiera de nosotras, en común o como sea, será bien recibida :)

Be dijo...

Inner, aquí es espantoso: camiseta de sisa para estar en la redacción>forro polar para estar en el estudio.

Sheena, que va. Porque el viernes vamos a ser unos cuantos y el calor humano compensa la falta de calefacción. Es como lo del buey y la mula en el portal de Belén, pero con frikis. Y el sábado Jona estará haciendo cocido desde buena mañana.

Somófrates, quespanto.

Noa, absolutamente sí. Cena Tripútica y luego ya veremos.

PituSilver, de acuerdo en que no suele molar, aunque yo tenía una amiga que hacía eso de la golden shower pero siendo ella el sujeto activo. Ejem. Lo que nos contaba de la parte logística era de lo más engorroso.

Y nada de acuerdo en lo de los pelos. Un poco es básico, pero demasiado no mola. Al menos a mí.

Missmole, es algo que yo no entiendo. ¿Y si un año no hace nada de frío? ¿Y si otro, como este, nos despertamos con estalagtitas en la nariz? Se nos van a morir las viej...ancianas del edificio y verás tú, todos de luto.

Noa, ¿mestasdiciendo que es Espe la que me está matando de frío? ¿Es eso? Porque cuando era vecina suya, en Malasaña, no se pasaba nadita de frío, no, más bien lo contrario.

Madame Discordia, a mí no me importa que haga frío en la calle, de hecho mola (en dosis moderadas). Lo que me produce ganas de matar son los cambios de temperatura dentro del mismo edificio, o que mi casa parezca el Palacio del Hielo de Majadahonda.

JuanRa Diablo, pues verás. Somos cuatro, aunque LaPerri tiene su blog propio y se prodiga poco por aquí. Las otras tres somos Noa (dibujito supersexy, recostada con pijamita rosa), Misia (con pijama amarillo, dormidina abrazada a un oso) y yo, Be (sentada con camiseta azul y mis braguitas de Hello Kitty). El dibu de LaPerri es una muñequita soñolienta como si se acabara de levantar a beber un vaso de agua o algo.

El dibu es lo primero que se ve, al lado del título del post. Luego abajo, al lado del link para comentar, dice quién lo escribió.

Cada una escribe lo suyo, salvo excepciones muy contadas.

Misi, pues eso, lo que tú decías.

toayita dijo...

Aquí (en Elche) ha entrado hoy el frio de golpe y porrazo...así que esta mañana he llamado desde el curro a mi mami y le he dicho que me pusiera el nordico en la cama....por fin!!!....y estoy deseando llegar a casa (sigo trabajando :S)darme una ducha calentita, ponerme el pijama y meterme debajo del nórdico...lo dificil va a ser levantarse mañana.
Besitos

Achab dijo...

Los mofletes molan. ¿Qué tenéis en contra de lso mofletes?

Y sí, para el frío, lo mejor, el calor humano.

Illuminatus dijo...

Como al ponerme en movimiento entro en calor con facilidad, cuando llega el entretiempo acabo sudando más que en verano porque no llevo la ropa apropiada para según que sitios o situaciones. Me alegra que llegue el frío pero reconozco que sin calefacción es una chufa. Que a gusto se está en la cama, calentito por la mañana con el frío fuera.

Gatasombra dijo...

Hace un frío del copón, señoras y señores. Aquí en la soleada y turística provincia de valencia esta mañana tenemos diez grados, cuando lo normal es no sacar los abrigos gordotes de invierno hasta dentro de un mes.Eso sí, gracias al frío las setas no se están pudriendo en el campo y hay toneladas de ellas. Setaaaaaaaaas *_*
Lo que me recuerda que no tengo botas de agua, porque con esta rasca nos va a nevar fijo...

Cattz dijo...

Diluvia, pero por segundo año consecutivo la gente de Granada me convenció de que llueve poco (¡falacias!) y no necesito unas botas de agua supermonas que vi en un escaparate. Si lo sumamos a la pérdida de dos de mis tres paraguas en manos de gente bienintencionada, que han perdido los de colorines y sólo me queda uno feo de color azul oscuro, que con la mudanza/pintar/decorar no recuerdo dónde demonios escondí la ropa de invierno que es bastante más escasa que la media de una mujer peninsular porque en Tenerife no hace este frío, que hace un frío del carajo y también intentamos sobrevivir hasta el advenimiento de la sagrada calefacción central, mis dolores de espalda y cadera por lo menos me obligan a pasar mucho tiempo en mi cama con mi querido nórdico.
Ya me he desahogado XD

Be dijo...

Toayita, levantarse por las mañanas durante la última quincena de octubre en casas con calefacción central debería estar premiado por, no sé, el ministerio de trabajo. O el de economía. ¡Paga extra de otoño, YA!

Achab, yo nada, mis mofletes y yo tenemos en común el resto del cuerpo, fíjese.

Illuminatus, ¡la cama es un sitio maravilloso!

Gatasombra, cuando he salido de casa al mediodía para comer con mi madre, en la calle hacía 7ºC. Dentro de mi casa hacía 4. ¿Dónde se van esos 3 grados que me faltan? ¡Las setas molan!

Cattz, las botas de agua supermonas son imprescindibles, llueva mucho o no. Píllatelas que ya las amortizarás en el expofriki o cualquier otra fecha en la que vengas a Madrid: este invierno tiene una pinta fatal.